Saltar a: navegación, buscar

Fray Benito (Rafael Freyre)

(Redirigido desde «Fray Benito»)
Consejo Popular Fray Benito
Información sobre la plantilla
Localidad de Cuba
EntidadLocalidad
 • PaísBandera de Cuba Cuba
 • ProvinciaHolguín
 • MunicipioRafael Freyre
 • FundaciónSiglo XIX
Parque Fray Benito Rafael Freyre.JPG
Parque central

Consejo Popular Fray Benito. La segunda población en importancia del municipio Rafael Freyre, provincia de Holguín, Cuba. Con una población situada a sólo 7 kilómetros de Cayo Bariay.

Ubicación geográfica

Situada en los 21º 2' 19 de latitud norte y los 76º 3' 25m de longitud oeste y a 40 metros sobre el nivel del mar, limita al noroeste con Jururú y Carenero, al norte con Bracito, al noreste con Cayo Bariay, al oeste con Lindero y Potrerillo, al este Juan Cantares y Santa Lucía, por el suroeste La Ceiba, al sur con La Lima, y al sureste con La Viuda.

Historia

El poblado de Fray Benito surge con el nombre de Corralillo tras el asentamiento de algunas familias campesinas en la zona. Nombre que provendría del anterior Corral de Mulas, por ser este precisamente el punto de encuentro y descanso de los jinetes y comerciantes con sus mulas cargadas de mercaderías y comunicaciones a ser distribuidos en la región. Más tarde, en honor a un frayle de nombre Benito, quien durante años aboga por las causas de sus moradores, pasa a ser nombrado como Fray Benito desde principios del Siglo XVIII

Período colonial

Con el crecimiento de la población, especialmente al norte de la villa de Holguín, se crearon en 1804 las primeras capitanías pedáneas y éstas fueron Maniabón, Auras, Fray Benito y Bariay.

Treinta y tres años más tarde y a causa de la precaria condición de la capilla de Bariay y el abandono del poblado por sus moradores, Don Luis de Quesada, párroco interino, se vio en la obligación de trasladarse a Fray Benito, poblado a solo dos leguas y con la presencia ya de más de doscientas familias. Fue el padre Claret quien diera oídos a la solicitud humilde y castiza que le dirigieron los principales de Fray Benito. Todos estos datos los conservó el padre José Mosaguer, quien fuera párroco de Fray Benito en 1879.

Con el advenimiento de la guerra en 1868 y el estancamiento económico de la región, varias construcciones y propiedades fueron cayendo en la ruína, entre ellas las paredes de la iglesia. El 30 de diciembre de 1873 Gibara y Fray Benito son segregados de la jurisdicción de Holguín, constituyendo Tenencia de Gobierno y Municipio. El 24 de julio de 1874 sin embargo, es desaprobada por Real Orden dicha segregación. Pero el 26 de junio de 1875 otra Real Orden deja sin efecto la anterior, quedando definitivamente constituido el municipio de Gibara. Fray Benito se integra a este término municipal.

Caracterizada su población por su fidelidad a la corona española y su apoyo al ejército colonialista, la plaza de Fray Benito es atacada el 11 de enero de 1876 por Antonio Maceo, acción que despierta la conciencia en varios sectores criollos, hasta entonces apáticos o indiferentes a la guerra.

El 15 de julio de 1921 un fuego incontrolable destruye la antigua iglesia, llegando a devorar incluso el bronce de las campanas. Con diez mil pesos aportados por los vecinos se comienza la construcción de la iglesia actual.

Período Neo-colonial

Fray Benito se transforma en un prácticamente olvidado pueblo interior. Parte importante de su mano de obra marcha por periodos cada vez más prolongados a la procura de trabajo. Sólo décadas después de iniciado el período neo-colonial, Fray Benito recupera paulatinamente su participación comercial en la zona. A partir de 1940 Fray Benito constituye una zona electoral o barrio del recién creado partido judicial y distrito fiscal de Gibara.

El dictador Fulgencio Batista, nacido en la vecina comarca de Banes y bautizado precisamente en la parroquia de Fray Benito, visita el poblado el 8 de septiembre de 1956 Día de la Virgen de la Caridad del Cobre. Es recibido por el comerciante Manolo Pérez Soberats y en su intervención Batista encomienda la construcción del muro, la escalinata y el coro de la iglesia, además de tres aulas.

