Consejo de Gobierno Cubano en la Guerra del 95

Consejo de Gobierno Cubano en la Guerra del 95
Información sobre la plantilla
Fecha:18 de septiembre de 1895 hasta octubre de 1897
Descripción:
Entidad de la República en Armas con poderes legislativo y ejecutivo
Consejo de Gobierno Cubano en la Guerra del 95. Entidad de la República en Armas con poderes legislativo y ejecutivo, conferidos por la Constitución de Jimaguayú.

Hechos

Dos figuras destacadas del 68, Salvador Cisneros Betancourt -presidente- y Bartolomé Masó -vicepresidente- encabezaron el Consejo de Gobierno, entidad de la República en Armas con poderes legislativo y ejecutivo, conferidos por la Constitución de Jimaguayú. El mandato compendió desde el 18 de septiembre de 1895 hasta octubre de 1897.

El equipo incluyó a cuatro secretarios, cada uno con subsecretario: en guerra, el general Carlos Roloff, un veterano de la Guerra de los 10 Años; hacienda, el hacendado Severo Pina Marín; interior, el médico Santiago García Cañizares y relaciones exteriores, el abogado Rafael Portuondo Tamayo, los tres revolucionarios de la nueva generación.

Como había mostrado en la primera guerra, Cisneros era un ferviente partidario del civilismo y de los poderes republicanos y democráticos, pues repudiaba el caudillismo propagado en otros países de América Latina, y su actuación provocó crisis con el mando militar.

Cisneros Betancourt tomó decisiones que competían a la esfera militar o que interferían éstas sin conocimiento del General en Jefe Máximo Gómez; entre otras, hizo designaciones de jefaturas militares y favoreció la actividad económica de los hacendados camagüeyanos.

El siguiente Consejo -elegido el 29 de octubre de 1897- fue presidido por Bartolomé Masó -el único del anterior gobierno-, y el Dr. Domingo Méndez Capote asumió la vicepresidencia; contó con las mismas secretarías: José B. Alemán, de la guerra; Ernesto Fonts Sterling, de hacienda; Andrés Moreno de la Torre, del exterior y Manuel Ramón Silva, del interior.

Finalmente fue creada una interrelación entre el nuevo Consejo de Gobierno y Gómez que recuperó el mando supremo de la revolución y las facultades para conducir la política militar, aunque la Constitución de La Yaya (proclamada el 30 de octubre de 1897) diera al secretario de la guerra la primera jerarquía del Ejército Libertador con fines de "imagen exterior" pues en Estados Unidos se hablaba del carácter militarista de la contienda cubana.

En la nueva Carta Magna fue ratificada la forma de gobierno decidida en la Asamblea de Jimaguayú y se reglamentaron los requisitos para ser presidente y vicepresidente, las funciones de los secretarios y los principales derechos individuales.

Fuente

  • Colectivo de Autores. Historia de Cuba, Génesis Multimedia 2002. Producido por Génesis Multimedia, Editorial de la Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A. ISBN:959-7124-38-6