Saltar a: navegación, buscar

Enrique Pertierra Serra

Enrique Pertierra Serra
Información sobre la plantilla
Error al crear miniatura: Falta archivo
NombreEnrique Pertierra Serra
Nacimiento1 de noviembre de 1957
Mantua, Pinar del Río Bandera de Cuba Cuba
OcupaciónEscritor

Enrique Pertierra Serra (Mantua, Pinar del Río, Cuba, 1957). Historiador, ensayista y narrador, autor del libro Mantua en Cuba, entre la historia y la leyenda, ensayo histórico que presenta la audaz y polémica tesis sobre la fundación del municipio pinareño Mantua por náufragos italianos.

Vida

Nació en Mantua el 1 de noviembre de 1957. Cursó estudios primarios en el Centro Escolar "Antonio Maceo" junto a su mejor amigo Ariel Cueto Urquiola y continuó en la Secundaria Básica en el Campo "Comandante Pinares", terminando la enseñanza media en el Pre Universitario en el Campo "Francisco Gómez Toro", tras lo cual fue llamado a las filas del Servicio Militar General. Después de tres años en el ejército, donde alcanzó la especialidad de tercer grado en Defensa Antiaérea, comenzó a estudiar la carrera de profesor de inglés en el Instituto de Perfeccionamiento Educacional de Pinar del Río, de donde egresó en 1984.

Su inclinación a la literatura se acentuó al ser licenciado del ejército. A principios de la década de 1980 ingresó en el taller literario "Las Villas", en el que obtuvo sus primeros lauros.

Su obra: El ensayo

El ensayo de tema histórico y literario ha marcado la mayor parte de la obra de este autor. Su primera entrega, Mantua a Cuba. Fra storia e leggenda (A cura de la associazzione Mantova e Mantovani nel Mondo, Mantova, Italia, 1995), que constituye además su libro más publicado, es un intento de aproximación a la verdad histórica sobre un hecho presuntamente ocurrido hace más de tres centurias ¿Fundaron náufragos italianos la pequeña villa de Mantua en la desolada y agreste campiña pinareña de principios del siglo XVII, como cuentan nuestros tatarabuelos porque a su vez lo oyeron de los suyos? El propósito del historiador no es construir una historia a partir de nociones preconcebidas y adaptarlas a su gusto, sino reproducirla con la mejor evidencia y dejar que hable por su cuenta y ese fue el estilo que marcó la obra.

Este libro tiene otras ediciones en los años 2001 y 2005, por Ediciones Loynaz, y una en el 2007 por el Mantua Cigar Club, Mantova, Italia.

En el caso de Italianos por la libertad de Cuba (Editorial José Martí, La Habana, 2000), segundo libro del autor, se narra cómo hombres con un alto sentido de la justicia y de la solidaridad cruzaron el Atlántico, y otros, ya emigrados en los Estados Unidos, se unieron a las huestes del Ejército Libertador y brindaron todo de sí, cual si fuera su propia patria, para alcanzar la tan añorada independencia de Cuba del colonialismo español. Datos, pormenores, anécdotas contadas por sus propios protagonistas se nos regalan en este libro gracias a la minuciosa y seria investigación realizada por su autor Enrique Pertierra Serra.

Cthulhu, como se crea un mito (Ediciones Loynaz, 2005), es un acercamiento a la mitología del horror creada por Howard Phillips Lovecraft y sus seguidores en una literatura que, pese a su vínculo con lo raro, lo perturbador, con el espíritu de las antiguas historias de magia negra, ha resultado creíble durante toda una época para un no despreciable número de lectores que no pueden escapar a la sensación de miedo, o cuando menos de incertidumbre que provoca.

Este título constituye una sugestiva guía para leer esta parte de la obra del controvertido escritor norteamericano, cuya antología de 409 páginas La Casa Hechizada y otros relatos ha sido publicada en Cuba por la editorial Arte y Literatura con prologo, selección y traducción de Ricardo Barnet.

Historia de Mantua I (1492-1868), (Ediciones Loynaz, 2009), su último título, es una excursión exhaustiva a través de los anales mantuanos, desde la llegada de Cristóbal Colón a Cuba, hasta casi doscientos años más adelante en el tiempo.

Este libro, más que un asomo a la memoria de la localidad que abre a los interesados en esta disciplina un amplio abanico de posibilidades para conocer aspectos de interés que la historia mayor, centrada en otros de más impacto o en apariencia más trascendentales para la nación o el mundo, obvia, pero cuya acumulación o simple acontecer cimenta, es un paseo por las polvorientas calles del villorrio que en 1716 alcanzó la categoría de pueblo, por caminos, montes, campos labrados, fincas, ríos y arroyos, en los años primigenios, de lo que hoy es el municipio, es contemplación de las luchas y avatares de sus pobladores, antes y después de la colonización, su organización social y economía, en fin, un largo viaje a las raíces como, en su momento Emeterio Santovenia, benemérito mantuano, por primera vez lo hiciera.

