Saltar a: navegación, buscar

Jean David Nau

Jean David Nau
Información sobre la plantilla
Jean David Nau.jpg
NombreEl Olonés:
Nacimiento1635
Bandera de Francia Francia
Fallecimiento1668
Otros nombresFrançois l'Olonnais
OcupaciónMarinero, bucanero, pirata
Jean David Nau. También conocido como François l'Olonnais, tenía fama de haber sido uno de los piratas más despiadados y bárbaros que han navegado bajo la bandera de color negro. Su carrera se remonta a los primeros años de la edad de oro de los piratas cuando Tortuga era un refugio seguro para los piratas y los barcos españoles fueron el blanco principal de las depredaciones de los bucaneros.

Síntesis biográfica

Infancia

De niño fue enviado como un sirviente, de Francia, a la isla francesa de Martinica. Luego de cumplir su plazo de servidumbre se trasladó a la isla de La Española, donde se unió a los bucaneros. Parece ser que se distinguió por el gobernador francés de la Tortuga, la Place de la señor, le dio el mando de un pequeño barco y lo mandó para ganar su fortuna.

Masacre y saqueos

En 1666, El Olonés saqueó audazmente la ciudad de Maracaibo, en la costa de Venezuela, masacrando y torturando horriblemente a los pobladores que capturaba. El botín recibido fue enorme, pero los piratas lo dilapidaron en continuas fiestas y orgias. Tras eso El Olonés se dedicó a atacar las costas de México y Honduras, capturando varios barquitos pesqueros y algunos galeones españoles. EL gobernador de Cuba intentó detener sus saqueos, zarpando en su búsqueda con el galeón “Virgen del Rosario”, pero el Olonés consiguió escapar a la isla Tortuga. Poco después volvió a atacar las costas de México, pero fue derrotado por los españoles y a duras penas consiguió escapar herido y en solitario, llegando en una canoa indígena hasta la isla Tortuga. Tras reclutar una nueva tripulación, el Olonés se dedicó a saquear las costas de Cuba, hasta que un banco de arena hizo encallar a su barco. Embarcándose de nuevo en canoas, El Olonés y sus hombres llegan hasta el Golfo de Darién. Pero cuando se internan en la selva en busca de agua y fruta son atacados por los belicosos indígenas caníbales “Kuna” que habitaban las selvas del Darién. Solo un hombre de la tripulación consiguió escapar de los indígenas y regresar a las balsas. El Olonés y el resto de la tripulación fueron despedazados, cocinados y finalmente devorados por los Kuna. Un merecido fin para tan despiadado psicópata.

Reputación y depravación

La reputación de crueldad y la depravación de este pirata era ya bien conocido en las Indias Occidentales. Una ocurrencia gráfica durante el ataque a San Pedros lugares, l'Olonnais cuestionar la mala suerte de los sobrevivientes de un grupo enviado a tenderle una emboscada. Durante el interrogatorio, l'Olonnais, de frustración con el silencio de los prisioneros, sacó su cuchillo y cortó el corazón de uno de los españoles y empezó a roer en él. No mucho tiempo después del incidente por encima de gran parte de su tripulación desertó y lo dejó con una nave única. Poco después su barco encalló en un banco de arena y se perdió en las islas de Las Petras. Antes de sus planes para equipar un nuevo barco y zarpar pudo realizarse fue capturado y muerto por los indios nativos.

Véase también

Fuentes