Saltar a: navegación, buscar

Fuerte San Fernando

Fuerte San Fernando de Botón
Información sobre la plantilla
Obra Arquitectónica  |  (Fortaleza colonial)
Descripción
Tipo:Fortaleza colonial
Localización:Bahía_Honda, Pinar del Río, Bandera de Cuba Cuba

Fuerte San Fernando de Botón. Fortín ubicado con el objetivo de defender la entrada de la bahía de posibles ataque de corsarios y piratas.

Objetivo.

Fuerte de San Fernando de Botón ubicado en Bahía Honda, al este del puerto del mismo que lleva el nombre del propio pueblo, dominando su entrada, fue construido por España en 1818 con el objetivo de defender la entrada de la bahía de posibles ataque de corsarios y piratas, contaba con una batería semi circular a barbeta con 4 gruesas piezas que dominaban toda la bahía, franqueaban la referida batería dos obras de figura rectangular de las cuales parten dos alas y franqueaban también sus caras quedando serrada la obra por la unión líneas rectas, de las entradas de dichas alas, una de estas y parte de la otra están rodeadas de fosos anchos y profundos, en lo restante de la obra, no es la altura del muro tanto como convendría para presentarle una resistencia por las caras de la tierra.

Descripción y actividades.

Esta contaba con 5 piezas de artillería, alojamiento para 20 hombres, aljibe y demás accesorios para su conservación y defensa. El diámetro de semi circulo de este fortín es de 30 varas castellanas, el techo era de tajas con canales que se comunicaban con el aljibe y sus paredes de valiosos baluarte de mampostería y artillería. Sus piezas de artillería siempre se mantuvieron en silencio, solo una vez se escucho el detonar de sus cañones en tiro de prueba. Durante la gesta libertadora de 1868 es utilizado como fortaleza militar española, después de terminada la guerra del 68 y durante la llamada Tregua Fecunda la mantienen en su poder los españoles aunque con poca actividad. Ya en 1895 en los meses anteriores a la invasión y conociendo los españoles de la inminente invasión llevada a cabo por el General Antonio Maceo refuerzan este lugar, siendo utilizado además de escondite seguro para algunas familias de cierta posición las cuales se alojan con sus familiares llevando consigo sus ahorros y prendas personales.

En este lugar no se conoce que haya existido ningún combate durante la invasión consideramos que se debió a lo intrincado que estaba este lugar por tierra, encontrándose muy distante del marco de las operaciones de la ruta de la invasión, en el combate de Cacarajícara participaron fuerzas que pertenecían al Fuerte de San Fernando dado la cantidad de soldados españoles que participaron en este combate alrededor de 200 soldados.

Según fuentes testimoniales se plantea que los cañones con que contaba el fortín por la década del 30 fueron a parar junto con sus balines de hierro a “Campo Marte” donde fueron fundidos para construcción de Leones.

Diferentes usos que se le atribuyeron.

Por esta fortaleza pasaron varios oficiales españoles, dentro de este existió un tal Gabino Prieto (Español) en ocasiones solía salir acompañado de sus soldados en recorridos nocturnos, tocando la puerta de campesinos y pescadores de la zona que le recibían con terror ya que cometían diferentes abusos llegando hasta el crimen donde en ocasiones los pescadores encontraban impregnados en sus redes cadáveres lo cual no podían denunciar por temor a correr la misma suerte.

En el año 1895 existía comunicación militar entre las fuerzas del fuerte de San Marcos y las fuerzas que habían destacadas en el Faro Gobernador, el correo era José Jordán Álvarez este recorría la distancia en una cachucha diariamente.

Punta de Campo Santo lugar que se encuentra al Oeste a unos 1 500 metros del fuerte a orillas del mar aquí enterraban españoles que murieron producto a enfermedades que sufrieron.
Por la década del 30 el Fuerte según el escritor Gerardo Castellano en su obra Andanzas y Atisbo por Bahía Honda se encontraba en perfectas condiciones. Por los años 1940 fue utilizado como casa de vivienda por la familia del pescador Manuel Rivera padre de 6 hijos el cual se aloja en este intrincado lugar por no tener un hogar confortable, teniendo que dedicarse a la pesca para poder subsistir, el y su familia tenían que salir a pie para vender su captura y en algunos casos cambiarlo por viandas a los campesinos de las zonas aledañas.
También fue utilizado por la familia de José Roldan Álvarez por el año 1917 por situación similar a la de Manuel Rivera.

En el año 1969 es utilizado por el ejercito rebelde, aquí se situaron tres tanques Chelman de los cuales sus motores no funcionaban por defecto técnico, funcionando muy bien su artillería, el objetivo de estos tanque junto a su dotación y una compañía de artillería era defender la entrada de la bahía al precio que fuera necesario en caso de invasión o penetración de elementos contrarrevolucionarios por eso no necesitaban los motores de los tanques, ya que la orden dada es no cede un solo paso en el terreno.

Actualidad.

En la actualidad el fuerte se encuentra en ruinas y tomado por las malezas.

Fuente.

Museo Municipal Bahía Honda.