Saltar a: navegación, buscar

Geospiza difficilis septentrionalis

Pinzón vampiro
Información sobre la plantilla
[[Archivo:
Footo.jpg
|260px]]
Clasificación Científica
Nombre científicoGeospiza Difficilis Septentrionalis
Reino:Animalia
Filo:Chordata
Clase:Aves
Orden:Passeriformes
Familia:Thraupidae
Género:Geospiza
Especie:Geospiza Difficilis
Hábitat:En lugares desérticos y septentrionales.

Pinzón vampiro

El pinzón vampiro (Geospiza Difficilis Septentrionalis). Es una especie de ave de la familia Thraupidae, son conocidos como los Pinzones de Darwin, es una subespecie particular del pinzón de tierra de punta afilada. Está catalogada como un ave en peligro de extinción.Tiene un tiempo de vida de hasta 20 años.

Distribución geográfica

Es endémico de las islas Galápagos, especialmente de Genovesa y Santa Cruz, encontrándose algunos ejemplares en las islas Wolf y Darwin.

Hábitat

En lugares desérticos y septentrionales.

Descripción

En los pinzones vampiros se pueden diferenciar muy fácil su sexo ya que los machos son negros, aunque tienen marcas algo más inusuales bajo la cola; las hembras tienen un plumaje gris con manchas marrones rayadas. El pico es más largo y más agudo que el de las otras subespecies. Su tamaño varía entre 10 - 12 cm de longitud, el largo del ala relativa de esta subespecie tiene un promedio mayor que en las otras de pinzón de pico afilado. Tiene un canto animado y melodioso, pero también como un zumbido, parecido al que hacen los murciélagos vampiros.

Alimentación

Los pinzones se alimentan de los huevos, los roban justo cuando son puestos y los ruedan con sus patas y su pico hasta que se rompen contra las rocas, además se nutren de semillas y néctar de las flores. Pero su principal dieta es algo poco común porque se alimenta bebiendo la sangre de otras aves, principalmente los llamados alcatraces patas azules; con sus puntiagudos picos abren una pequeña herida para que no sientan mucho dolor y se asusten, por lo que van picoteando poco a poco para que la sangre siga corriendo y puedan seguir bebiendo. Este comportamiento se debe a la escasez de agua dulce en estas islas y la poca precipitación.

Amenazas

Según los estudios, en unos 30 años esta especie podría acabar desapareciendo de las islas Galápagos, pues en su hábitat hay déficit de agua y poca precipitación provocando la disminución de la población de esta subespecie. Muchos criadores han pretendido protegerlos, pero debido a su alimentación tan específica y lo duro que es su carácter con otras aves, resulta del todo imposible criarlas en cautiverio y lograr su reproducción.

Fuentes