Saltar a: navegación, buscar

Crucero de Batalla HMS Hood

Crucero de Batalla HMS Hood
Información sobre la plantilla
Bhood.jpg
Historial Bandera del Reino Unido Reino Unido
Astillero John Brown & Co.
Clase Admiral
Tipo Crucero de Batalla
Botado 22 de agosto de 1918
Baja 24 de mayo de 1941
Características generales

Crucero de Batalla HMS Hood. Crucero de Batalla Británico, buque insignia y orgullo de la Marina Real de la Gran Bretaña, diseñado como una versión mejorada de la Clase Courageous. Recibió el nombre en honor al almirante del siglo XVIII Sir Samuel Hood.

Características técnicas

  • Construido por: John Brown & Co., Clydebank, Inglaterra.
  • Tipo: Crucero de Batalla
  • Clase: Admiral
  • Unidades: HMS Hood.
  • Puesta de quilla: 1 de septiembre de 1916.
  • Botado: 22 de agosto de 1918.
  • Entregado: 5 de marzo de 1920.
  • Desplazamiento: 42.100 toneladas carga estándar / 46.200 toneladas carga máxima.
  • Dimensiones: Eslora: 263 m / Manga: 31.5 m / Calado: 9 m.
  • Propulsión: 24 Calderas Yarrow / 4 Turbinas Brown-Curtis / 4 hélices de 3 palas, 6 metros de diámetro.
  • Potencia: 151.200 CV.
  • Velocidad: 30 nudos (60 km/h).
  • Autonomía: 11.500 km a 16 nudos (30 km/h).
  • Tripulación: 1,421 tripulantes.
  • Armamento: 8 Cañones de 381 mm, 2 Tubos Lanzatorpedos de 52,5 cm en ambas bandas, armamento secundario de 12 Cañones de 140 mm, en posiciones simples escudadas, 8 piezas dobles de 102 mm en manteletes abiertos.
  • Blindaje: 381 mm frontal de las torretas / 305 mm lateral / 37-50 mm cubierta.
  • Ala Embarcada: 1 Hidroaviones / 1 Catapulta.

Historia

Puesto en quilla el 1 de septiembre de 1916 en los astilleros John Brown, el HMS Hood fue botado el 22 de agosto de 1918 y completado el 15 de mayo de 1920. Por entonces era el buque de guerra más grande del mundo.

Entre los años 1923 y 1924 realizó un largo crucero al que se le dio gran publicidad. Desarrollaba una velocidad de 32 nudos, que hacía también que fuera uno de los más rápidos, para lo cual se había sacrificado parcialmente el blindaje de cubierta con el objeto de conseguir esa mayor velocidad.

Su blindaje, fue incrementado después de haber hecho un análisis sobre la pérdida de los cruceros durante la Batalla de Jutlandia, a pesar de lo cual, continuó estando poco protegido.

Participó en muchas travesías de representación en las colonias inglesas entre 1920 y 1939. Durante este período, sólo sufrió una modificación de importancia, en 1931, al instalarse en el extremo de popa una catapulta y una dotación de cuatro hidroaviones. Por otra parte, sus máquinas y calderas nunca fueron modificadas, ni se sometió a un recorrido completo en el astillero, por lo que en 1939 se encontraba en bastantes malas condiciones y apenas alcanzaba los 30 nudos.

El HMS Hood participó en el bloqueo internacional que hubo durante la Guerra Civil Española operando en el Cantábrico.

El inminente estallido de las hostilidades hizo que el Almirantazgo decidiera cancelar las modificaciones proyectadas, que contemplaban reemplazar toda la artillería secundaria por 8 torres dobles de 133 mm (al igual que los acorazados del tipo Prince of Wales que se estaban construyendo) y sustituir las calderas por otras de tipo más moderno, tal y como se había hecho, con gran éxito, en el HMS Renown.

Durante el inicio de la Segunda Guerra Mundial, estuvo destinado en la Home Fleet, en aguas metropolitanas británicas. Tras unas breves obras en las que se desembarcó la artillería secundaria, fue destinado, en junio de 1940, a la Fuerza H, con base en Gibraltar.

El 3 de julio participó en la Batalla de Mers el-Kebir, hundiendo junto con otras unidades británicas varios navíos franceses ahí anclados, entre ellos los acorazados FNS Provence, FNS Bretagne y FNS Strasbourg. En septiembre de ese mismo año regresó a la Home Fleet, participando en la infructuosa caza del DKM Scharnhorst y el DKM Gneisenau en el marco de la Operación Berlín a cargo del almirante Günther Lütjens, en marzo de 1941.

Batalla del Estrecho de Dinamarca

En mayo de 1941, el HMS Hood y el acorazado HMS Prince of Wales recibieron la orden de interceptar al acorazado alemán Bismarck y al crucero pesado Prinz Eugen, que estaban en ruta al Atlántico, donde debían atacar los convoyes aliados.

El 24 de mayo de 1941, en la Batalla del Estrecho de Dinamarca, el Hood fue alcanzado por varios proyectiles alemanes, que lo hicieron explotar y se hundió. Sólo tres de los 1,418 tripulantes sobrevivieron, significó la mayor pérdida de vidas en una nave británica durante la Segunda Guerra Mundial. Debido a su supuesta invencibilidad, la pérdida tuvo un efecto devastador en la moral británica

Fuentes