Saltar a: navegación, buscar

Gong

Gong
Información sobre la plantilla
Gong12.jpg
Instrumento musical de percusión
Gong. Instrumento que consiste en un gran disco metálico de espesor variable y con el borde recurvado; esta suspendido de un soporte también metálico y se toca golpeándolo con un mazo. Puede ser plano, ligeramente abombado o presentar en el centro una protuberancia llamada pezón. En tal caso el pezón constituye el punto de golpeo y produce un sonido de altura determinada.

Historia

Los primeros gongs se hicieron en Indonesia y de ahí se extendieron por todo Asia. En la forma más primitiva, el Gong habría penetrado en Asia bajo la influencia de la cultura griega: Algunos autores griegos mencionan un instrumento el ECHION de Metal muy fino, que servía para imitar el Trueno y se usaba en algunas ceremonias rituales y funerarias en Eleusis y Esparta sobre todo.

La expedición de Alejandro propagó el gong hacia Oriente. Posteriormente la expansión del Budismo contribuiría a la difusión por el mundo.

Características

  • La protuberancia central se denomina “pezón, saliente o bulbo”. Cong para los vietnamitas.
  • Se pueden distinguir los Gong verticales (la mayoría) y los horizontales (Gamelán).
  • En el Tíbet el Gong más característico es el KHAR-NGA o NEWARI, cuyos bordes están doblados en ángulo recto y a menudo llevan un saliente central. Cuando es utilizado en monasterios, tiene una función de señal (acudir al ritual, etc). También se encuentran presentes en las procesiones religiosas.

El Gong en la Música

El gong —o también tam tarn chino— fue introducido en Europa en el siglo XVIII y utilizado por vez primera en la orquesta sinfónica por Gossec en su Música funebre para Mirabeau 1791. Años despues Lesueur lo empleo en su opera Los bardos 1804 y Spontini en La vestale 1807. Otros compositores incluyeron al instrumento en sus partituras; Bellini en Norma (831; Meyerbeer en Roberto, el diablo 1831; y Halevy en La juive 1835; y desde entonces entro a formar parte definitivamente en la orquesta. El gong se percute en el centro con un mazo y el efecto sonoro resulta oscuro y profundo. Se puede obtener un sonido prolongado (tremolo) percudiéndolo velozmente en el centro.

El resultado artístico y calidad del gong o tam tam dependerá de la mezcla de los metales con que ha sido fabricado. Normalmente son cobre y estaño con una proporción del 80% del primero y de un 20% del segundo. En ocasiones se añade algo de hierro para obtener un color más oscuro. En Annam se construían Gongs especiales que contenían una buena cantidad de plata. La sonoridad era muy clara y llegaba lejos pero su coste era muy superior al normal. En tiempos más antiguos se empleaba también en la mezcla cierta cantidad de oro.

Diferencias entre el Gong y el Tam tam

El gong y el tam tam poseen diferencias sustanciales. El gong es menos penetrante que el tam tam y su uso es ideal para resaltar momentos descriptivos o de dramatismo. Junto con el metal, en pasajes graves y oscuros, causa gran impresión y escalofrío. También en momentos de vigor como en Los cuadros de una exposición de Mussorgsky, su efecto es contundente. El tam tam, por otra parte, es más estridente ya que sus vibraciones van hacia arriba. Se usa en escenas lúgubres pero también en momentos solemnes o festivos. El tam tam es un especial tipo de gong usado en China; su diámetro varía desde 30 a 65 cm. Su disco es plano, no tiene pezón, sino, al contrario, una leve depresión en el centro. Su borde es recurvado solo parcialmente y la cara anterior viene martillada irregularmente para asegurar la complejidad del sonido producido. La cara posterior no se pule nunca. El tam tam se percute con la mano derecha, con un mazo revestido de fieltro duro, mientras que las vibraciones vienen amortiguadas con la mano izquierda.

El Gong En la Actualidad

Actualmente también se utiliza como instrumento en el campo de la musicoterápia, por el fuerte efecto que ejerce sobre la mente y el cuerpo. En la metodología desarrollada por el Dr. Psiquiatra alemán Peter Hess, El Ritual del Gong, el gong, junto con el monocordio, la tampura, la tabla, el didjeridú, y la percusión oceánica, nos permite acceder a niveles profundos de la conciencia, reviviendo recuerdos asociados con las matrices perinatales: Primeras fases de la existencia en el útero materno y proceso de parto. Es un instrumento muy útil en el campo de la meditación, ya que su sonido provoca un estado modificado de la conciencia instantáneo; no obstante, por esta misma razón, y para que el uso sea terapéutico, deberá ser usado en un marco controlado, con finalidades terapéuticas, y que permita integrar la experiencia vivida.

Véase también

Fuentes