Saltar a: navegación, buscar

Ginecología

Ginecología
Información sobre la plantilla
Ginecologia.jpg
Campo al que perteneceHistoria de la Ginecología

Ginecología. Significa literalmente ciencia de la mujer y en el mundo de la medicina hace referencia a la especialidad médica y quirúrgica que trata las enfermedades del sistema reproductor femenino (útero, vagina y ovarios). Además existe, en relación con lo expuesto antes, la especialidad de obstetricia, a tal punto que casi todos los ginecólogos modernos son también obstetras.

Historia

El Papiro ginecológico de Kahun (parte del Papiro de Kahun) es el texto médico más antiguo conocido (fechado aproximadamente en 1800 a. C.), que trata sobre afecciones femeninas - enfermedades ginecológicas, fertilidad, embarazo, anticoncepción, etc. Este texto se divide en treinta y cuatro secciones, cada una de las cuales aborda un problema específico junto con el diagnóstico y su tratamiento, sin sugerir ningún pronóstico. Ninguno de los tratamientos es quirúrgico, tan sólo incluyen el empleo de medicinas sobre la parte del cuerpo afectada o su ingesta. La matriz es, en ocasiones, tratada como fuente de los padecimientos que se manifiestan en otras partes del cuerpo. Según el Suda, el antiguo médico griego Soranus de Éfeso ejerció en Alejandría y posteriormente en Roma. Fue el principal representante de la escuela médica conocida como los Metodistas. Su tratado Gynaikeia aún perdura (junto con una traducción al latín del siglo VI escrita por Muscio, un médico de la misma escuela).

Examen Físico

Como ocurre en el resto del ejercicio de la medicina, las herramientas principales para el diagnóstico ginecológico son la historia clínica y el examen físico. Sin embargo, el examen ginecológico siempre se ha considerado mucho más íntimo que un examen físico de rutina. Requiere también, de instrumentos específicos de la profesión, como el espéculo, que permite retraer los tejidos vaginales para explorar el cuello uterino.

Patología

Los ginecólogos son especialistas en el diagnóstico y tratamiento de síntomas asociados a enfermedades tales como: Cáncer y enfermedades pre-cancerosas de los órganos reproductivos. Incontinencia urinaria. Amenorrea (períodos menstruales ausentes). Dismenorrea (períodos menstruales dolorosos). Infertilidad Menorragia (períodos menstruales anormalmente abundantes): síntoma que con frecuencia conlleva la práctica de una histerectomía. Prolapso de órganos pélvicos.

Enfermedades ginecológicas de la mujer

Las enfermedades más frecuentes e importantes, propias de la mujer, y no relacionadas con el embarazo, originan los siguientes síntomas:

  • Ciclos irregulares o ausencia de ciclos
  • Coágulos con la menstruación
  • Ha tenido embarazos ectópicos o quistes ováricos
  • Cólicos menstruales
  • Dolor de cintura
  • Dolor abdominal bajo o en la ingle ("en los ovarios")
  • Dolor o sangrado durante la relación sexual
  • Flujo vaginal
  • Hemorragia menstrual abundante o muy larga
  • Hemorragias genitales anormales
  • Inflamación abdominal baja
  • Infertilidad
  • Manchado café al pasar el período
  • Menstruación olorosa
  • Síntomas mamarios
  • Aumento de peso asociado a síntomas o cirugías ginecológicas
  • El embarazo no es enfermedad y se trata en una página diferente

Desafortunamente algunas mujeres piensan que estos síntomas son "normales" pues muchos médicos deciden no prestar atención a tales síntomas y les dicen a sus pacientes que "eso es normal", causándoles los obvios perjuicios pues el no tratar oportunamente el origen de estos síntomas causará problemas mayores. Numerosas enfermedades causan síntomas inespecíficos y poco intensos a los cuales la paciente se acostumbra. Otras enfermedades presentan síntomas muy similares entre si, o incluso no se manifiestan hasta que han avanzado demasiado. El cáncer, los tumores, cálculos, quistes, etc., no producen síntomas hasta que su crecimiento es significativo. Por ejemplo, los fibromas uterinos distienden el abdomen y/o causan dolor de cintura. Generalmente les dicen que es el colon, les formulan colonoscopias, Rayos X de colon, antiparasitarios y reguladores de la función intestinal. Mientras, la enfermedad se agrava y las posibilidades de curación se reducen. El diagnóstico de la enfermedad trofoblástica - tumor formado a partir de un embarazo, y que puede volverse maligno, casi nunca se detecta oportunamente pues los exámenes convencionales son insuficientes, y su deteccción tardía impide el tratamiento oportuno con las graves consecuencias que son de esperar. Por ello a la menor sospecha de embarazo se debe hacer la mejor ecografía posible: C.A.D. en Color que detecta cinco veces mas enfermedades que la convencional.

