Saltar a: navegación, buscar

José Cano González

José Cano González
Información sobre la plantilla
Error al crear miniatura: Falta archivo

Guitarrista aficionado
NombreJosé Cano González
Nacimiento21 de enero de 1921
Santa Fé, Camajuaní
NacionalidadCubana
Otros nombresJoselillo
CiudadaníaCubana
José Cano González. Aficionado a la música, desde pequeño se inclinó por los instrumentos de cuerdas, específicamente por la guitarra. Su primera guitarra la construyó con sus propias manos y la hizo de yagua.

Infancia

Nació el 21 de enero de 1921, en Santa Fé, Camajuaní. Nunca salió de esas lomas. Eran siete de familia: muy pobres, muy hambreados.

A los catorce años comenzó a tocar la guitarra de yagua, no podía hacer otra cosa: ¿cómo iba a haber dinero para comprar un tres o una guitarra, si no lo había para comer la mayoría de las veces?

Él goloseaba los instrumentos de cuerdas, veía a la gente tocarlos y se le caía la baba. Entonces se dijo un día: nada, voy a hacerme una guitarra de yagua y le voy a poner unas ligas, quizás suene bien. Y se puso a hacerla. Buscó un lomo de yagua seca, lo picó, le dio forma de guitarra pequeña y consiguió un pedazo de cámara de automóvil. Le sacó seis ligas finiticas y se las puso al instrumento; luego, por la parte de abajo, le colocó un palito de cedro para que levantara las ligas y pudiera tocar mejor. Pero la cosa no le salió bien la primera vez: aquello no sonaba como él quería; le fue quitando ligas y probando, hasta que la dejó con tres nada más. ¡Con tres ligas sonaba bien!

Como era un poco entendido para la música, no le fue difícil dominar el instrumento. Llegó a tocar de todo con la guitarra de yagua, todo lo que estaba de moda por aquellos tiempos: el danzón, el bolero, el son, canciones, tonadas campesinas…

Por las zonas vecinas había muchos decimistas; eran muy buenos improvisadores, pero no tenían instrumentos para acompañarse. Entonces iban a su casa y comenzaban la canturía. Como él sabía bastantes tonadas, ellos le pedían en la que querían cantar, le decían: “Yo voy a cantar por la tonada de Luis Gómez”, ”Y yo por la de Felo García”.

La Guitarra de Yagua

Guitarra de Yagua
La guitarra de yagua se convirtió en una locura para la gente: siempre estaba haciendo planes con ella, programando fiestas. Claro, él era joven y aquello le gustaba, los complacía; pensar que iba a divertir a los demás le hacía sentir bien. Salía para una fiesta y llevaba su guitarra, y en el bolsillo veinte o treinta ligas, listas para ponerlas. Si se partía alguna, sacaba otra del bolsillo, y ya.

Se casó, luego murió su primera hija, y ya no volvió a tocar más. Sus ánimos no estaban para eso. Durante muchos años se sumió en una gran tristeza. Pero el tiempo fue pasando y pasando, después de viejo volvió a su guitarra de yagua.

A muchos trató de enseñarles a tocar, pero nadie aprendía. Le agradaba que en esas tierras y en esos paisajes alguien siguiera sacándole música a un pedazo de yagua y a unas ligas. Eso lo deseaba con el alma. La música es muy buena para el hombre, tanto oírla como tocarla. ¿Qué sería de él sin su guitarra de yagua?

Fuente