Saltar a: navegación, buscar

Eduardo Cordón

Eduardo Cordón Arellano
Información sobre la plantilla
NombreEduardo Cordón Arellano
Nacimiento1826
Bujelensa, provincia de Granada en Bandera de España España
Causa de la muerteAsesinado
NacionalidadEspañol
Ocupaciónmilitar
CónyugeLeonela de Feria Garayalde

Eduardo Cordón Arellano. Coronel del Ejército Libertador. Combatiente por la independencia de Cuba, mambí por excelencia que eligió ir a la manigua para que Cuba fuera una Patria libre.

Datos biográficos

Infancia

Nació en 1826 en Bujelensa, provincia de Granada en España. Incorporado al ejercito español llegó a ser oficial de caballería.

Vida laboral

Trasladado a Cuba y licenciado del ejército ocupa el cargo de capitán pedáneo de Cacocum. A diferencia de la mayoría de los funcionarios coloniales, que miraban con desprecio y recelo a los cubanos, Cordón sentía un profundo respeto y cariño por el pueblo cubano.

Su matrimonio con Leonela de Feria Garayalde, perteneciente a una familia de patriotas, y su amistad con Julio Grave de Peralta influyen decisivamente en él, incorporándose al movimiento revolucionario.

Vida revolucionaria

Comprometido con la conspiración que daría inicio a la guerra de 1868, la capitanía de Cacocum se convirtió en un centro de actividades revolucionarias. Allí se hacía propaganda, reuniones, se preparaban armas, mientras Cordón le informaba a sus superiores que nada ocurría en la capitanía bajo su mando.

Gracias a esta colaboración en Cacocum se organizó uno de los grupos más numerosos de conspiradores en Holguín, lo que fue un factor fundamental en el inicio de la guerra.

El 14 de octubre de 1868 se levanta en armas junto a Julio Grave de Peralta en Guayacán del Naranjo, secundando el alzamiento de Céspedes. Desempeñó este internacionalista español un importante papel en la organización de las fuerzas insurrectas.

Participó en el ataque a Holguín del 30 de octubre, el sitio a esa ciudad hasta el 6 de diciembre de 1868 y el bloqueo. Trabajó arduamente en la dirección de las obras defensivas y obstáculos entre los caminos que unían Gibara y Holguín y en los combates contra las columnas que trataron de burlar el bloqueo.

Por sus méritos, experiencia y valor personal fue ascendido a Coronel el 18 de enero de 1869. Cuando se produce el desembarco del “Perrit” fue uno de los primeros jefes insurrectos que acudieron en su ayuda participando en las acciones contra las tropas españolas que trataron de apoderarse del valioso cargamento.

Ocupó diferentes cargos en las filas insurrectas, como Jefe de compañía y miembro del Estado Mayor de Julio Grave de Peralta.

Muerte

Se encontraba muy enfermo en una ranchería mambisa cuando una columna española lo sorprende. Sin medios con que defenderse, apenas si podía caminar, el coronel Eduardo Cordón fue cruelmente asesinado por aquellos esbirros delante de su esposa y sus pequeños hijos. Así cegaron aquella vida, que a pesar de los prejuicios de su época y su posición social se puso al lado del pueblo, dejando su ejemplo de internacionalismo y solidaridad humana.

Fuente

  • Mambises internacionalistas, páginas 6 y 7. Abreu Cardet José y Elia Sintes.