Continuando con los ejemplos, una enferma con dolor lumbar atribuido a nefritis, puede tener también fibromas en el útero, que a su vez también pueden producir dolor de cintura. Y el tratar la nefritis no curará los fibromas. Esto sin contar con que casi todos los dolores de cintura son equivocadamente atribuidos a "enfermedad de la columna" y tratados como tales, obviamente sin resultado alguno diferente al agravamiento de la enfermedad. Los exámenes de sangre, orina, glicemia, citología, pruebas comunes de embarazo, unidad beta, etc., son insuficientes para establecer un diagnóstico certero.

El confundir tumores con embarazo es frecuente pues ambos pueden detener la menstruación y distender el abdomen. Sin embargo, el embarazo es un proceso normal mientras el tumor es una condición patológica, por lo que el diagnóstico equivocado es catastrófico. Y a ello se suma el hecho de que las pruebas usuales de embarazo no son confiables pues fallan frecuentemente. Las hemorragias genitales tienen diferentes orígenes, a saber: problemas hormonales, endometriales, inflamación del cuello uterino (cervicitis), tumores, placenta previa, amenaza de aborto, etc. Todas esas hemorragias pueden simular menstruaciones, confundiendo el diagnóstico. Infortunadamente estas hemorragias suelen tratarse a ciegas, es decir sin sin exámenes confiables y formularse estrógenos, con lo cual si desaparece la hemorragia pero se agrava el problema, pues los estrógenos estimulan el crecimiento de los tumores y especialmente estimulan el desarrollo del cáncer. Y si existe embarazo no detectado los efectos de los estrógenos sobre el bebé son catastróficos.

El C.M.P.-Mujer detecta todas las causas conocidas de los problemas ginecológicos mencionados arriba. Todo dolor, masa, irritación, deformación, o expulsión de líquido (no lactando) por los pezones es anormal, y debe prestársele adecuada atención y hacer C.M.P.-Mujer si se acompaña de síntomas adicionales como los mencionados al comienzo. Si usted tiene alguno de los síntomas mencionados arriba, y su médico le dice que es normal, debe obtener una segunda opinión. En nuestra experiencia, siempre que una paciente nos consulta por alguno de los síntomas mencionados y practicamos el C.M.P.-Mujer (detecta 5 veces más enfermedades que los exámenes convencionales: sensibilidad = 99.8%) hemos detectado anormalidades que explican los síntomas.

Frecuentemente las enfermas (o los médicos tratantes por ahorrar costos a los intermediarios de la salud) procuran los exámenes más baratos. Ello resulta en un costo inmenso por la pérdida de tiempo, dinero y salud, en especia esta última que muchas veces no puede reponerse. Recuerde: si usted tiene síntomas, tiene alguna enfermedad. El mejor examen para la mujer es el el C.M.P.-Mujer

Recomendaciones

  1. Para prevención de cáncer y otras enfermedades ginecológicas el mejor procedimiento es el más completo y seguro: C.M.P.-Mujer
  2. La citología debe hacerse después de haber tratado los hallazgos de la ecografía ginecológica C.A.D. en Color. De otra forma saldrá a normal y puede enmascarar un cáncer por la reacción inflamatoria
  3. Toda mujer con múltiples síntomas debería practicarse un e C.M.P.
  4. Toda mujer que presente infertilidad debe practicarse un Syscan y la pareja un espermograma

Fuentes

  • León, J. Tratado de Obstetricia. Edit. Científica Argentina, Buenos Aires. t. III, p.995, 1959.
  • Gabert, H.A. y Bey, M. "History and developmente of cesarean operation". Obst. and Gynecol. Clin. of North America. 15: 592, 1988.
  • Leonardo, R.A Historia de la ginecología. Salvat Editores, S.A., Barcelona, p. 181, 1948.
  • Guthrie, D. Historia de la medicina. Salvat Editores, S.A., Barcelona, p. 233,1953.
  • Historia de la obstetricia y de la ginecología en España. Editorial Labor, S.A., Barcelona, p. 53,1944.
  • Historia de la medicina en el Ecuador. Edit. Casa de la Cultura Euatoriana, Quito, tomo I, p. 256, 1963.
  • Mutis, J.C. "Documentos sobre el mal estado de la ciencia médica en el Nuevo Reino" Manuscrito No. 169. p. 142.

Referencias

Enlaces externos

Libros de autores cubanos