Saltar a: navegación, buscar

Comercio internacional

Comercio Internacional
Información sobre la plantilla
Comercio.gif
Concepto:Relaciones de intercambio de bienes y servicios, que establecen los países entre si, a nivel de la economía mundial
Comercio internacional. Se refiere a las relaciones de intercambio de bienes y servicios, que establecen los países entre si, a nivel de la economía mundial. Es uno de los elementos que caracterizan las relaciones económicas internacionales.

Definición

El comercio internacional se refiere a las relaciones de intercambio de bienes y servicios, que establecen los países entre si, a nivel de la economía mundial. Es un fenómeno cuya evolución histórica está estrechamente vinculada al desarrollo del modo de producción capitalista.

Servicios

La denominación servicio se aplica a cualquier actividad o beneficio que una parte puede ofrecer a otra, siendo esencialmente intangible. Dentro de esa definición se destaca el hecho de la intangibilidad de los servicios, es decir, no se pueden palpar antes de ser adquiridos. Los usuarios de un servicio, para reducir la incertidumbre, perciben su calidad mediante la observación de las personas, instalaciones y equipos a través del cual se va a generar.

Dentro de la categoría de servicios se incluyen una gama muy amplia: servicios de transporte, construcción, financieros, de salud, de educación, seguros, viajes, informática, información, públicos, comunicaciones, etc.

A nivel internacional, se brinda una mayor importancia al sector de servicios, en especial aquellos relacionados con nuevas tecnologías. Es opinión generalizada que los servicios modernos cumplen una función dinamizadora en la economía y en el comercio, porque incorporan tecnologías de punta y su calidad de insumos intermedios para la producción de bienes o de otros servicios.

Características de los servicios

Los servicios han contribuido al logro del desarrollo de las actividades productivas e inclusive, han propiciado la canalización del ahorro hacia la inversión, a través de la participación de intermediarios financieros en el ámbito monetario.

El carácter dinámico de los componentes del sector servicios ha contribuido a su fortalecimiento, principalmente en lo que respecta a comercio, restaurantes, establecimientos financieros y seguros.

La creciente participación de este sector se explica, fundamentalmente, en los siguientes aspectos:

  • Elevado nivel de educación de la población.
  • Facilidad de adaptación a cambios.
  • El acceso de la población a los servicios médicos.
  • Las buenas telecomunicaciones.
  • Los servicios públicos.
  • La capacidad disponible en informática y tecnología.

Varias de esas condiciones han favorecido el auge del turismo, los servicios de informática, salud, asesorías y otras áreas relacionadas con la tecnología y las comunicaciones.

Por otro lado, el incremento en la demanda mundial por servicios, es un elemento que en los últimos años ha sido liderado por Estados Unidos y los principales países desarrollados de Europa y Asia.

Desde 1988, a nivel del GATT (General Agreement on Tariffs and Trade, en español: Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio), se viene haciendo énfasis -al respecto del registro de los servicios-, a través de algunos documentos especializados, sobre cuestiones relacionadas con los problemas de las estadísticas del comercio de servicios. En uno de esos documentos figuraba información sobre la labor emprendida en diversos foros internacionales en la esfera de las estadísticas sobre servicios. En el segundo, de 1989, se realiza un examen de la naturaleza de las estadísticas de la Balanza de Pagos -única fuente de información sobre el comercio de servicios- y de los problemas que planteaban. En un tercer documento, de 1990, se describe la base de datos sobre servicios que se había creado en el GATT y se informaba sobre los datos que podía facilitar. En julio de 1995, el Consejo del Comercio de Servicios de la OMC (Organización Mundial del Comercio), publicó una serie de reflexiones sobre la necesidad de implementar acciones concretas a nivel internacional, para promover el análisis y puesta en marcha de métodos para el mejoramiento de las estadísticas del comercio de los servicios. Dichas reflexiones se centran en la necesidad de la creación de un marco estadístico que responda a las necesidades del Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios.

