Saltar a: navegación, buscar

Espuela de Plata (revista)

(Redirigido desde «Espuela de Plata»)
Espuela de Plata
Información sobre la plantilla
P espuela de plata.jpg
Publicación cubana de significativa importancia dentro de la serie de revistas que distinguió el quehacer editorial de los miembros del conocido grupo Orígenes.
Director(ar):José Lezama Lima, Guy Pérez Cisneros y Mariano Rodríguez
ImprentaTalleres Úcar, García y Compañía
CirculaciónBimestral
Fecha de Fundación1939 - 1941
UbicaciónLa Habana
PaísBandera de Cuba Cuba
IdiomaEspañol
Espuela de Plata. Revista bimestral cubana de arte y poesía. Impresa en los talleres de Úcar, García y Compañía, era dirigida por el poeta José Lezama Lima, el crítico de arte Guy Pérez Cisneros y el pintor Mariano Rodríguez.

Inicios

Espuela de plata Cuaderno de arte y poesía en Cuba, estuvo dirigida por José Lezama Lima, Guy Pérez Cisneros y Mariano Rodríguez, y con un comité de colaboración en el que aconsejaron Jorge Arche, José Ardévol, Gastón Baquero, Eugenio Florit, Alfredo Lozano, Amelia Peláez, René Portocarrero, Justo Rodríguez Santos, Cintio Vitier, Virgilio Piñera y Ángel Gaztelu.

Espuela de Plata señaló –luego del empeño inaugural de la revista Verbum (1937)– la coherencia y solidez progresivas del ideario cultural que mostraría años después su perfil definitivo en Orígenes (1944-1956).

Ya en «Razón que sea», título del primer editorial de la revista, sus editores declaraban metafóricamente algunos de los presupuestos que serían centrales al pensamiento origenista: su absoluto respeto por la creación; su concepción de lo artístico en un sentido esencial y trascendente; su preocupación a un tiempo nacional y cosmopolita; así como su apartamiento de los discursos de vanguardia en particular del surrealismo).

Reunió –como advirtió José Lezama Lima– a una generación eminentemente poética cuyo destino dependería de «una realidad posterior»; esto es, protagonista de una «tradición por futuridad» que, lejos de satisfacerse con lo hecho, aspiraba a encarnar y realizarse en lo venidero.

Colaboradores

Se contaban entre sus colaboradores el músico José Ardévol, los escritores Cintio Vitier y Gastón Baquero y los artistas plásticos Jorge Arche, Alfredo Lozano, René Portocarrero y Amelia Peláez. Sus siete números aparecieron entre septiembre de 1939 y agosto de 1941. Constituyó el empeño de un grupo de jóvenes intelectuales, pertenecientes a la segunda promoción de la vanguardia en Cuba y su propósito era indagar en lo más auténtico del ser nacional.

Aunque Espuela de plata tuvo corta vida, demostró la existencia de una generación nueva en el arte y la literatura cubanas y fue una especie de preparación para un empeño mucho mayor: la edición de la revista Orígenes y con ella la consolidación de un grupo que resultaría clave para la cultura nacional.

Artículos publicados

La revista publicó materiales siempre inéditos –poemas, cuentos, traducciones, críticas, trabajos sobre arte– de autores cubanos como Mariano Brull, Emilio Ballagas, Ramón Guirao, Arístides Fernández, Enrique Labrador Ruiz, entre otros; y foráneos, como Paul Valéry, Gaston Bachelard, Jules Supervielle, James Joyce, T.S. Eliot, Louis Mac Neice, junto a los que tuvieron una destacada presencia escritores españoles como Manuel Altolaguirre, María Zambrano, Jorge Guillén, Luis Cernuda, Pedro Salinas, José Ferrater Mora y Juan Ramón Jiménez, a quien le fuera dedicado un número de homenaje (el tercero). Estuvo ilustrada con dibujos, viñetas y cuadros de René Portocarrero, Mariano Rodríguez, Jorge Arche, Alfredo Lozano y Amelia Peláez.

Expresó por igual esa posición marginal respecto de las instancias oficiales, que también sería propia de Orígenes. En la «Nota de recorrido» que encabezó el último de sus números (el sexto), por ejemplo, se declaraba que: «Al cumplir “Espuela de Plata” su primer año de publicación, no desea ningún índice subrayador ni quiere mostrar más que la invisible estela de su sí.

Un sí situado plenamente dentro de la gran tradición del silencio que se realiza. Y que se empeña en mostrar cada vez con más eficacia cuanto es posible hacer al margen de inútiles esferas oficiales de cultura, de la apestada burocracia cultural. Los directores oficiales de la cultura y los chequeados profesores ignoran beatíficamente cuánto se está haciendo por encima de su ignorancia y de su homogéneo dormir».

Cierre de la revista

Elogiada por Juan Ramón Jiménez como «la mejor revista de poesía» de las que recibía, no pudo ésta, sin embargo, sobrepasar su sexto número, luego de cambios operados en su organización (Ángel Gaztelu pasaba a formar parte de los directores, en tanto Manuel Altolaguirre, Eugenio Florit, Gastón Baquero, Justo Rodríguez Santos y Cintio Vitier dejaban de integrar el equipo de los que aconsejaban) que incidieron en el fin de Espuela… y en la separación de algunos de sus miembros en tres revistas distintas: Nadie Parecía. Cuaderno de lo Bello con Dios (1942-1944), dirigida por José Lezama Lima y Ángel Gaztelu; Poeta. Cuaderno trimestral de poesía (1942-1943), dirigida por Virgilio Piñera; y Clavileño. Cuaderno mensual de poesía (1942-1943), editada por Gastón Baquero, Cintio Vitier, Emilio Ballagas, Eliseo Diego, Justo Rodríguez Santos, Luis Ortega, Fina García Marruz, Bella García Marruz y Ernesto González Puig.

Fuentes