Saltar a: navegación, buscar

Idioma húngaro

Húngaro Magyar
Información sobre la plantilla
Hablado en Hungría, Rumania, Eslovaquia, Ucrania, Serbia, Croacia, Austria y Eslovenia.
Hablantes 14,5 millones
Familia Urálico, Fino-Úgrico, Úgrico, Húngaro
Dialectos occidental (oeste del Danubio), septentrional, meridional y oriental.
Estatus oficial
Oficial en República de Hungría, Voivodina (Provincia Autónoma de Serbia), Béregovo (Ciudad de Ucrania)
Regulado por Instituto de Investigación Lingüística de la Academia Húngara de Ciencias
Códigos
ISO 639-1 hu
ISO 639-2 hun (B), def (T)
ISO 639-3 hun

Idioma húngaro. El húngaro o magiar es una lengua de la familia de lenguas urálicas. Se habla en Hungría y en ciertas zonas de Rumania, Eslovaquia, Ucrania, Serbia, Croacia, Austria y Eslovenia. En húngaro, el nombre de la lengua se escribe magyar. Hay unos 14,5 millones de hablantes, de los que unos 10 millones viven en Hungría.

Origen

Lengua húngara, miembro de la rama ugra que pertenece a las lenguas ugrofinesas, llamada magiar por sus propios hablantes. En su origen se hablaba en las laderas de los montes Urales; ahora se habla en Hungría y en los territorios de países próximos donde vive en numerosas comunidades húngaras. Sus dialectos se parecen mucho entre sí.

Fonología

Como todas las lenguas de su grupo, el húngaro es una lengua aglutinante. Una palabra tipo consiste en una raíz a la que puede seguir uno o varios sufijos. Muchos de ellos obedecen a las leyes de armonía de las vocales: una raíz que contenga una vocal posterior, (como á) exigirá sufijos que tengan vocales posteriores; por ejemplo, la raíz hát, (detrás); forma la palabra hátunk,(nuestra espalda); y háton, (sobre nuestra espalda). Igualmente una raíz que contenga una vocal anterior exigirá sufijos que tengan vocales anteriores: la raíz hét, (semana) forma la palabra hetünk, (nuestra semana), y héten, (semanal que dura una semana). El alfabeto húngaro presenta algunas modificaciones sobre el alfabeto latino, consolidándose en el siglo XIII, d.C.; posee los dígrafos: sz, cs, zs, ty, gy, y ny que se pronuncian aproximadamente: sz como (z) sonido de la s en desde, cs (c) sonido de la ch en corcho, zs (s) sonido de la s predorsal sibilante en flash, ty como (t) sonido de la t palatal chilena en tiempo, gy (d) sonido dental predorsoalveolar, sin correspondencia en español no dialectal, y ny (ñ) sonido parecido a la ñ de meñique; las consonantes c y s son dos africadas, la primera predorsoalveolar, parecida al grupo ts, y la segunda palatal que suele transcribirse como sh.

Las demás consonantes tienen una pronunciación parecida a las del español. Las vocales largas se marcan por medio de uno o dos acentos agudos: á, é, í, ó, ú, ő, ű las cortas carecen de esos acentos: a, e, i, o, u, ö, ü. En general, una letra representa una única familia de sonidos análogos de los que suele ser su alófono. El acento cae sobre la primera vocal de la palabra. Los sustantivos se declinan por medio de los sufijos de caso que portan el significado de las funciones sintácticas, de la misma manera que en español el significado de las funciones lo portan las preposiciones a, desde o encima de; tiene doce sufijos para marcar la posesión (por ejemplo, zsebem: mi bolsillo; zsebeim: mis bolsillos, zsebembe: dentro de mi bolsillo). El verbo puede indicar no sólo persona, tiempo, número y modo, sino también la presencia o ausencia del objeto si es un pronombre que deja su huella (olvasok: estoy mirando; olvasom: estoy mirándolo; olvasnál: leerías; olvasnád: lo leerías).

El vogul y el ostyak son las lenguas que se parecen más al húngaro; se hablan cerca del río Obi, en el extremo occidental de Siberia. El protohúngaro se separó de otras lenguas de su mismo rango hace más de dos mil años y poco a poco sus hablantes se desplazaron hacia el oeste hasta alcanzar su actual localización en torno al año 900 de nuestra era. En el transcurso de esas migraciones, la lengua fue aceptando muchos préstamos léxicos tanto de las lenguas túrquicas como de las iranias, que se hablaban en las proximidades del Cáucaso. A partir del siglo X entraron préstamos procedentes de las lenguas románicas, eslavas, turco-otomanas y germánicas. Sin embargo, son ugrofinesas la mayoría de las palabras de la lengua familiar como ház (casa), kéz (mano), szem (ojo), hat (seis). Durante el siglo XIX el húngaro aceptó términos técnicos, que se crearon con el fin de examinar y analizar en la propia lengua la tecnología, ciencia y filosofía de la Europa Occidental.

Evolución de la lengua por periodos

  • Proto-húngaro – hasta 1000 a. C.
  • Húngaro arcaico – 1000 a. C. hasta 896 d. C.
  • Húngaro antiguo - 896 hasta el siglo XVI
  • Húngaro medio – siglo XVI hasta finales del XVIII
  • Húngaro moderno - desde finales del siglo XVIII

Los textos más antiguos en los que ya se hace referencia a los hablantes del húngaro como magyar datan del siglo XII; se considera que el Sermón funerario y oración (1192-1195) es el texto completo más antiguo conservado en húngaro, mientras que los primeros libros impresos en húngaro aparecieron en el siglo XVI.

Dialectos

  • occidental (oeste del Danubio)
  • septentrional
  • meridional
  • oriental.

Ver además

Fuentes