Saltar a: navegación, buscar

Josué País

Josué País García
Información sobre la plantilla
Josue.jpg
NombreJosué País García
Nacimiento28 de diciembre de 1937
Santiago de Cuba, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento30 de junio de 1957
Santiago de Cuba, Bandera de Cuba Cuba
Causa de la muerteAsesinato
ResidenciaCubana
NacionalidadCubana
PadresFrancisco País y Rosario García
FamiliaresFrank País

Josué País García. Destacado revolucionario. Hermano menor del luchador clandestino Frank País García.

Síntesis biográfica

Nació el 28 de diciembre de 1937. Fruto del matrimonio del reverendo Francisco País y doña Rosario García. Era hermano de Frank País, de quien recibió siempre un especial cariño, y por el cual profesó el más profundo sentimiento de respeto y admiración, al lado de tan recia figura Josué se forjó tempranamente en el fragor revolucionario, y con valentía y heroísmo peculiar tejió su propia historia en la lucha contra los desgobiernos proimperialistas imperantes.

Al igual que su hermano, estaba muy influido por la educación de la madre, su padre murió cuando Josué tenía dos años. En ese hogar prevalecía una ética, un espíritu de moral y conducta. Doña Rosario era muy tierna y amorosa con sus hijos, pero a la vez no les hacía concesiones cuando ellos hacían algo inadecuado. Eran una familia pobre, tenían una pequeña pensión. Rosario hacía dulces para la calle, impartía clases de piano.

Trayectoria revolucionaria

El 7 de diciembre de 1953, el estudiantado santiaguero salió en manifestación a la calle, en homenaje al Titán. La policía batistiana bloqueó la calle Trinidad, por donde bajaban los jóvenes y la emprendió a palos con ellos. Josué cogió una piedra e hizo trizas el farol debajo del cual estaban los uniformados. Estos se abalanzaron sobre el adolescente, apenas tenía 15 años, pero un grupo de manifestantes lo defendió.

Frank organizó la Acción Revolucionaria Oriental (ARO) para luchar contra la tiranía batistiana y lógicamente, entre sus fundadores se halló Josué, a quien, a mediados de 1954, lo sorprendieron pintando un muro con consignas de ¡Abajo Batista! Conducido a una estación de policía, lo sometieron a un intenso interrogatorio, lo colgaron por los pies (a pesar de que solo tenía apenas 16 años), pero únicamente se inculpó a sí mismo:

"Fui yo, más nadie que yo...".

Le levantaron un acta acusatoria y lo enviaron a juicio. Por ser menor de edad, el tribunal lo sancionó a un año de prisión domiciliaria. Según la combatiente Marina Melleuve, no se amilanó, "por el contrario, hacía su vida normalmente, como antes, reuniéndose con compañeros de las Brigadas Estudiantiles... pero no dejábamos de protegerlo, de ahí que hubo noches que llegaba a su casa acompañado, cuando no de Frank, de mí y otros compañeros".

Ya como miembro del Movimiento 26 de Julio, después de ser detenido durante el levantamiento del 30 de noviembre de 1956 en Santiago de Cuba y posteriormente liberado, Josué se sumergió en la clandestinidad. La casa de Ángeles Montes de Oca (la tía Angelita) le sirvió de refugio; las tres hijas de ella, Belkis, Elsa y Gloria Casañas, devinieron sus colaboradoras.

"Llegó a ser como un hijo, uno más en aquella casa, su comportamiento, en sentido general, se había robado su cariño. "Una mañana se levanta y enseguida me pide que le busque un lápiz para anotar algo, entonces escribe en un papel lo siguiente: Espectros se ciernen sobre nuestras cabezas, sombras de cabezas de hombres, de hombres más fuertes. Me lo enseña, preguntándome si conocía una oración similar. Al ver que no conocíamos nada que guardara relación con aquello, me dijo riéndose: "Voy a tener que seguir soñando, para ver si completo estos versos".

Muerte

Muere el 30 de junio de 1957, cuando aún no había cumplido los 20 años de edad. Su vida simboliza el heroísmo derrochado por lo más puro de la juventud cubana, frente al sistema de opresión imperante en Cuba antes del triunfo revolucionario del 1 de enero de 1959.

Asesinato de Josué
El sepelio de Josué, Salvador y Floro se convirtió en una multitudinaria manifestación de duelo popular. Los féretros iban cubiertos con banderas del 26 de julio y los santiagueros coreaban el Himno Nacional.

Referencias

Fuentes