Saltar a: navegación, buscar

Cocoyé

Cocoyé
Información sobre la plantilla
Datos Generales
Orígenes musicales:La Conga
Orígenes culturales:Comparsas Santiagueras
Fecha de origen:siglo XVIII

Cocoyé. Género musical folklórico representativo de la música bailable de Santiago de Cuba, variante de la Conga.

Origen

El cocoyé nació en Los Hoyos. Hoy el nombre se imbrica con la conga centenaria de la barriada santiaguera, la cual asumió tradiciones del cabildo asentado allí.

Pero la historia va más allá de la conga: a fines del siglo XVIII empezaron a arribar a esta urbe franceses que salieron huyendo desde Haití por la revolución en la isla vecina. Muchos de ellos trajeron a sus esclavos domésticos, quienes vinculados a otros negros y mulatos libres de la ciudad que los acogió, transformaron e introdujeron cantos, ritmos y percusión en las parrandas que por aquel entonces recorrían las calles desde el día de San Juan hasta el de Santa Ana.

Error al crear miniatura: Falta archivo
"Abre que ahí viene el cocoyé, Cuidao que te arrollo"
Un canto escuchado a franco-haitianos corrió entre los barrios pobres y fue integrado a diferentes comparsas; de sus letras salió el cocoyé, descubierto en 1836 por el músico catalán Juan Casamitjana, de cuyas anotaciones se hicieron al transcurrir el tiempo, variados arreglos por otros creadores notables.

La conga insigne de Santiago de Cuba es conocida mundialmente por su sello de "Abre que ahí viene el cocoyé", como homenaje a quienes un día organizaron el cabildo de raíces africanas.

Diversos investigadores destacan que representa una de las expresiones más puras del folklore musical cubano y sus orígenes datan del siglo XIX y rememora al grupo de esclavos que se reunía de noche en un solar situado en la calle Rastro, esquina a San Antonio; en el patio se disfrutaba de un cocal y bajo sus sombras, los africanos coreaban con nostalgia estribillos de la tierra lejana y danzaban con los tambores del ya nacido cocoyé.

Entre los iniciadores de la tumba se encontraba Pa´Francisco, un congo que vivió hasta la edad de 106 años. Las coreografías se presentaban en distintas fiestas citadinas y en uno de ellos, se destacó más, donde las mujeres bailaban con hermosas batas blancas. Al final de la ceremonia se ejecuta la danza solemne nombrada Mesón, de compases lentos y tristes, en forma de un círculo muy amplio alrededor de la plaza.

El cocoyé surge desde esas historias, casi leyendas, y fue acogido en los salones de abolengo del Santiago colonial, gracias al director de la banda militar, Casamitjana, pero continuó con sus aires populares, protagonizados actualmente por la conga madre santiaguera.

Evolución

El músico catalán Juan Casamitjana, lo anotó para luego interpretarlo con la banda militar de Santiago, que él dirigía. El 3 de septiembre de 1847 se ejecutó por vez primera en la Sociedad Filarmónica de Santiago de Cuba la obra de Laureano Fuentes Matons, "Popourrí cubano", que era una colección de aires cubanos con el tema "María la O". A este Popourrí..., arreglado para banda militar por Manuel Úbeda, se le añadieron otros estribillos y lo titularon "Cocoyé" o "Ajiaco cubano", y fue ejecutado en 1849 por la banda de música del Regimiento de Isabel II, dirigida por Julián Reinó.

Iconos del género

Posteriormente el pianista y compositor norteamericano Louis Moreau Gottschalk trabajó sobre el tema del "Cocoyé", y el pianista cubano Pablo Desvernine hizo una versión de esta pieza folklórica; pero fue el compositor santiaguero Prudencio Barthelemy «el único que realizó una transcripción completa para piano de todos los temas del Cocoyé, presumiblemente partiendo de la versión de Casamitjana [...]».

En 1925 se estrenó la Obertura sobre temas cubanos de Amadeo Roldán, quien utilizó temas del Cocoyé.

'Al respecto señalaría Alejo Carpentier:

«...Lo más singular era que Roldán, al esbozar su Obertura, se hubiera vuelto, por instinto, hacia un tipo de expresión folklórica captado varias veces en el siglo XIX: El Cocoyé oriental [...]. Es decir, que el músico, al abrir el ciclo de su obra verdadera, al comenzar a encontrarse a sí mismo, recogía una tradición que lo vinculaba directamente con el primer intento hecho en Cuba de llevar lo negro a una partitura seria [...]».

En «Oriental», de los Tres pequeños poemas, Roldán volvería a emplear el Cocoyé.

El tema del Cocoyé no ha dejado de usarse por los músicos cubanos desde su aparición, tanto en la música popular como en la sinfónica o de cámara.

Bibliografía

Véase también

Fuente