Al salir de la iglesia visita el club Unión Progresista, desde donde se dirigió al pueblo acompañado por el coronel Blanco Rico y por Nicomedes Hernández. Es célebre en la comarca un encuentro del presidente con el vecino Alejandro Saavedra, quien lo acusó del asesinato de Guiteras y tras recibir golpes y encarcelamiento, fue puesto en libertad por el entonces alcalde de Gibara. Durante la dictadura se incrementan las acciones clandestinas y se crean células del Movimiento 26 de Julio

Período revolucionario

Tras ser declarada la nueva constitución socialista del país, es aprobada el 3 de julio de 1976 la Ley No. 1304 que establece una nueva división político-administrativa. De esta forma Fray Benito es constituido como territorio electoral del recién creado municipio de Rafael Freyre. La participación del poblado en la economía municipal es la importante producción agrícola, así como la creación de un centro de acopio y distribución.

El desarrollo turístico del cercano litoral a partir de 1992 con establecimientos hoteleros de categoría 4 y 5 estrellas en Playa Esmeralda, Playa Pesquero; la constitución del Parque Nacional Cayo Bariay a escasos 7 km de Fray Benito, el reconocimiento de la Marina Internacional Puerto de Vita, así como el creciente prestigio de eventos internacionales anuales como el Festival Internacional de Cine Pobre de Gibara y la Fiesta Iberoamericana en Holguín, han favorecido de alguna manera la reanimación de economía en la zona.

El asentamiento cuenta con la construcción de una moderna sala de rehabilitación, un policlínico, funeraria, dulcería, panadería, casa de la cultura, así como otros centros construidos después del triunfo revolucionario el 1 de enero de 1959.

Caracterización físico geográfica

Se encuentra presente en su litoral costero una excepcional belleza natural, favorable para el desarrollo del turismo donde sobresale la bahía de Cayo Bariay y Jururú así como las playas Carenero, Cayo Bariay.

Relieve

El poblado se encuentra localizado entre las elevaciones y mogotes de mediana altura correspondientes al grupo Maniabón, y la línea costera al norte de la provincia de Holguín, caracterizada por la peculiar formación de bahía de Bolsa. Es por ello que Fray Benito presenta una peculiar topografía, con destaque en su calle principal o Calle 5 y la ramificación de otras arterias que descienden o se elevan de acuerdo a las características del terreno. En algunos casos, las colinas han perdido espacio ante el empuje de casas, bohíos y escuelas.

Desde varios puntos del poblado se distinguen las elevaciones y la misma ciudad de Gibara, sobre todo ante la aparición de las luces nocturnas de la Villa Blanca; los cerros y bahías de Jururú y Bariay, los colores del Atlántico y la elevación de la Silla de Gibara.

Hidrografía

La presencia de algunos arroyos o riachuelos que atraviesan o enmarcan los límites del poblado, le confiere a Fray Benito un permanente aire de apacible antigüedad, donde arboledas, pequeños puentes y colinas dibujan un espacio herido por la continua sequía de los alrededores. Fray Benito viene siendo una especie de oasis en la geografía de sabanas, mogotes y mar tropicales.

Cultura

En la localidad esta ubicada la Iglesia Católica Santa Florentina, fundada en 1820, y una de las 23 parroquias supeditadas a la diócesis de Holguín. En ella se encuentran los libros parroquiales de bautizos y matrimonios de muchas de las familias fundadoras de poblados en la región.

Si bien durante el largo período de dominio español en la isla, Fray Benito se mantiene como baluarte de los valores católicos, manifestado sobre todo en su tradicional Fiesta de Santa Florentina, en el aspecto religioso una nueva presencia de manifestaciones foráneas se va introduciendo en la cotidianeidad de su gente, influenciado por la llegada de inmigrantes norteamericanos y el natural proceso de transculturación: espiritismo de cordón, aparición de casas de oración y templos protestantes, sobre todo bautistas, pentecostales y metodistas, así como la llegada de los primeros Testigos de Jehová. Para la segunda mitad del Siglo XX Fray Benito es espejo de la realidad religiosa de la nación, con una importante merma de católicos confesos y una pujante presencia de corrientes afro-cubanas y protestantes.

Fuentes

  • Periódico local La Idea No. 13, Fray Benito, domingo 26 de marzo de 1922.
  • Periódico local La Idea No. 12, Fray Benito, 19 de marzo de 1922.
  • Artículo: Fray Benito. Consultado: 4 de enero de 2012.