Saltar a: navegación, buscar

Iglesia de San Miguel el Bajo

Iglesia de San Nicolás del Bajo
Información  sobre la plantilla
Error al crear miniatura: Falta archivo
Fundación1525
Madrid, Bandera de España España

Iglesia de San Miguel el Bajo. Iglesia situada en la plaza del mismo nombre, motivado por la existencia en la ciudad de Granada de una ermita también dedicada a San Miguel en un lugar más elevado, es un templo construido en el siglo XVI en estilo mudéjar.

Características

La portada debió trazarla Diego de Siloé, ejecutándola los canteros Juan de Alcántara y Pedro de Asteasu, de 1555 a 1556, con arco semicircular enmarcado en columnas corintias adosadas a pilastras y escudos del Arzobispo Guerrero en las enjutas y, encima capillitas con la imágen del arcángel titular, hecha en 1558 por Toribio de Liébana, flanqueada de óculos sostenidos por angelotes. Al lado izquierdo del templo labró el mismo Asteasu otra portada adintelada con pilastras corintias y, sobre su entablamento, un medallón entre volutas con un relieve de la cabeza de San Pedro.

El interior de la iglesia presenta naves con capillas laterales, cuyas obras originales fueron hace siglos expoliadas o repartidas entre otras iglesias. La parte primitiva del templo está dividida en tramos desiguales por tres arcos apuntados que apoyan en ligeras columnas, sirviendo el tramo primero de capilla mayor, que está cubierta con alfarje mudéjar ochavado pintado a lo plateresco y otros dos tramos con techos de faldones. El resto, construido después , es análogo en cuanto a forma de las capillas y los arcos (tres a la derecha y dos a la izquierda), pero carece de éstos en la nave, cubierta hasta la entrada por un artesonado mudéjar. Su retablo mayor original era de Tomás de Morales, discípulo de Siloé, pero en la actualidad no se conserva nada del mismo. El que podemos ver en nuestros días lo realizó el artista Blas Moreno en 1753, el cual estaba decorado por ángeles de Torcuato Ruiz del Peral, quien sería el artífice de la imagen se San Miguel Arcángel, que aún se conserva en la iglesia.

A la larga lista de obras que se perdieron podemos añadir dos retablos en el crucero que se realizaron a finales del XVI, donde se encontraban el Titular de nuestra cofradía, Nuestro Padre Jesús del Perdón, además de unas de unas tablas con el Entierro de Cristo y el Cristo de la Paciencia.

Es de gran significación el papel de nuestra hermandad con respecto al rescate de esta iglesia, ya que gracias a la intervención de sus hermanos, se salvaría de la ruina en que se encontraba sumida, devolviéndole el culto, la vida y en parte la belleza que antaño atesorase.

Actualidad

En la actualidad podemos observar en las capillas laterales:

  • Primera por la derecha: Antaño capilla bautismal, y hoy convertida en Sacristía. En su parte alta cuelga un gran lienzo de Nuestra Señora de la Antigua, de características casi idénticas a otro localizado en la parroquia de Santa Ana en el sevillano barrio de Triana.
  • Segunda por la derecha: Primigeniamente capilla del Cristo de la Redención y actualmente de San Miguel, de Torcuato Ruiz del Peral. Son de una belleza singular los frescos que aun se conservan en ella. En una hornacina lateral se encuentra un San Pedro que procesionó en el paso del Señor varios años, obra de Lopez Marín.
  • Tercera por la derecha: Capilla dedicada a la Santa Cruz, representada por la cruz de guía de nuestra corporación.
  • Cuarta capilla por la derecha: Capilla de María Santísima de la Aurora. Aquí se encuentra ubicada la Titular Mariana de la Hermandad, sobre altar de mármol y cubierta por un sencillo dosel mixtilíneo de muaré azul.
  • Quinta capilla por la derecha: Esta capilla esta dedicada a albergar el paso procesional de Nuestro Padre Jesús del Perdón.
  • Primera capilla por la izquierda: Corresponde a la capilla del Cristo del Olvido. Es de destacar la calidad de los frescos que la decoran, y que están firmados por Martín de Pineda en 1729. De una enorme calidad es a su vez el pequeño Señor Cautivo al que se le da culto en esta capilla, y al que las camareras de la hermandad bordaron la túnica que viste.
  • Segunda capilla por la izquierda: Antiguamente se dedicó al Cristo de la Paciencia, y en la actualidad al Cristo de la Veracruz, un bello Cristo nazareno con el que la Hermandad realizaba sus Via Crucis cuaresmales hasta no hace mucho. Bajo esta capilla se puede observar visiblemente la parte superior de una bóveda del anteriormente citado aljibe de San Miguel.
  • Tercera capilla por la izquierda: En ella se albergan las andas procesionales de María Santísima de la Aurora.

Conjunto arquitectónico

El conjunto arquitectónico de nuestra sede se completa con unas dependencias a ambos lados y bajo el altar mayor, destinadas a albacería, taller de priostía, almacén y sala de reuniones de los órganos de la hermandad, además del despacho de secretaría, sobre la puerta lateral del templo, y al que se accede por la torre, en la que se encuentra también ubicado el despacho de tesorería.

Cierre

Desde su cierre al culto en 1842, la iglesia ha perdido gran parte de su riqueza artística mueble, persistiendo, no obstante, su valor histórico -ya que había sido una de las parroquias más populosas del Albayzín-, arquitectónico -apreciable en el tipo de cubierta de los dos tramos de su nave única, que se corresponde con dos tipos de techumbres mudéjares, o en las portadas renacentistas-, y urbanístico -al formar parte de una de las áreas más monumentales de todo el Albayzín-. El aljibe del siglo XIII que forma cuerpo con ella, perteneciente a la anterior mezquita, completa sus valores culturales.

Fuente