Saltar a: navegación, buscar

Guillermo el Conquistador

(Redirigido desde «Guillermo I de Inglaterra»)
Guillermo I de Normandía
Información sobre la plantilla
Rey de Inglaterra
Guillermo el Conquistador.jpg
Reinado 25 de diciembre de 10669 de septiembre de 1087
Nacimiento 8 de noviembre de 1028
Falaise, Normandía
Padre Roberto I
Madre Arlette de Falaise

Guillermo I de Normandia. Más conocido como Guillermo el Conquistador. Fue el primer rey de Inglaterra de origen normando.

Síntesis biográfica

Nació en el pueblo de Falaise, el 8 de noviembre de 1028, hijo natural de Roberto I el Diablo, duque de Normandía y de la aldeana Arlette de Falaise. Su padre lo nombró su legítimo heredero y, antes de ir en peregrinación a Tierra Santa, obligó jurar a sus hombres que le serían leales a Guillermo.

Conquista de Inglaterra

Hacia 1064 el poderoso noble anglosajón Harold, conde de Wessex, fue hecho prisionero por Guillermo tras naufragar el barco en que viajaba frente a la costa normanda. Logró ser liberado tras jurar apoyo a las pretensiones de Guillermo al trono inglés. Cuando falleció el rey Eduardo (1066), el witenagemot (consejo real) eligió, no obstante, rey al conde de Wessex, con el nombre de Harold II. Determinado a hacer valer su pretensión, Guillermo obtuvo la aprobación del papa Alejandro II para la invasión normanda de Inglaterra. El duque y su ejército desembarcaron en Pevensey el 28 de septiembre de 1066.

Batalla de Hastings

El 14 de octubre los normandos derrotaron a las tropas anglosajonas en la batalla de Hastings, durante la cual murió Harold. Guillermo se dirigió a Londres, aplastando toda la resistencia que encontró a su paso. El día de Navidad de ese año fue coronado rey de Inglaterra en la Abadía de Westminster.

Guillermo hizo frente a la oposición, especialmente violenta en el norte y en el oeste, devastando grandes áreas del país, particularmente en Yorkshire, donde habían llegado tropas danesas en ayuda de los rebeldes sajones. Hacia 1070, sin embargo, se completó la conquista normada de Inglaterra.

Guillermo invadió Escocia en 1072 y obligó a su rey, Malcolm III a rendirle homenaje. Durante los siguientes años, reprimió insurrecciones de normandos y sajones en Inglaterra, incluidas las incitadas en 1075 por Ralph de Guader, primer conde de Norfolk, y Roger Fitzwilliam, conde de Hereford, y una serie de revueltas en Normandía, dirigidas por su hijo mayor, Roberto Courteheuse (posteriormente duque de Normandía como Roberto II).

Logros de su reinado

Un rasgo del reinado de Guillermo I fue la reorganización del sistema feudal y administrativo inglés. Disolvió los grandes condados, que habían disfrutado de una virtual independencia durante el gobierno de sus predecesores anglosajones y repartió los feudos confiscados entre nobles normandos de su confianza. Introdujo el sistema feudal de Europa Continental en Inglaterra al aplicar en sus nuevos dominios los principios socio-políticos existentes en sus territorios patrimoniales de Normandía. Por el Juramento de Salisbury (1086) todos los propietarios de tierras juraron lealtad a Guillermo. De este modo se estableció que la lealtad de un vasallo al rey prevalecía sobre la obediencia debida a su señor inmediatamente superior en la pirámide de vasallaje feudal. Se obligó a los señores feudales a reconocer la jurisdicción de los tribunales locales, que Guillermo conservó junto a otras muchas instituciones anglosajonas. Quedaron separados los tribunales eclesiásticos y civiles. El poder del Papado en la política interna inglesa quedó sensiblemente recortado.

