Saltar a: navegación, buscar

Crisipo de Soli

Crisipo de Soli
Información sobre la plantilla
Chrysippus.jpg
Crisipo de Soli, filósofo estoico que se concentró principalmente en cuestiones de lógica y de moral
Nacimiento281 a. C.
Tarso o Soli (Cilicia) Bandera de Grecia Grecia
Fallecimiento208 a. C.
?
Ocupaciónfilósofo
PadresApolonió

Crisipo de Soli. Fue un filósofo griego del siglo III a.C. que se convirtió en uno de las principales figuras del estoicismo. Tras la muerte de su fundador, Zenón de Citio. Ya en la Antigüedad, le llamaban segundo fundador de la Stoa y hasta decían: «De no haber existido Crisipo, no existiría tampoco la Stoa». Diógenes Laercio escribió: «Si los dioses se ocuparan de dialéctica, utilizarían la dialéctica de Crisipo». Los estoicos dividían la lógica en retórica y dialéctica. Crisipo dio para la lógica una definición exacta de la proposición y de las reglas concernientes a la división sistemática de todas las proposiciones en simples y compuestas (Estoicos).[1]

Síntesis biográfica

Natural de Tarso o de Soli (Cilicia), figura máxima de la escuela estoica. Fue muy importante en su epoca ya que escribió 705 tratados, desaparecidos en su mayoría y de los que unicamente ser conservan algunos trozos.

Fue el paradigma de la elocuencia y la retórica en su tiempo , y uno de los filósofos asceticos mas destacados Pero a pesar de todo, este pensador tenia sentido del humor y de paso afecto a los animales, por lo que tuvo la brillante idea de darle de beber vino a su burro.

Puede parecer un maltrato hoy dia, pero en la epoca con la carestia del vino, tenia que tener gran afecto al animal, sobretodo porque un burro es capaz de beberse un cubo de 10 litros de una tacada. Las consecuencias fueron evidentemente lamentables para el pollino que se emborrachó e intentó comerse los higos de un cactus, unos higos chumbos. Ésto le produjo un ataque de risa a Crisipo de Soli … que le provocó la muerte y se personalizó en el la frase “morirse de risa“.

Muerte

Su muerte, un tanto extraña: murió de un ataque al corazón tras explotar a carcajadas al ver como su burro, borracho éste, intentaba a duras penas comer un par de higos.

Filosofía estoica

Un prolífico pensador

Escribió más de setecientos tratados acerca de lógica, ética y física, no obstante, de todo ello apenas ha perdurado una colección de títulos y diversos fragmentos. Fue un filósofo muy respetado en la Antigüedad y su labor fue decisiva para el estoicismo en general, en especial por su tentativa sistematizadora de la lógica megárica-estoica.

Separaba la dialéctica en lógica de los significantes (sonidos articulados que se refieren a algo) y en lógica de los significados (lo que cada término de una lengua expresa). Estas teorizaciones lógicas fueron culminadas por Crísipo con una sintaxis lógica de las proposiciones (axiomata) simples o compuestas, con una definición de los argumentos indemostrables, y un conjunto de reglas de inferencia.

Contra lo contingente

Tal y como lo intentó Cleantes, su maestro, pero a través de un enfoque diferente, también buscó la refutación del famoso argumento de Diodoro Crono, acerca de la reducción de lo posible a lo real. Esta tesis enunciaba que toda posibilidad es real, puesto que, aún si no ha sucedido, nada impide que alguna vez acontezca. Esta premisa se contrapone directamente a una de las nociones más caras al pensamiento estoico, misma que explica que: todo hecho es necesario en su acontecer, puesto que se orienta según el destino (heimarmene), es decir, la ley inalterable de las cosas.

Destino y libertad

No obstante lo anterior, en ese mismo afán combativo contra la propuesta de Diodoro Crono, Crisipo distinguía entre hechos necesarios, como la muerte de Sócrates (todos los hombres son mortales) y hechos necesarios, como perder la vida bebiendo cicuta (Sócrates pudo haber fallecido por otras causas). Es decir, Crisipo trató de hacer patente la distinción entre necesidades absolutas y necesidades relativas, dentro de la perspectiva estoica de la realidad. Es justamente en el ámbito de las necesidades relativas, en donde se despliega la moral estoica del sabio: su decisión y capacidad de existir de acuerdo a la naturaleza, y conforme al logos que determina los derroteros de las cosas y los acontecimientos.

Actualidad

Todos sus textos se han perdido en las arenas del tiempo. Y de sus más de 700 trabajos, sólo se conservan citas realizadas por los personajes anteriormente mencionados y unos pequeños fragmentos chamuscados hallados recientemente en la Villa de los Papiros -una biblioteca romana “congelada en el tiempo” tras ser devorada y enterrada por las cenizas del volcán que consumió a la ciudad de Herculea, que junto a Pompeya, se ha convertido en el mayor tesoro arqueológico de la historia. Al presente sólo se han procesado una pequeña cantidad de documentos de la misma, principalmente ya que, literalmente, se debieron de inventar y crear nuevas tecnologías para esta tarea. Por lo que en el futuro, con suerte, se puedan encontrar más fragmentos perdidos de clásicos de la antigüedad.-

Referencias

  1. Rosental M. y P. Iudin. Diccionario Filosófico. Ediciones Universo, Argentina, 1973, p. 91.

Fuentes