La única fuente de información sobre el comercio de servicios son las estadísticas de la Balanza de Pagos (BP), que se publican anualmente para fines internos.

La totalidad de los datos disponibles hasta 1995, se realizaron con arreglo al marco conceptual y al sistema de clasificación de la cuarta edición del Manual de Balanza de Pagos del Fondo Monetario Internacional (1977). Actualmente se dan algunos pasos, para proceder a la transición a la quinta edición de 1993. En la cuarta edición no se determinó explícitamente lo que constituye el comercio de servicios. En lugar de ello, la cuenta corriente se dividía en partidas de mercancías y partidas no relativas a mercancías; denominadas frecuentemente intangibles o invisibles (embarques, otros transportes, viajes, renta de la inversión, otros bienes, servicios y renta oficiales, servicios y renta privados; y transferencias unilaterales privadas y oficiales).

El contexto en el que se enmarcan la metodología y los procedimientos para la contabilización del comercio de servicios, está rodeado de una serie de hechos importantes, entre los cuales resaltan: el que las estadísticas de balanza de pagos correspondientes a los servicios se están mejorando considerablemente y ha aumentado la cooperación entre las organizaciones internacionales interesadas en el desarrollo del tema.

La única fuente de información de ámbito mundial sobre servicios son las estadísticas de la balanza de pagos del Fondo Monetario Internacional, que facilitan los gobiernos para efectos de que ese organismo las publique. La mayor parte de los datos disponibles hasta 1995, se facilitaron con arreglo al marco conceptual y al sistema de clasificación de la cuarta edición del Manual de Balanza de Pagos del Fondo Monetario Internacional.

Actualmente, algunos países están procediendo a la transición a la quinta edición del Manual de Balanza de Pagos del Fondo Monetario Internacional. Por su parte, la Organización Mundial del Comercio, a través del Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios (AGCS), propone un marco estadístico para el registro del comercio de servicios, que difiere en varios aspectos metodológicos, de definición misma, de clasificación (desagregación) y cobertura (concordancia) de las recomendaciones del Fondo Monetario Internacional, aún en su quinta edición. Esta organización en su definición del comercio de servicios, incluye las ventas realizadas en el mercado interno por entidades extranjeras, que se considerarían residentes y segó en los criterios del Fondo Monetario Internacional.

Por otra parte, en el Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios se establece entre cuatro modos de suministros: suministro transfronterizo, consumo en el extranjero, presencia comercial y presencia de personas físicas.

En la cuarta edición del Manual de Balanza de Pagos del Fondo Monetario Internacional, no se determina explícitamente lo que constituye comercio de servicios. En lugar de ello, la cuenta corriente se divide en partidas de mercancías y partidas no relativas a mercancías; éstas últimas se denominan frecuentemente invisibles: embarques, otros transportes; viajes; renta de la inversión; otros bienes, servicios y renta oficiales; otros bienes, servicios y renta privada; y (facultativamente) transferencias unilaterales privadas y oficiales.

Las estadísticas de la Balanza de Pagos referentes al comercio de servicios plantean la característica fundamental de que el carácter intangible de los servicios impide su registro en la frontera, como ocurre en el comercio de bienes. Además, las transacciones se estiman utilizando registros de divisas, los estudios de otras instituciones o ambas cosas a la vez.

Cabe destacar que, bajo los auspicios de la ONU ha iniciado un Grupo de Tareas Interorganismos sobre Estadísticas de Servicios. Presidido por la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) y figuran en él representantes de EUROSTAT, el FMI, la ONU, la UNCTAD (en español: Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo), el Banco Mundial y la OMC (Organización Mundial del Comercio). Entre sus objetivos figuran los siguientes:

  1. Reforzar la cooperación entre las organizaciones que trabajan en la esfera de las estadísticas sobre servicios.
  2. Fomentar la elaboración de normas, sistemas y clasificaciones internacionales.
  3. Mejorar la disponibilidad, calidad y comparabilidad internacional de las estadísticas sobre servicios.
  • Facilitar la prestación de asistencia técnica a los países en desarrollo.