El gran censo

En diciembre de 1085, diecinueve años después de su invasión, Guillermo pasó cinco días en Gloucester planificando con sus consejeros un censo de toda Inglaterra, con la excepción de Londres y Winchester. Al mes siguiente envió emisarios reales a las siete comarcas del reino para encuestar a los representantes de los condados y determinar sus riquezas. El rey necesitaba recaudar fondos para mantener su ejército y resolver disputas territoriales. Solo así lograría que personas procedentes de Normandía y otras partes de Francia se asentaran en Inglaterra a fin de preservar la dinastía normanda.

La cruzada de Guillermo

Guillermo le solicitó al Papa que elevara su invasión a la categoría de cruzada a cambio de un mayor control sobre la rebelde Iglesia de Inglaterra. El Papa aceptó de inmediato. "Este fue un triunfo de la diplomacia [para Guillermo]", escribió el profesor David C. Douglas. Otro reconocido historiador, George M. Trevelyan, concluyó en su obra History of England que "el estandarte y la bendición papales fueron un valioso recurso para Guillermo, cuya empresa parecía más un atraco disfrazado que una cruzada".

Muerte

Guillermo falleció al caer de su caballo durante la lucha el 9 de septiembre de 1087, cerca de la población francesa de Ruan. En su lecho de muerte, cedió sus estados a sus dos hijos mayores: Normandía para Roberto, e Inglaterra para Guillermo. Fue sepultado en la abadía de San Esteban de Caen, en Normandía, al lado de su esposa.

Juicio final

Otra destacada realización fue la encuesta sobre propiedades agrícolas llevada a cabo y registrada en el Domesday Book en 1086.

Poco después de conquistar Inglaterra, Guillermo les había arrebatado sus tierras a los aristócratas ingleses y las había distribuido entre los barones normandos. El censo reveló que la mitad de las riquezas del país se hallaba en manos de menos de doscientos señores feudales, de los cuales solo dos eran ingleses. De los aproximadamente seis mil subarrendatarios ingleses, muchos no tuvieron más remedio que pagar por el uso de las tierras que habían sido suyas antes de 1066. Los pobres y los desposeídos se las arreglaban como podían.

El censo legalizó la transferencia forzada de las propiedades a los normandos. También revaluó las tierras, los bosques y los campos de pasturaje; incluso contabilizó cada buey, cada vaca, cada cerdo... Los agobiados ingleses veían este registro con recelo, pues sabían que su contenido era inapelable; de hecho, lo compararon al Juicio Final (Doomsday, en inglés). De allí que más tarde la compilación llegara a conocerse como el Domesday Book (Libro del Juicio Final).
La obra consta de dos tomos, ambos escritos en latín sobre pergamino: el Gran Domesday (de 413 folios) y el Pequeño Domesday (de 475 folios, pero de menor tamaño).* El censo quedó inconcluso, pues el rey murió en 1087. Los normandos heredaron de los ingleses documentos oficiales que incluían información sobre propietarios de tierras y arrendatarios, así como registros fiscales. Con esta base realizaron los nuevos cálculos impositivos, para lo cual se enviaron oficiales a cada condado a realizar una encuesta pública.

El libro en la actualidad

Durante la Edad Media, la casa real acostumbraba viajar con este libro. Al principio se empleó sobre todo para resolver disputas territoriales. Sin embargo, en el siglo XVIII el célebre jurista Sir William Blackstone lo utilizó para determinar el derecho a votar de ciertos arrendatarios. Aunque el libro se ha conservado en diversos lugares, actualmente se encuentra en los Archivos Nacionales del Reino Unido.

En 1986, para conmemorar el 900 aniversario de su creación, el libro fue reencuadernado en cinco volúmenes. Además hay una traducción revisada al inglés disponible a investigadores e historiadores. La BBC llamó a esta obra "el cimiento de los archivos nacionales y [...] prueba válida hasta nuestros días de los títulos de propiedad". De hecho, en 1958 ayudó a confirmar el derecho de un antiguo pueblo a conservar su mercado.

Los arqueólogos aún lo lo consultan para localizar asentamientos medievales ingleses y normandos. Se trata, sin duda, de una valiosa obra informativa que sentó las bases del desarrollo de la nación inglesa.

Fuente