Saltar a: navegación, buscar

La cerámica de Horezu

Cerámica de Horezu
Información sobre la plantilla
CeramicaH11.jpg
Concepto:Única en su especie y variedad, la Cerámica Artesanal de Horezu es un producto inscrito en 2012 en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Cerámica de Horezu.Única en su especie y variedad, la Cerámica Artesanal de Horezu es un producto que se confecciona en el norte del Distrito de Vâlcea, ubicado hacia el centro-sur de Rumanía. Inscrito en 2012 en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Tradición

La cerámica de Horezu es un producto de artesanía excepcional, que se fabrica a mano en el norte del distrito rumano de Vâlcea y es ilustrativo de los conocimientos y técnicas artesanales de múltiples generaciones. La transmisión de este elemento del Patrimonio Cultural se efectúa en las familias de los artesanos y en las alfarerías (de maestros a aprendices), y también mediante las ferias y exposiciones.Desde el siglo XVI, el gallo de Horezu, símbolo del pueblo situado en los Cárpatos Orientales, da la bienvenida, cada amanecer, a sus habitantes. La tradición alfarera de Rumanía todavía es más antigua; nació hace más de 4.000 años, en el seno de la cultura Cucuteni, con una cerámica decorada con dibujos sorprendentes, que hoy se puede encontrar en una impresionante muestra permanente en el Museo de Historia de Bucarest. Este arte tradicional confiere a la comunidad un sentimiento de identidad y cumple una función social en su vida diaria.

Proceso de fabricación

El proceso de fabricación se reparte entre hombres y mujeres. Los hombres escogen y extraen primero la arcilla, y luego la someten a operaciones de limpieza, troceo, riego, amasado, pisoteo y mezcla, hasta transformarla en una pasta a partir de la cual obtienen una cerámica de color rojo. Los alfareros modelan luego los objetos con los dedos, aplicando una técnica especial que exige concentración, fuerza y agilidad. Aunque cada alfarero tiene un método propio para el modelado, todos respetan el orden de las operaciones. Las mujeres ornamentan los objetos utilizando técnicas e instrumentos específicos para trazar los motivos tradicionales. Su habilidad para combinar la ornamentación y los colores es la que imprime a la cerámica de Horezu una personalidad y un carácter únicos en su género.

Colores utilizados

Los colores utilizados –marrón oscuro, rojo, verde, azul y “marfil Horezu”– son de tonos vivos. Una vez ornamentados y coloreados, los objetos se cuecen en los hornos.

Instrumentos utilizados

Los alfareros utilizan instrumentos tradicionales: mezcladoras para la limpieza de la tierra, tornos y peines para el modelado; cuernos de vaca huecos y palos rematados por un alambre para las ornamentaciones; y hornos de leña para la cocción.

Comercialización

La cerámica esmaltada de Horezu se comercializa en una treintena de países y la tradición se remonta varios siglos atrás; generalmente se decoran las piezas con motivos bizantinos y vivos colores y, en muchísimas ocasiones, el gallo es el animal protagonista por excelencia. La tradición celebra una “Fiesta del Gallo de Horezu” y cada año atrae a los principales alfareros, no sólo rumanos, sino de diferentes puntos del orbe.

Fuentes