En el Fondo Monetario Internacional, a través del Comité de Estadísticas de Balanza de Pagos, se han emprendido investigaciones preliminares sobre la medición de las transacciones internacionales en sectores tales como los de servicios financieros y servicios de seguros. Además, del análisis de las asimetrías bilaterales de los datos sobre transacciones que entrañan actividades internacionales de viajes, comunicaciones, construcción y seguros.

La OCDE tiene, junto con EUROSTAT (Statistical Office of the European Communities, en español: Oficina Europea de Estadística), un grupo de expertos sobre el comercio de servicios, cuyos objetivos son la mejora y normalización de los datos de los países de la OCDE. Entre sus principales resultados, cabe citar la recopilación de las estadísticas de la OCDE sobre transacciones internacionales de servicios y la elaboración de una nueva clasificación conjunta OCDE-EUROSTAT.

Tipos de servicios

Transportes

Comprende todos los servicios de transporte que impliquen el traslado de pasajeros, bienes, el alquiler de medios de transporte tripulado y servicios conexos como carga y descarga, almacenamiento y depósito, embalaje y reembalaje y las comisiones y derechos de agentes en relación con el transporte de pasajeros y bienes.

Turismo

Comprende los bienes y servicios que las personas adquieren en una economía, para su uso propio durante su estancia en ella. Se propone la siguiente clasificación en cuanto al motivo del viaje:

  • Viajes de negocios
  • Viajes personales

Servicios financieros

Se incluyen los derechos pagados por cartas de crédito, aceptaciones bancarias, líneas de crédito, arrendamiento financiero y las transacciones en moneda extranjera. Además, debe incluir las comisiones y otros derechos relacionados con transacciones de valores.

Servicios de seguros

Estos servicios abarcan la prestación por parte de empresas aseguradoras residentes, de varias clases de servicios de seguros a no residentes, y viceversa. Quedan comprendidos muchos tipos de seguros, entre los que se incluyen: los seguros de fletes, contra accidentes, marítimos, contra incendio, reaseguros, de vida y los servicios de pensiones y rentas vitalicias suministradas en forma comercial.

Servicios de salud

Servicios prestados entre países ya sea de los profesionales a otros países, como es el caso de Cuba o los viajes que realizan los pacientes buscando posibles vías de curas.

Servicios de educación

Viajes personales realizados por aquellas personas que buscan este servicio, además de los profesionales que lo brindan, en un país ajeno al de su residencia.

Servicios de construcción

Estos servicios comprenden los trabajos relativos a proyectos de construcción e instalación, realizados por empresas de construcción residentes en una economía, distinta de aquella en la que tienen lugar los trabajos.

Servicios de comunicaciones

Incluye dos categorías principales de transacciones de comunicaciones internacionales entre residentes y no residentes:

a) Telecomunicaciones, que abarca la transmisión de sonido, imágenes u otra información por teléfono, télex, telegrama, fax, redes comerciales, teleconferencias y servicios de apoyo

b) Servicios postales y de mensajería, que abarcan la recolección, el transporte y la entrega de correspondencia, diarios, publicaciones periódicas, folletos, otros materiales impresos y paquetes. Se incluyen también los servicios que prestan las oficinas de correos y el alquiler de casillas postales.

Tendencias actuales

Las tendencias del comercio internacional de mercancías (o bienes) y servicios, en la etapa actual de la globalización, no son, en muchos casos, sino continuación de las existentes en otros periodos. Al mismo tiempo, la dinámica de la globalización ha acentuado otras.

En el comercio internacional actual, tal como en otros periodos, existe una alta concentración del comercio mundial, tanto por estructura como por su orientación geográfica.