Textos del autor han sido publicados además en la antología Garibaldini a Cuba 1850-1898. Antología a Cura di Carlo lambiase (Edizioni Intra Moenia, Napoli, Italia, 2008) prologada por el prestigioso intelectual cubano Eusebio Leal Spengler, en la cual aparecen otros estudiosos del tema tales como Francisco Galvanese, Domenico Capolongo, Aldo Garzia, Félix Julio Alfonso López y Yoel Cordoví Núñez.

Mantua en Cuba... y en el mundo

La historia local, tan poco divulgada y sin embargo tan necesaria para reafirmar el sentimiento de identidad, el amor a la nación mediante el conocimiento de sucesos y personalidades de la de la patria chica que nos enorgullecen, se da en ocasiones de manera tan singular, que adquiere visos de inverosimilitud, de aventura de ficción. Eso precisamente ocurre en el caso de las versiones populares sobre la fundación de Mantua, que atribuyen ésta a náufragos italianos.

De generación en generación la oralidad ha traído hasta nuestros días esta versión de tan fuerte arraigo que en el escudo mantuano, creado por Valderrama en 1946, se representa el naufragio. Sin embargo, ¿es demostrable el hecho a la luz de la historiografía actual? He ahí donde Pertierra, acucioso investigador, nos compromete en este filtreo entre la historia y la leyenda, hurgando en la memoria de de los más viejos habitantes de la zona, registrando acontecimientos y aportando documentos encontrados en ambas orillas: Mantova, Italia y Mantua, Cuba, que nos inclinan a creer en este relato defendido por él, como buen mantuano a ultranza.

Significativo resulta de por sí el nombre de la villa y el río al cual se asoma, que figuran ya en los más antiguos documentos de archivo encontrados por el autor, sin que pueda nadie explicar su origen, perdido en el tiempo como no sea por la vieja leyenda. Y si bien las autoridades españolas intentaron imponerle Guane del Norte al villorrio, este no trascendió, pues los pobladores se aferraron a su itálica denominación, tomada probablemente del buque en que arribaron sus ancestros, a los que algunos atribuyen la catadura de corsarios y piratas y otros la de exploradores al servicio de alguna monarquía europea. No menos curiosidad despierta la veneración a la Virgen de las Nieves, bajo cuya advocación la Virgen Madre preside, como patrona, la occidental parroquia de Cuba.

Por otro lado, los archivos parroquiales de Mantua, Guane, baja y otros de la zona en la época, recogen en sus libros un importante número de apellidos italianos, que de alguna manera podrían estar relacionados con todo lo anterior, y que sucintamente se ofrecen aquí por el investigador.

Aspectos de interés sobre la lejana región lombarda, su historia y cultura, que podrían desatar especulaciones sobre su posible relación con la pequeña ciudad cubana, que no sólo Pertierra, sino investigadores de ultramar están ahora empeñando en demostrar, se esbozan de manera abarcadora pero asequible en los capítulos de este libro que se destaca por la novedad y la polémica de un tema no solo de interés local, sino que trasciende la frontera de la isla y se extiende al mundo entero.

La narrativa de ficción

Sus primeros trabajos publicados consistieron en artículos sobre literatura de ciencia ficción y la conquista espacial en periódicos como Granma, Trabajadores, Juventud Rebelde, Tribuna de La Habana, Guerrillero, Girón y otros diarios, así como tabloides culturales.

Retoma la literatura de ficción después de un largo período dedicado a la investigación histórica con la novela Los náufragos de Gardinalle, que se encuentra en proceso de Edición por la Editorial Hermanos Loynaz, en colaboración con el escritor pinareño Luís Hugo Valín. Esta confraternidad literaria Pertierra-Valín se ha consolidado y en la actualidad, además de sus proyectos individuales, trabajan en conjunto en el género de novela.

Premios

Entre los premios literarios obtenidos cuenta con el Primer Premio en el Evento municipal de Talleres literarios, género cuento, 1982; Primer Premio en el Evento municipal de Talleres literarios, género cuento, 1983; Primera mención en el Evento municipal de Talleres literarios, género cuento,1984; Primer premio en el Concurso Municipal de Literatura, género cuento, 1990; Primer premio en el Concurso V Centenario del inicio de la Evangelización en América, Octubre, 1992; Primer Premio en el Taller científico sobre Historia de la Localidad, otorgado por la Comisión municipal Historia de la Localidad, Mantua M.N, el 22 de enero de 1994, Primer Premio en el Cuarto Simposio de la Cultura Pinareña, Diciembre de 1994; Premio Aldo Martínez Malo de la crítica literaria 2006 al mejor texto por Mantua en Cuba: entre la historia y la leyenda (Ediciones Loynaz, 2005).

Fuentes

  • Currículo personal de Enrique Pertierra Serra.
  • De Italia llegó un barco, por José Raúl Fraguela.
  • Mantua: tras la confirmación de su paternidad, por Adalys Pilar Mireles.