Saltar a: navegación, buscar

Cualidades del proceso docente educativo.

Cualidades del proceso docente educativo
Información sobre la plantilla
Concepto:Cualidades del proceso docente educativo. La cualidad es una característica natural o adquirida que distingue a las personas o las cosas.
Cualidades del proceso docente educativo. Determinadas cualidades que distinguen al proceso docente educativo y lo diferencian de otros: naturaleza, niveles estructurales, niveles de profundidad, niveles de asimilación y niveles de acercamiento a la vida. Estas cualidades son categorías de la didáctica.

Naturaleza

El proceso docente-educativo surge como tal para satisfacer una necesidad social, un encargo social, un problema, es decir, la necesidad de la preparación de los ciudadanos de un país, de las nuevas generaciones, que es sin dudas, de naturaleza social.

Los objetivos, son la expresión pedagógica del encargo social, no son más que las características didácticas que aspiramos formar en los estudiantes, para que satisfagan esas necesidades sociales, que asume el egresado en el seno de la sociedad.

El contenido, lo que debe dominar el estudiante, no es más que la concreción didáctica de la cultura que la humanidad ha ido acumulando en su desarrollo histórico y social, seleccionado en el proceso para satisfacer el objetivo. El método, como vía, camino, para llegar al objetivo, es individual; pero se desarrolla para alcanzar el objetivo que es didáctico, social, mediante su realización personal.

La naturaleza de estos componentes es didáctica, así como las leyes que relacionan esos componentes, las cuales son, fundamentalmente, de naturaleza social. El proceso docente-educativo tiene en las leyes pedagógicas su esencia, las cuales expresan las relaciones que se dan, primero, entre el medio social y el proceso docente; y segundo, entre los componentes, cuya naturaleza es didáctica, y que se desarrolla en cada sujeto, que lo prepara para la vida, para vivir en la sociedad. Las leyes pedagógicas vinculan lo social, como elemento fundamental, con lo individual, para formar a los hombres de la sociedad.

Niveles estructurales

En correspondencia con el nivel estructural los procesos docentes pueden clasificarse en dependencia del mayor o menor grado de complejidad. El proceso de orden mayor, el más abarcador es la carrera o tipo de proceso educacional escolar a través del cual se garantiza la formación del egresado y se resuelve el encargo social. El subsistema, sistema inmediato menor es la disciplina docente o área de estudio, que garantiza durante su desarrollo la formación de algunos de los objetivos que se declararon en el sistema mayor o que ayuda a lograrlos; la agrupación de todas las disciplinas en una unidad es el sistema mayor o carrera. Las disciplinas, a su vez, se dividen en asignaturas o módulos, que se pueden definir como aquellos procesos docentes que en su desarrollo garantizan uno o varios objetivos de la disciplina. Con igual enfoque podemos dividir las asignaturas en temas o unidades, y estos en clases. La célula del proceso es la tarea docente, que no puede ser objeto de divisiones, ya que pierde su naturaleza y esencia.

El otro nivel de estructura del proceso docente-educativo, es de carácter horizontal: el año, que se corresponde con la sistematización de todas las asignaturas o módulos que en un momento determinado recibe el educando. Cuando se expresa el concepto de año también se tiene en cuenta, con igual significación el de semestre, bloque u otra opción temporal que permita agrupar a un conjunto de asignaturas en un momento determinado.

Nivel de profundidad

El nivel de profundidad expresa el grado de esencia con que se desarrolla el proceso, que posibilita, a su vez, la clasificación del mismo. Así, por ejemplo, los problemas de Mecánica, en la asignatura de Física, se pueden resolver o no con ayuda del cálculo diferencial e integral, lo que determina dos posibles niveles de profundidad al respecto.

Niveles de asimilación

El nivel de asimilación expresa el nivel de dominio que de un contenido se aspira alcanzar en un estudiante. La clasificación del proceso, en correspondencia con este criterio, es: reproductivo, productivo y creativo.

El primer nivel de asimilación, el reproductivo, se refiere a que el escolar tiene que ser capaz de repetir la información recibida; el segundo, el productivo, a que puede resolver problemas nuevos con los conocimientos y habilidades que dispone; el tercero, el creativo, a que el estudiante se enfrente a problemas nuevos pero no dispone de todos los conocimientos o habilidades para su solución y requiere entonces, del uso de la lógica de la investigación científica para su solución.

Niveles de acercamiento a la vida

El principal objetivo del proceso formativo es preparar al hombre para el trabajo en un cierto contexto social. El resto de los objetivos: la formación de las convicciones y los valores en el hombre, se van alcanzando como consecuencia de sus apreciaciones y en sus relaciones con otros individuos, en el trabajo en grupos, colectivos, clases sociales, en correspondencia con su actividad laboral, a escala social.

El proceso docente-educativo tiene un carácter laboral porque el trabajo es la vía fundamental para la satisfacción de las necesidades y de la transformación del hombre; es investigativo, porque la investigación científica ofrece el instrumento, la metodología para resolver los problemas, haciendo más eficiente su labor.

Es el trabajo cada vez más científico, el contenido fundamental del proceso formativo. El hombre es más productor mientras más realizado se sienta con su obra, mientras más se vea reflejado en lo que realiza, ejecuta, concibe y crea. En consecuencia, el proceso formativo tiene que ser fundamentalmente laboral e investigativo.

Pero el proceso no es sólo de carácter laboral e investigativo, es también de carácter académico, ya que el estudiante para su educación, tiene que apropiarse de parte de la cultura de la humanidad, en ocasiones de un modo abstracto. Es decir, lo laboral se identifica con la vida y lo académico es una abstracción, una modelación, una aproximación a la vida, pero imprescindible para la preparación del educando.

El carácter del proceso docente-educativo tiene una clasificación en correspondencia con sus niveles de acercamiento a la vida: en académico, laboral e investigativo.

Fuentes bibliográficas

  • Alvarez de Zayas, Carlos M. Hacia una escuela de excelencia. La Habana: Editorial Academia, 1996.
  • Alvarez de Zayas, Carlos M. La escuela en la vida (soporte digital).
  • Alvarez de Zayas, Carlos M. Los contenidos de enseñanza. La Habana: ISCM, 1987
  • Cuba. Ministerio de Educación. Pedagogía. La Habana: Editorial Pueblo y Educación,1984.
  • Klingberg L. Introducción a la Didáctica General. La Habana: Editorial Pueblo y Educación, 1978.
  • Medios de Enseñanza, Comunicación y Tecnología Educativa. Curso 15 Pedagogía '95.de FERNÁNDEZ, B. e ISEL PARRA.

Enlaces externos