El comercio de servicios (tal como el de bienes, muy concentrado) ha incrementado su participación en el comercio internacional. No obstante que el comercio de bienes es predominante, la dinámica del crecimiento de los servicios ha sido superior a la del crecimiento de las mercancías.

Los servicios clasificados como otros servicios comerciales (servicios de informática y servicios conexos que se prestan a las empresas; servicios de investigación y desarrollo, inmobiliarios, audiovisuales, de comunicaciones, de construcción, distribución, de enseñanza, medioambientales, culturales y deportivos, entre otros), los de mayor dotación de capital y de mayor valor agregado, son predominantes: 48.1% del total de servicios comerciales, por 23.6% de servicios de transporte y 28.4% de servicios de viajes.

Otra tendencia del comercio internacional actual es la ampliación del comercio intraindustrial, definido como la exportación e importación simultaneas de productos manufacturados correspondientes a la misma rama industrial.

También en el comercio internacional ha aumentado la participación del comercio intrafirma, es decir, el intercambio comercial que se realiza dentro de una misma empresa transnacional, entre la casa matriz y las filiales o entre las mismas filiales; lo que le permite a la empresa transnacional minimizar los efectos de la competencia. Al mismo tiempo puede desplazar recursos financieros para reducir, entre otros, los costos tributarios y arancelarios.

De acuerdo con evidencias, entre 30 y 40% del comercio internacional se realiza al interior de las propias empresas transnacionales.

Otra tendencia es la estructura oligopólica del mercado mundial, lo que significa que operan pocos vendedores de un mismo producto, los cuales dominan el mercado y esto le permite influir sobre la producción y los precios. Estas empresas, generalmente transnacionales, toman en cuenta las decisiones de los competidores, y en la medida en que concentran la producción, concertan acuerdos entre ellos.

Unida a las tendencias ya descritas, aparece otra, relativamente novedosa, a la consolidación y desarrollo de grandes bloques comerciales regionales. El ejemplo más notable es la Unión Europea, que como bloque comercial es el primero en el mundo por el volumen de su comercio. Otros ejemplos son el Tratado del Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), entre Estados Unidos, Canadá y México; las crecientes relaciones comerciales intrasiáticas y el MERCOSUR y su ampliación.

Si bien se mantiene el protagonismo de los países desarrollados en el comercio mundial, es de notar el crecimiento del comercio entre los países subdesarrollados (o comercio sur-sur). El peso de un grupo de países subdesarrollados en el comercio internacional actual, conforma lo que se ha dado en llamar la nueva geografía del comercio internacional. El comercio sur-sur se concentra fundamentalmente en pocas economías de Asia Oriental.

Una última tendencia es el “reforzamiento” de las bases multilaterales del comercio internacional, con la creación de la OMC (Organización Mundial del Comercio).

Dumping

El "dumping" (del término en inglés "to dump", "decargar" o "verter") puede referirse a cualquier tipo de fijación de precios predatorios. Sin embargo, la palabra generalmente se utiliza sólo en el contexto de las leyes del comercio internacional en donde el dumping se define como la práctica en donde una empresa establece un precio inferior para los bienes exportados que para los costos de producción que tiene la empresa del país adonde se importan esos bienes, sacando de competencia a la empresa local. El término tiene una connotación negativa, pero los defensores del libre mercado ven al "dumping" como algo beneficioso para los consumidores y creen que los mecanismos proteccionistas para evitarlo tienen consecuencias negativas. Los sindicalistas y otros defensores de los obreros sin embargo creen que la salvaguarda de las empresas nacionales frente a prácticas abusivas tales como el dumping, ayudan a aliviar algunas de las consecuencias más severas de libre comercio y entre las economías en diferentes etapas de desarrollo. Según la Organización Mundial de Comercio (OMC) el dumping es condenable (pero no está prohibido), cuando causa o amenaza con causar un daño importante a una rama de producción nacional en el país importador.

Fuentes