Saltar a: navegación, buscar

Capilla

Capilla
Información sobre la plantilla
Obra Arquitectónica  |  (Oratorio)
Capillas.JPG
Un tipo de oratorio que puede ser independiente o formar parte de una estructura o edificio mayor.
Descripción
Tipo:Oratorio

Capilla. Se conoce como capilla a una iglesia pequeña que ha sido construida dentro de una gran iglesia la cual comúnmente se encuentra especificada como anexo de la nave mayor. Están situadas usualmente hasta el extremo entre el crucero y el deambulatorio. Estas capillas según datos históricos han sido bautizadas con diferentes nombres y patronímicos, especialmente de nombres derivados del culto mariano y de santos. A esta se dirigen principalmente los miembros e integrantes de los gremios de una sociedad para orar.

Etimología

Una capilla es un tipo de oratorio que puede ser independiente o formar parte de una estructura o edificio mayor. El nombre de capilla, en cuanto significa lugar dedicado al culto divino, proviene según unos de la capa de san Martín que los reyes de Francia llevaban antiguamente a la guerra y hacían colocar en una tienda de campaña que tomó de aquí la denominación de capilla y los que la guardaban la de capellanes y según otros trae su origen de la palabra latina capella que significa cabra o cabala, porque en lo antiguo se cubrían con pieles de estos animales las ermitas y pequeñas iglesias, y se llamaba capella todo edificio que estaba cubierto con pieles de cabras. Con el término capilla se engloban muy diferentes construcciones e instituciones. Por un lado se encuentran los diferentes departamentos alojados a lo largo de las iglesias, diferentes del altar mayor, estas capillas generalmente están situadas hasta el extremo entre el deambulatorio y el crucero, ocupando asimismo el espacio ofrecido por las naves laterales en la típica iglesia de planta basilical, aunque también pueden presentarse como pequeños salas con entrada independiente. Históricamente las capillas han sido bautizadas con diversos nombres y patronímicos, muy especialmente de santos y nombres derivados del culto mariano. A la capilla van a orar básicamente los miembros o integrantes de los gremios de una sociedad.

Partes que componen una capilla

La capilla se compone esencialmente de retablo, altar, columnas o pilares pequeños, el techo nunca remata con bóveda o cúpula, aunque existen capillas de mayor tamaño que sí lo hacen; la imagen del santo patrón por cuya advocación se erigió este espacio, alguna tumba central en donde haya sido enterrado un personaje importante y pocas bancas para los fieles que van elevar sus rezos. Las capillas se erigen como pequeñas hijas de la Gran Catedral o Basílica.

Tipos de capillas

Capilla ardiente. Túmulo que se levanta para celebrar las exequias de algún personaje. Capilla mayor. Parte principal de la iglesia en que está el presbiterio y el altar mayor. Capilla Real. Recinto y Cuerpo eclesiástico de ministros que prestan su servicio en un palacio real y sus dependencias.

Capilla ardiente

Capilla ardiente Papa Juan Pablo II

Se llama capilla ardiente o también ardente, aquélla en que se mantiene alumbrado permanente por razón del Sacramento, o a causa de conservarse o hallarse expuesto en ellas a la veneración o religiosa atención de los fieles, el cuerpo o reliquias de algún santo o el sarcófago de un príncipe u otro personaje. En la actualidad, las capillas ardientes se montan tras la muerte de un personaje popular del mundo de la cultura, la política u otros para la veneración de sus admiradores o fieles. Se organiza antes del funeral descansando en la misma el difunto de cuerpo presente. Se organizan tanto en edificios religiosos como en otros recintos amplios como polideportivos, centros culturales e, incluso, en cines o teatros de forma que el público disponga de espacio suficiente para la visita. Existen capillas que han trascendido los anales de la historia, debido a que se supone que dentro de ellas se han realizado numerosos milagros

Capilla Sixtina

Interior de la Capilla Sixtina

La Capilla Sixtina es la capilla más famosa del Palacio Apostólico de la Ciudad del Vaticano, la residencia oficial del Papa. Se encuentra a la derecha de la Basílica de San Pedro y originalmente servía como capilla de la fortaleza vaticana. Es famosa por su arquitectura, evocadora del Templo de Salomón del Antiguo Testamento, y su decoración al fresco, obra de los más grandes artistas del Renacimiento, incluyendo a Miguel Ángel, Rafael y Sandro Botticelli. Por orden del papa Julio II, Miguel Ángel decoró la bóveda (1.100 m²) entre 1508 y 1512. A Miguel Ángel no le agradó este encargo, y pensó que su trabajo era sólo para satisfacer la necesidad de grandeza del Papa. Sin embargo, hoy la bóveda, y especialmente El Juicio Final, son considerados como los mayores logros de Miguel Ángel en la pintura. Fue construida entre 1477 y 1480, por orden del papa Sixto IV, de quien toma su nombre, para restaurar la antigua Capilla Magna. Recién terminadas las obras, un grupo de pintores que incluía a Botticelli, Pietro Perugino, Luca Signorelli y Domenico Ghirlandaio pintaron una serie de paneles al fresco sobre la vida de Moisés (a la izquierda del altar, mirando hacia El Juicio Final) y la de Jesucristo (a la derecha del altar), acompañadas por retratos de los Papas en la zona superior y por cortinas pintadas con trampantojo. Las pinturas fueron concluidas en 1482, y el 15 de agosto de 1483 Sixto IV consagró la primera misa celebrada en la capilla a la Asunción de María. Desde la época de Sixto IV, la capilla ha servido como lugar de diversas actividades papales. Hoy es la sede del cónclave, la reunión en la que los cardenales eligen a un nuevo Papa.

Fuentes