Saltar a: navegación, buscar

José Pardo Llada

José Pardo Llada
Información sobre la plantilla
Jose-pardo-llada.jpg
NombreJosé Pardo Llada
Nacimiento1923
Sagua la Grande, Villa Clara, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento7 de agosto de 2009
Cali, Bandera de Colombia Colombia
Causa de la muerteComplicaciones estomacales y respiratorias
NacionalidadColombiana
CiudadaníaColombiana
OcupaciónPeriodista
CónyugeMaría Luisa Alonso

José Pardo Llada. Fue un periodista cubano, comentarista radial más escuchado en Cuba en las década de 1940 y 1950. Copartícipe de la Revolución cubana junto a Fidel Castro, posteriormente abandona el proceso revolucionario y radica en Colombia, era considerado una de las figuras principales del periodismo regional colombiano.

Síntesis biografica

Nació en 1923 en Sagua la Grande, en la actual provincia de Villa Clara, ubicada en la región central de Cuba. Desde temprana edad incursionó en la radio de nacional cubana y se destacó rápidamente por el sentido crítico frente a los gobiernos de turno.

Es elegido por amplia votación para la Cámara de representantes, después del golpe militar de Fulgencio Batista, el 10 de marzo de 1952, no fue capaz de emprender una lucha frontal contra la tiranía y menoscabó así la popularidad de que gozaba en esos momentos en la población. A finales de la lucha revolucionaria se incorpora se al movimiento insurreccional.

Labor desarrollada

En Cuba

En 1950 es elegido para la Cámara de Representantes, pero siempre mantiene un alto espirítus crítico. En los meses finales de 1958 subió a la Sierra Maestra, donde no fue bien recibido, Carlos Franqui, le dijo a Fidel que le regalaba la cámara fotográfica si lo mandaba para Puerto Malanga, lugar donde estaban los miembros del Ejército Rebelde que habían cometido indisciplina.

Muchos guerrilleros deseaban que lo sometieran a consejo de guerra. Había algunos que no querían ni darle comida. La única persona que lo trató bien fue Fidel Castro. Luego del triunfo revolucionario de 1959, participa en varios progranmas radiales, entre los que destaca, La Hora Radial (1:00 pm), desde donde combatió durante 27 meses -enero de 1959 a marzo de 1961- la política de los Estados Unidos hacia la Revolución cubana.

Realizó amplias campañas acusando a pasados gobiernos de Estados Unidos de la voladura del Maine y de impedir el triunfo mambí a fines del pasado siglo. Escribió un folleto denunciando al gobierno de Estados Unidos por la posición hostil a la candidatura presidencial de Bartolomé Masó en las primeras elecciones celebradas en Cuba, a comienzos del siglo XX.

Fue un crítico del periodista norteamericano Jules Dubois, uno de los primeros en comenzar la campaña propagandística contra la naciente Revolución. Se refería a él como al hombre de la “oreja peluda”. Realizó todo lo posible por aparecer en una fotografía junto a Fidel Castro y Nikita Jruschov en Naciones Unidas en 1960.

En 1960 insultó al entonces embajador de España en Cuba Juan Pablo Lojendio, por la marcada posición anticubana mostrada por el diplomático, al extremo que en noviembre de ese año, al paso el aeropuerto madrileño de Barajas, rumbo a la Unión Soviética, el señor Lejondio, trató de agredirlo fisicamente.

Calificó con los epítetos más duros a todo aquel que traicionó el proceso revolucionario. Cuando el pueblo pidió a Fidel que sacudiera la mata, refiriéndose a los oportunistas y arribistas que se habían incorporado al carro revolucionario, lanzó una frase que repetía en todos los programas radiales “Fidel, sacude la mata”.

Por la posición en defensa de la Revolución, fue objeto de un atentado el sábado 9 de julio de 1960. En horas del mediodía, en los momentos en que esperaba en el carro el cambio a luz verde del semáforo de L y 19, en el Vedado, fue ametrallado desde otro automóvil, salvando la vida milagrosamente.

Abandono a la revolución

El 17 de marzo de 1961 viajó a América Latina con el pretexto de entrevistar a diversos presidentes. Al llegar a México, primera escala del viaje, desertó. Era un momento en que las agresiones de los Estados Unidos contra la Revolución iban en aumento. Exactamente un mes antes de la invasión de Playa Girón.

Inicialmente le negaron el asilo los gobiernos de México y España, llegando a Colombia mediante la ayuda de un amigo, se radica en Cali en 1963, donde más tarde es presentador de un noticiero de televisión nacional, comentarista taurino y promotor de la salsa. Fue representante de la Cámara por el departamento del [[Valle del Cauca]6 y el ex-presidente Belisario Betancourt lo nombró embajador en Noruega.

Entre las razones que esgrimió para traicionar a la Revolución, están, las amenazas de muerte que le hacían los elementos desafectos del proceso revolucionario, así como la preocupación del rumbo socialista que que estaba tomando la Revolución. Tenía además mucha resistencia por parte de algunos de los amigos que estaban conspirando.

Sobre el Comandante en Fefe, Fidel Castro, expresó;

"Siempre recuerdo que un amigo mío, Javier Lezcano, hombre de mi absoluta confianza, mi alter ego, era también amigo de Castro. Entonces Castro lanzó su candidatura a representante para las elecciones que debían celebrarse en 1952 y le advierto a Lezcano que no lo podía apoyar ya que tenía otros compromisos.

"No me hizo caso. Se puso a ayudar a Castro y nunca se me olvidará que me dijo: “Pardo, qué equivocado estás. No te das cuenta de que Fidel es un personaje histórico”. Me eché a reír. No lo veía en aquel momento como personaje histórico. Han transcurrido más de 30 años y tengo que reconocer que Lezcano tenía razón.

Sobre el Che;

"He tenido mucha admiración por el Che. En su trato era un hombre duro. Hacía pocas concesiones al sentimentalismo, pero descubrí que era un sentimental. Tenía anotadas en una libretica la fecha de cumpleaños de sus seres más queridos y de sus amigos. Fue muy consecuente con lo que él creía y murió defendiendo sus ideas. Eso lo reconoce todo el mundo, incluso sus adversarios.

Lo vi por última vez cuando acudí al Banco Nacional de Cuba a buscar el dinero para el supuesto viaje periodístico que iba a realizar. Me autorizó una cantidad muy pequeña de dólares. Jamás olvidaré que al despedirme me dijo: “Pardito, tengo la impresión de que vas a levantar vuelo”. Aquello me dejó frío.

Muerte

A raíz de una serie de complicaciones estomacales y respiratorias es internado en la Clínica Sebastián de Belalcázar, donde fallece el 7 de agosto de 2009 en Cali, Colombia.

Fuente