Saltar a: navegación, buscar

Francis Harry Compton Crick

Francis Harry Compton Crick
Información sobre la plantilla
FrancisH.jpg
NombreFrancis Harry Compton Crick
Nacimiento8 de junio de 1916
Fallecimiento28 de julio de 2004
Causa de la muerteCáncer de colon
OcupaciónBiología molecular, Física
 Francis Harry Compton Crick (1916-2004). Biofísico británico galardonado con el premio Nobel de Medicina y Fisología en 1962. Compartió el galardón con el biólogo estadounidense James D. Watson y con el biofísico británico Maurice Wilkins por sus descubrimientos sobre la estructura del ADN, una larga molécula que almacena la información genética de los organismos.

Biografía

Infancia y juventud

Nació en Northampton, Inglaterra. Asistió a la escuela local y consiguió una beca para estudiar en la Escuela Mill Hill, en el norte de Londres, a los 14 años.

Estudió Física en el University College de Londres. Después de su graduación, en 1937, Crick intentó conseguir el título de doctor estudiando las propiedades del agua a temperatura y presión elevadas.

La II Guerra Mundial interrumpió sus estudios; durante este periodo Crick trabajó en el servicio científico del Ministerio de Marina, colaborando en el diseño de minas magnéticas y acústicas.

Después de la II Guerra Mundial, Crick decidió que su interés estaba en la biología. Hubo dos temas por los que se interesó especialmente: lo que más tarde él mismo describió como la “frontera entre la vida y la no vida” y la neurobiología. Decidió concentrarse inicialmente en el primer objetivo, estudiando los componentes químicos que forman la base de los seres vivos. Así, en 1947 regresó al ámbito escolar para estudiar biología en el Laboratorio de Investigación Strangeways de la Universidad de Cambridge.

Otra etapa de su vida

En 1949 Crick se trasladó al Laboratorio Cavendish de la Universidad de Cambridge para obtener el título de doctor. Trabajando con el físico y premio Nobel británico William Bragg, Crick estudió la estructura de las proteínas mediante difracción de rayos X. La técnica de difracción de rayos X permite obtener modelos de la estructura química de una molécula. Finalmente, se cambió a una unidad del Medical Research Council (MRC), un laboratorio de financiación pública localizado en la Universidad de Cambridge.

Crick trabajó bajo la tutela del bioquímico británico de origen austriaco Max Perutz y, junto al bioquímico británico, John Kendrew, dos futuros premios Nobel. Crick estudió inicialmente la estructura de la hemoglobina, una proteína de color rojo, rica en hierro, que transporta el oxígeno en la sangre. Sin embargo, no pasó mucho tiempo hasta que Crick centró su interés en el estudio de la estructura del ácido desoxirribonucleico.

En 1951 Watson se unió a Crick en el Laboratorio del Medical Research Council (MRC). Ambos compartieron el mismo deseo apasionado por determinar la estructura del ADN y, durante los dos años siguientes, trabajaron juntos en esas investigaciones. Wilkins y la biofísica británica Rosalind Franklin empleaban el análisis mediante difracción de rayos X para el estudio de la molécula de ADN en el King´s College de Londres. Crick y Watson aplicaron los estudios de difracción de rayos X creados por Wilkins y Franklin a sus propias investigaciones. Después de varios intentos sin éxito, Crick y Watson usaron los modelos obtenidos por Franklin mediante difracción de rayos X para desarrollar un modelo tridimensional de la estructura del ADN. Este modelo representaba el ADN como dos cadenas complementarias enrolladas formando una doble hélice.

En 1953 Crick y Watson publicaron sus hallazgos en la revista científica Nature. Gracias a estos trabajos, los científicos pudieron comprender y describir los seres vivos en términos de estructura e interacción de moléculas por primera vez. Reconocido como uno de los descubrimientos más significativos del siglo XX, la identificación de la estructura del ADN influye prácticamente en todas las disciplinas científicas de las ciencias de la vida.

Crick recibió su grado de doctor por la Universidad de Cambridge en 1953. Después trabajó con Watson durante algún tiempo, estudiando la estructura de los virus. Pero, finalmente, regresó al estudio del ADN y sus hallazgos provocaron numerosos avances en el campo de la genética.

Él y sus colaboradores determinaron cómo el orden de las bases, subunidades químicas del ADN, actúan como un código que determina la secuencia de aminoácidos en las proteínas. Junto al genetista británico de origen sudafricano Sydney Brenner, Crick descubrió que los codones, grupos de tres bases, proporcionan las instrucciones para la síntesis de los veinte aminoácidos conocidos.

Crick lanzó dos teorías sorprendentes que han superado la prueba del tiempo. En su hipótesis del adaptador, Crick sugirió que pequeñas moléculas de ácido ribonucleico (ARN) junto con diversos enzimas funcionan como intermediarios entre el ADN y los aminoácidos durante la síntesis de proteínas. Recibida inicialmente con escepticismo por la comunidad científica, la teoría acabó confirmando su validez con el descubrimiento del ARN de transferencia y las enzimas adaptadoras. Crick también postuló la teoría de que el flujo de información genética va del ADN al ARN y desde éste a la proteína, y que la información genética no puede fluir en el otro sentido.

Esta teoría ha sido puesta a prueba repetidamente desde que Crick la presentara en una reunión de la Sociedad Experimental de Biología en 1957 y en la actualidad está considerada un principio crucial de la biología molecular.

Últimas investigaciones

En 1977 Crick se trasladó al Instituto Salk de Estudios Biológicos en La Jolla (California), donde desarrolló su interés por la neurobiología, estudiando el funcionamiento del cerebro. Trabajó en cuestiones relacionadas con los orígenes de la vida en la Tierra. Nunca tuvo miedo de emitir una teoría controvertida y en 1981 escribió Life itself, libro en el que argumentaba que la vida en la Tierra podría haberse originado a partir de microorganismos que llegaron desde cualquier otro lugar del Universo.

Muerte

Murió el 28 de julio de 2004 en el Hospital de la Universidad de San Diego, a los 88 años, como consecuencia de un cáncer de colon.

Fuente