Saltar a: navegación, buscar

Gustavo Castellón Melián

Gustavo Castellón Melián
Información sobre la plantilla
Gustavo Castellón Melián.jpg
Combatiente revolucionario cubano.
NombreGustavo Castellón Melián
Nacimiento25 de abril de 1920
Quemadito, Fomento, Sancti Spíritus,Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento22 de abril de 1991
Cienfuegos,Bandera de Cuba Cuba
Otros nombresEl Caballo de Mayaguara
Conocido porel Caballo de Mayaguara
PadresManuel Castellón Guerra y Pilar Melián

Gustavo Castellón Melián. Combatiente revolucionario cubano, que estuvo directamente vinculado a la lucha contra la dictadura de Fulgencio Batista con el Movimiento 26 de Julio y el Directorio Revolucionario, fue, además un destacado miliciano de la lucha contra bandidos en el Escambray.

Síntesis biográfica

Infancia y juventud

Gustavo Castellón Melián, más conocido por el seudónimo de "el Caballo de Mayaguara", nació el 25 de abril de 1920, cerca de Fomento, en un caserío llamado Quemadito. Su padre, Manuel Castellón Guerra, su madre se nombraba Pilar Melián, tenía dos hermanos: Pablo y Engracia que junto con Gustavo participaron en la Lucha contra bandidos. Vivían en una finca arrendada. No asistió a ninguna escuela. Después del triunfo de la Revolución, un alfabetizador logró llevarlo hasta el 6to grado. El padre y el abuelo combatieron a las órdenes de Máximo Gómez. Tuvo que empezar a trabajar a los 12 ó 13 años, realizando diferentes faenas del campo, entre ellas ordeñador, cortador de tabaco y de caña, recogedor de café, así adquirió gran parte de los conocimientos prácticos que tenía sobre la geografía montañosa del Escambray.

Trayectoria revolucionaria

En 1943 ingresó en el Partido Socialista Popular. Pero al subir al Escambray estaba directamente vinculado con el Movimiento 26 de Julio y el Directorio Revolucionario. Se alzó en Mayaguara, más arriba de El Pedrero, de ahí el seudónimo por el que era conocido. Allí recibió el apoyo de la familia Rubio-Placeres, quienes le dieron albergue en su casa. Por el día trabajaba como jornalero y en la noche se ocupaba de la lucha insurreccional.

Le decían el Caballo porque siempre estaba corriendo por las lomas: recolectaba armas, medicamentos, dinero. Tenían un armamento muy rudimentario. Su mejor carta, una carabina de sesenta tiros. También unas escopetas de caza. Usaba el pelo largo y la barba hasta la cintura.

En Santa Clara recibió la única herida en su vida: una esquirla que le partió la ceja. Cuando recobró el sentido enseguida volvió para el combate. Gustavo Castellón peleaba de pie. Creía que era una vergüenza tirarse al suelo o protegerse de alguna manera durante el combate. Años después los alzados hablaban con respeto de esa cualidad suya.

Hay quien dice que el Caballo de Mayaguara fue el jefe miliciano que más alzados capturó en el Escambray. A su arma favorita, el FAL, le decían el "rompetroncos". Para lograr sus objetivos Gustavo utilizó artimañas sorprendentes, una de ellas consistía en engañar al enemigo, mencionar, por ejemplo, más soldados de los que traía, organizar pelotones inexistentes y obligar la rendición de tropas superiores en número.

Muerte

El Caballo de Mayaguara no murió en combate. Muchos años después de terminada la Limpia se le podía encontrar por las calles de Cumanayagua, municipio de la provincia de Cienfuegos. Murió el 22 de abril de 1991 con grados de Mayor de la reserva de las FAR.

Fuente

  • Libro El Caballo de Mayaguara,Autor: Osvaldo Navarro, consultado por Sioverys Milagros González-Elias Sosa.