Saltar a: navegación, buscar

Juan Evangelista Valdés Veitía

Juan Evangelista
Información sobre la plantilla
Juan-valdes-barbero.jpg
Barbero, poeta, periodista y revolucionario.
NombreJuan Evangelista Valdés Veitía
Nacimiento27 de diciembre de 1836
Villa Clara, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento19 de octubre de 1918
Santa Clara, Villa Clara.

Juan Evangelista Valdés Veitía. Destacado barbero, poeta, periodista y revolucionario. En su honor en 1946 se implementó en Cuba jurídicamente la fecha del Día del Barbero y el Peluquero, que se celebra cada 27 de diciembre desde 1947, día de su natalicio.

Biografía

Nace el 27 de diciembre de 1836. De origen muy humilde y con una niñez triste, al perder a su madre cuando solo tenía cinco años, se educó solo aprendiendo los oficios de barbero e impresor a la vez que cultivaba la poesía, interesado en el naciente deporte del béisbol también fue uno de los primeros en realizar las funciones de anotador oficial de los juegos hacia 1889.

Hombre de gran tenacidad ya a principios de la década de los noventa del siglo XIX poseía un local en la calle San Juan Bautista No 4 (Luís Estévez) que oficiaba como Barbería e Imprenta con el nombre de “El Iris”.

Ocupaba dos locales en la calle Luís Estévez, era una verdadera peña literaria donde los talentos de entonces probaban sus habilidades como oradores, escritores o poetas, habitualmente se reunían en ella personalidades ilustres de la localidad como Luís Estévez, Enrique Villuendas, Manuel Serafín Pichardo, Van Horne y otros.

En un tiempo también ofició como imprenta especializada en fotograbados (técnica novedosa para la época) el primero que existió en la ciudad en 1893 - 1895, fundado por José B. Cornide y manipulado por su hijo Pepe, Erasmo Álvarez y el propio Juan E. Valdés, que los recortaba y montaba.

Fue centro de conspiración en la contienda del 1895, en ella solían despedirse los amigos que marchaban a la revolución, se recuerda especialmente la despedida en una mañana lluviosa del violinista y compositor del Himno Villaclara: Néstor Palma.

Era el editor impresor, en el local de la barbería el semanario “El Mosaico”, los trabajos con una calidad comparable a los editados en La Habana y otras ciudades importantes del mundo.

Logros, contribuciones o aportes importantes

Durante la contienda del 1895 cooperó con el Club “Juan Bruno Zayas” con varios donativos y en la imprenta se elaboraban proclamas rebeldes y libertarias, posteriormente pasa a integrar la directiva del Club Martí que se destacó por sus estrechos lazos con Máximo Gómez.

Al concluir la contienda el referido Club organiza en la propia Barbería, bajo su propuesta, el “Comité Reliquias de la Patria” que exhumo en los campos y trajo al cementerio los restos de más de 150 cubanos caídos en la lucha.

Comenzando su labor, con los de Néstor Palma, el 10 de octubre de 1899 y concluyendo sus actividades en 1902 al sepultarlos en el Panteón dedicado a los mártires de la independencia.

Labor cultural

En su labor cultural fue un cronista notable, recopiló las efemérides villaclareñas, enalteciendo nuestras glorias, diariamente a través de la prensa recordaba a mártires, héroes y a los que de alguna forma se habían distinguido en la vida.

Escritor, periodista y director de publicaciones como “La Unión” y “El Eco de Villaclara”. Colaboró de “El Mosaico”, “La Ristra”, “La Revista Villaclareña”, “La Esquila”, “El Pueblo”, “El Republicano”, “El Comercio”, “Blanco y Negro”, “El Propagandista”, “El Independiente”, “La Semana”, “La Publicidad”,”El Demócrata” y otros muchos. Como poeta uso con frecuencia el seudónimo J. de Selva.

Su muerte

Falleció en Santa Clara el 19 de octubre de 1918. Por acuerdo del 27 de octubre de 1918 el Ayuntamiento decidió sustituir el nombre de la calle Palma por el de Juan E. Valdés, en honor a todos sus méritos en pro de la cultura santaclareña y la independencia nacional.

García-Garófalo incluye algunas de sus poesías en su “Los Poetas Villaclareños”. De su labor como editor y director se conservan tres joyas de la tipografía santaclareña de todos los tiempos: una colección del semanario “El Mosaico” de los años 1893 - 1894, El “Álbum Homenaje a Marta Abreu” de 1895 y la revista “El 15 de julio de 1818” todas de obligada referencia para analizar la época en que fueron editadas, cargadas de fotografías y copias de documentos y artículos que de otra forma hubieran desaparecido y con lo cual nos ha dejado a las generaciones postreras una memoria viva de lo más relevante de la cultura e historia locales de inapreciable valor.

Fuentes