Saltar a: navegación, buscar

Energía Eólica

(Redirigido desde «Energía eólica»)
Energía Eólica
Información sobre la plantilla
Energía Eólicaaa.jpg
Concepto:Es la energía obtenida del viento, energía cinética generada por efecto de las corrientes de aire, y que es transformada en otras formas útiles para las actividades humanas

Energía Eólica. El término eólico viene del latín Aeolicus, perteneciente o relativo a Eolo, dios de los vientos en la mitología griega. La energía eólica ha sido aprovechada desde la antigüedad para mover los barcos impulsados por velas o hacer funcionar la maquinaria de molinos al mover sus aspas.

Historia

La energía eólica o proveniente del viento es una de las que más tempranamente supieron aprovechar las personas, al impulsar los barcos a vela. Con el tiempo la gente se dio cuenta de que la fuerza del viento podía ser utilizada también para mover las aspas de los molinos. Los altos precios del petróleo, sus desventajas como contaminante, y por último el anuncio de que este combustible está próximo a agotarse, han volcado los ojos de la ciencia a las nuevas energías. Entre estas, la energía eólica destaca por ser totalmente limpia, es decir, no contaminante. Si quieres saber cómo puede ser transformada la fuerza del viento en electricidad, no tienes más que mirar el recurso flash que presentamos a continuación.

Como casi todos los grandes inventos del hombre, la autoría de la vela se pierde entre su omnipresencia en mares y océanos, y su historia se enaltece desde que los sumerios la izaron por primera vez hacia el año 4500 a.C. Algo similar ocurrió con los molinos de viento. Con más referencias documentales nos llega la generación de electricidad a partir del viento, desde finales del siglo XIX.

El inventor norteamericano Charles F. Brush marcó un hito histórico al diseñar y construir en 1888 la primera turbina eólica de funcionamiento continuo para generar electricidad. El rotor del aparato tenía un diámetro de 17 metros y 144 palas fabricadas con madera de cedro. Su potencia era de 12 kW y servía para cargar baterías en el sótano de su casa.

Expansión creciente

Esta es la tecnología energética renovable que más se ha expandido en los últimos años, compitiendo con tecnologías convencionales no renovables como las que usan combustibles fósiles y la nuclear. En el 2008 las turbinas eólicas generaron unos 260 TWh, un 1,5 por ciento de la energía eléctrica producida en el planeta. Según la Asociación Mundial de Energía Eólica, la potencia eólica instalada globalmente supera los 121 GW. Setenta y seis países la emplean para generar electricidad.
Estados Unidos de América ocupa el primer lugar en el ranking eólico. Su potencia de este tipo instalada cubre la demanda de 4,5 millones de hogares y se incrementó 49 por ciento respecto a 2007, acumulando hoy unos 25 GW. Le sigue de cerca Alemania, con 24 GW, y después España y China. La Asociación Americana de Energía Eólica asegura que aprovechando la energía eólica ese país evitó la emisión de 36 millones de toneladas de CO2 en 2008.
De los 20 parques eólicos más grandes del mundo, la mitad está en Estados Unidos. El mayor está en Texas y tiene una potencia de 736 MW. El más hondo de los parques eólicos costa afuera que operan hoy en el mundo está a 23 kilómetros de la costa de Holanda. Los cimientos de sus turbinas están a profundidades de entre 19 y 24 metros.
Los expertos consideran que para 2010, en el mundo habrá una potencia eólica instalada de 170 GW. Países como Holanda, Reino Unido, Dinamarca y Alemania miran hacia el mar al planificar sus futuros parques eólicos.

Medio ambiente y mitos

No existe una tecnología energética absolutamente limpia, ni siquiera entre las renovables. Todas tienen impacto ambiental. Sin embargo, la eólica califica entre las más limpias, pues no se emiten Gases de Efecto Invernadero (GEI), no se generan residuos tóxicos, ni se necesita agua para enfriamiento, como en las centrales térmicas.
Para 2020 el empleo de la energía eólica para generar Electricidad evitará la emisión de unos 10 000 millones de toneladas de CO2 al año. A nivel mundial, China e India abarcan el 90 por ciento de los proyectos de aplicación del Mecanismo de Desarrollo Limpio, uno de los métodos concebidos dentro del Protocolo de Kyoto para la reducción de emisiones de GEI. Ambos países prevén instalar por esa vía una potencia eólica de unos 17 GW.
Los hipercríticos de la tecnología eólica, incluidos ambientalistas que luchan contra las fuentes no renovables de energía, dicen que los aerogeneradores son ruidosos; matan a las aves; no ayudan a combatir el cambio climático; que los parques eólicos no producen más energía que la que se invierte en fabricarlos, y que a la gente no les gustan. Según el sitio web de la Asociación de Energía Eólica de Canadá, hoy los aerogeneradores se fabrican bajo estrictas normas que garantizan muy bajos niveles de ruido. Respecto a las muertes de aves, es cierto que ocurren, pero al instalar cada parque eólico se hacen estudios de impacto ambiental que incluyen la interacción de las especies con las turbinas. Sobre el tema continúan llevándose a cabo estudios minuciosos en Europa y Norteamérica. En Estados Unidos se estima un promedio nacional de unas dos aves muertas al año por turbina. Un parque eólico como el de la Isla de la Juventud puede evitar la emisión anual de más de 1 200 toneladas de GEI. Un aerogenerador produce durante seis meses y un año, como promedio, la energía invertida en su fabricación y continúa generando electricidad durante 20 a 25 años. Finalmente, el asunto del impacto visual es cuestión de gustos. A muchos nos satisface saber que esas enormes máquinas generan electricidad sin emitir humo y que la energía que usan no se nos puede bloquear.

Desarrollo en Cuba

De acuerdo con la Asociación Mundial de Energía Eólica, Cuba ocupaba al finalizar 2007, el lugar 61 en potencia eólica instalada. El primer parque eólico cubano se yergue como firme demostración de las potencialidades del viento en el archipiélago para producir electricidad. Se ubica en Isla Turiguanó, provincia de Ciego de Ávila, y tiene dos máquinas de 225 kW.
Un resultado de la Revolución Energética es el despegue del empleo del viento para producir electricidad. El país cuenta hoy con herramientas muy importantes para planificar su desarrollo eólico, entre las que está el mapa del potencial eólico nacional. Cuando se concluya la instalación del parque Gibara 2 llegaremos a 11,7 MW. En diez años podríamos tener instalados varios cientos de megawatt, de un potencial que los cálculos más conservadores sitúan en unos 2 000 MW. El impacto de los huracanes resulta el factor más complejo. Los ciclones de 2008 causaron daños menores en el parque eólico Los Canarreos, en la Isla de la Juventud, que cuenta con tecnología anticlónica, y en Gibara 1, donde fue destruida la casa de control, pero las turbinas soportaron el embate de Ike.
Eolo tiene un papel cada vez más activo en el avance hacia el desarrollo sostenible. Pero llegar a esa meta requerirá de transformaciones globales que garanticen el acceso de todos los seres humanos a fuentes y tecnologías energéticas, sin especulaciones ni usos banales o despilfarro, sino con solidaridad, complementación y respeto ambiental.

Fuentes

Enlaces externos