Saltar a: navegación, buscar

Islas Azores

(Redirigido desde «Islas de las Azores»)

Islas de las Azores
Información sobre la plantilla

Bbbbbbbbbbbbbbbbbbbb.jpeg
Población Supera los 250,000 hab.
Dependencias Portugal
Idiomas regionales
Potugués

Islas de las Azores. Archipiélago portugués que se ubica al Oeste de la Península Ibérica. Su capital es Ponta Delgada, Isla de Sao Miguel y su extensión es de más de 2300 kilómetros cuadrados.

Historia

Isla azores.jpeg

La historia de las Islas Azores se comienza a escribir cuando el navegante portugués Diogo de Silves descubrió este archipiélago en el Siglo XV. El nombre de Azores proviene del Azor, un ave rapaz que se dice sobrevuela la zona, si bien es algo que no ha quedado demostrado.

Siglo XV

En el Siglo XV las Islas Azores no estaban habitadas, es por ello que se habla de ellas como de Islas legendarias, de islas míticas, nombres como la Atlántida o las Islas Azuis, las Siete Ciudades daban nombre a estas islas desiertas. A partir del Siglo XV, cuando llegan las primeras naves, la historia cambia, y las islas comienzan a poblarse tras las expediciones de los primeros marinos portugueses, Diogo de Silves no fue sino el encargado de abrir la puerta que luego usaron otros marinos que llegaban del Algarve y de la región de Alentejo, en el Portugal peninsular, que colonizó esta región. Luego vinieron otros, como franceses u holandeses, españoles, no en vano, las aguas de las Azores, en concreto las de la Isla Terceira, fueron testigo de una de las batallas más importantes que se han dado en la mar, la Batalla de Terceira, entre españoles y franceses.

Siglo XIX

En el Siglo XIX, con la guerra civil portuguesa, las Islas se tambalearon, quedando agravada una gran inestabilidad. Vila da Praia fue testigo de una batalla donde los liberales vencieron a los absolutistas, convirtiendo a Terceira en una isla cuartel para el nuevo régimen de Portugal.

Siglo XX

Ya en el Siglo XX, concretamente en 1976, las Azores paran a formar una comunidad autónoma formada por la Isla de Sao Miguel, donde se ubica Ponta Delgada, la capital de las Azores (la más poblada también con más de 130,000 habitantes); la Isla Terceira, con unos 60,000 habitantes; isla de Faial, con 15,000 más o menos; Isla de Pico, cuya población ronda los 15,000 habitantes; Isla de Sao Jorge, con unos 10,000; Isla de Santa María, con poco más de 600 habitantes, y la Isla Graciosa, así como Isla de Flores y Isla de Corvo, las dos primeras con unos 5000 habitantes, la última con poco menos de 1000.

Población

Las islas están densamente pobladas. En 1993 la densidad media de las Azores era de 101,4 hab/km2, y su población total alcanzaba los 237.800 habitantes (49,4% hombres y 50,6% mujeres) de los cuales un 53% habitaban la isla de Sao Miguel, un 23,4% la de Terceira, un 6,4% la de Pico, un 6,2% la de Faial, un 4,3% la de Sao Jorge, entre un 2% y un 2,5% las de Flores, Faial y Santa Maria, y un 0,2% la de Corvo. En relación a 1960 el archipiélago había perdido 90.421 residentes (lo que representa en términos porcentuales al 38% del total), de los cuales el 47,3% eran de la isla de São Miguel, el 17,2% a Terceira y el 10,3% a Pico. El progresivo crecimiento de población registrado entre 1950 y 1960, que provocó una saturación demográfica, llevó al aumento de la emigración, ya iniciada desde el siglo XVIII, hacia Brasil, Estados Unidos de América, Bermudas y Canadá. La emigración y el envejecimiento de la población son las causas fundamentales del decrecimiento demográfico. Ponta Delgada, con 19.807 habitantes en 1991, es la ciudad más populosa y la capital regional y de distrito.

Geografía

Azores-portugal.jpg

Con una superficie de aproximadamente 2300 Km², su población supera los 250,000 habitantes.

Las Azores son a Portugal lo que las Islas Canarias a España, con un clima soleado de playa, de agradables temperaturas, si bien su ubicación no es tan privilegiada como la del archipiélago español, su climatología no varía demasiado de este último.

