Saltar a: navegación, buscar

Isla de Tabarca

(Redirigido desde «Isla del Ciervo»)
Isla de Tabarca
Información  sobre la plantilla
País(es)España
Subdivisión(es)Alicante
Datos geográficos
Superficie0,3 km² km²
Anchura máxima450 m de norte a sur
Distancia a tierra4,3 km al cabo de Santa Pola
Demografía
Población59 hab. (INE 2013)
Densidad203,3 hab./km² hab./km²

La Isla de Tabarca es una isla del mar Mediterráneo que se encuentra a unos 22 kilómetros de la ciudad de Alicante, a unos 8 km del puerto de Santa Pola y a poco más de 4300 metros (2,35 millas náuticas) del cabo de Santa Pola. Se trata de la isla más grande de la Comunidad Valenciana y la única habitada.

Administrativamente está considerada como partida rural de Alicante,y en ella se halla la ciudad de Tabarca, que contaba con 59 habitantes en 2013, es la única isla habitada de la Comunidad Valenciana y se encuentra frente a la ciudad de Alicante, a once millas náuticas y cerca del cabo de Santa Pola. En realidad más que de una isla, se trata de un pequeño archipiélago, compuesto, aparte de Tabarca, por los islotes La Cantera, La Galera y la Nao. Carlos III ordenó fortificarla y levantar en ella un pueblo en el que alojar a varias familias de pescadores de Génova que estaban cautivos en la ciudad tunecina de Tabarka. Las murallas que rodean su núcleo urbano han sido declaradas Conjunto Histórico Artístico y Bien de Interés Cultural.

Historia

En la isla se han recuperado materiales de época romana, que evidencian que ya entonces debió estar poblada, aunque no se han localizado restos de construcciones que den fe de un poblamiento estable. Las primeras noticias sobre la necesidad de establecer alguna fortificación datan del siglo XIII. En 1337 se autorizó la construcción de una torre, pero se desconoce si llegó a realizarse. La historia de la actual Tabarca comienza en 1768, cuando Carlos III, instado por el mercedario fray Juan de la Virgen, consiguió la redención de un grupo de sesenta y nueve familias de origen ligur que, bajo el gobierno de la República de Génova se habían instalado en la isla tunecina de Tabarka. Esta isla, que distaba unos trescientos metros de las costas norteafricanas, había sido sometida por el bey de Túnez en 1741 y había reducido a sus habitantes a esclavitud. En ese estado permanecieron hasta el 14 de octubre de 1768, en que comenzó el rescate, que se alargó hasta el 8 de diciembre del mismo año. Probablemente los tabarquinos llegaron por vía marítima a Cartagena y, de allí, en carretas hasta Alicante, donde quedaron provisionalmente instalados en el Colegio de la Compañía de Jesús.

Geografía

Posee una longitud aproximada de 1.800 metros y una anchura máxima de unos 400 metros. Presenta un importante estrechamiento en su tercio oeste, donde se sitúan el puerto y las dos playas, lo cual crea un istmo que separa la ciudad del resto de la isla.

Clima

El clima es mediterráneo seco, con una temperatura media anual de 18 °C, máximas de 34-35 °C en agosto y mínimas de 7-8 °C en enero. Las precipitaciones son muy irregulares a lo largo del año, y no llegan a superar los 300 mm. Los vientos dominantes en primavera-verano son el levante y el lebeche; mientras que durante otoño-invierno predominan los vientos del primer y cuarto cuadrante (norte, maestral y poniente).La velocidad media del viento no es muy alta, 21 km/h durante el día y 17 km/h por la noche, que indican la bondad del régimen de vientos imperante en la zona, aunque a veces se hayan registrado velocidades de 167 km/h. Tabarca goza de un clima templado, y destaca por sus aguas transparentes, tanto en su playa de arena situada en la cara sur, como en las calas y acantilados que bordean la isla. Las condiciones naturales de Tabarca la hacen ideal para la práctica de deportes náuticos.

Economía

En la economía estuvo en un principio basada en la pesca, así como en el apoyo al destacamento militar que existía en la isla, en la actualidad la principal actividad económica es el turismo. En los meses de verano Tabarca puede llegar a recibir alrededor de 3000 visitantes diarios. También dispone de gran variedad de chiringuitos que ofrecen comida tradicional marinera (caldero, paellas marineras, mariscos,etc), además tiene un museo que merece la pena visitar, bellos pórticos, edificios emblemáticos como la Casa del Gobernador, la Iglesia de San Pedro y San Pablo

Fuente