Las Azores, o Región Autónoma de Azores, son nueve Islas que se encuentran a 1300 kilómetros de la Península Ibérica. Las principales islas son Isla de Sao Miguel donde se encuentra Ponta Delgada, la capital del la región, Isla Terceira y la Isla de Faial. Entre las dos primeras concentran casi el 70% de la población de la Isla. Son islas de origen volcánico que conforman un entorno único, con abundante flora y fauna, paisajes, riquezas y tesoros naturales.

Clima

El archipiélago se extiende alrededor del paralelo que pasa por Lisboa (39º43' - 39º55' de latitud Norte) y 37º, dándole un clima suave y registrando temperaturas medias de entre 13°C en invierno y 24°C en verano, lo que le da un clima oceánico subtropical suavizado por la humedad y la corriente cálida del Golfo. Su vegetación no es propia de las zonas mediterráneas, tiene características subtropicales húmedas (floresta nativa subtropical laurissilva). La corriente del Golfo, que pasa relativamente cerca, mantiene las aguas del mar a una temperatura media entre 16 °C y 25 °C.

Relieve

El relieve es eminentemente volcánico, con estrechas mesetas (achadas o planaltos) cortadas por la erosión de las riberas y dominadas por conos de escorias, piroclastos volcánicos y lavas, basálticas y traquíticas, que forman conos que alternan con cráteres ocupados por calderas con lagos permanentes (Sete Cidades, Furnas y Fogo en São Miguel, Caldeira en Faial y Flores y Caldeirão en Corvo) que constituyen reservas de agua dulce en medio del Atlántico, fundamentales para la fauna permanente y migratoria. El punto más elevado es Pico (en la isla del mismo nombre, 2.351 m). La costa‚ formada por acantilados altos y escarpados, imponentes en su parte más septentrional, está batida por las olas tempestuosas de norte, que causan desmoronamientos.

Suelos

Los suelos oscuros y negros, situados sobre las rocas volcánicas, son fértiles y favorecen el desarrollo de la laurisilva macaronésica, con floresta húmeda de lauráceas, dominada por el laurel común (Laurus nobilis), el viñátigo (Persea indica), la faya (Myrica faya) y el cedro de las islas (Juniperus brevifolia), del que quedan pocos ejemplares, localizados entre los 600 m y los 800 m de altitud.

Recursos hídricos

En Azores, la necesidad de agua para uso urbano es la más significativa, representando cerca del 56% de las necesidades totales, seguidas por la industria, la agricultura y ganadería, con un peso del 20%. El turismo, la energía y los restantes usos representan un valor poco significativo, en torno al 3%.

Las aguas subterráneas constituyen la principal fuente de agua dulce, satisfaciendo más del 97% de la demanda.

Los recursos existentes se estiman en cerca de 1520 millones de metros cúbicos, considerándose que de ellos, el 10% es de disponibilidad útil. Los mayores recursos se encuentran en la isla del Pico y en la isla de São Miguel, mientras que las menores se encuentran en la isla de Corvo y en la isla de Santa María. Relacionando las necesidades con la disponibilidad, la isla Graciosa, isla Terceira y la isla de São Miguel son las que ejercen una mayor presión sobre sus recursos hídricos.

A nivel de aguas superficiales, las lagunas, además del valor paisajístico, turístico y ecológico, se convierten en reservas estratégicas de agua, siendo la garantía de su calidad uno de los desafíos de la gestión de los recursos hídricos. De acuerdo con los análisis y clasificaciones efectuadas en 17 lagunas, la mayoría registra situaciones de polución más o menos acentuada, derivadas de la contaminación difusa por actividades agropecuarias y del uso poco racional de fertilizantes.

En cuanto a las aguas subterráneas, estas no presentan problemas acentuados de calidad, aunque puntualmente puedan aparecer algunas dificultadas debido a la sobreexplotación de los acuíferos, con la consecuente intrusión salina, del exceso de nitratos y de la contaminación microbiológica relacionada con la polución difusa proporcionada por la explotación agropecuaria.

En el caso de las aguas termales, de modo genérico, la mayoría de las zonas presentan una calidad de agua bastante razonable, lo que ha originado una clasificación adecuada para ostentar la bandera azul.

Fuentes