Saltar a: navegación, buscar

Lapti

Lapti
Información sobre la plantilla
Lapti.jpg
Concepto:Lapti son zapatillas étnicas antiguas rusas

Lapti. Fueron populares durante muchos siglos. Durante los primeros años de la época soviética se usaban mucho, hasta los soldados del Ejército Rojo los calzaban en verano y solo en invierno usaban válenki (calzado hecho de fieltro). Se pudieron encontrar incluso en épocas más recientes: tras la Segunda Guerra Mundial, cuando el país estaba en ruinas y faltaba dinero, la vida debía continuar su actividad normal y esto hizo que en algunas aldeas se conservara la demanda de este calzado.

Definición

Es una especie de zapatos o alpargatas tejidos con corteza de árbol o líber, fue el principal calzado de la población rural, es decir, del 90 % de los rusos. Son probablemente el calzado más conocido en el territorio del país y uno de los más antiguos. Las primeras alusiones a los lapti datan de los siglos XVI-XVII, aunque hallazgos en yacimientos neolíticos de agujas para tejer corteza hacen sospechar que ya entonces se pudieran utilizar.

Elaboración

Los lapti se tejían de diferentes maneras en función de las necesidades del futuro usuario y de la región donde viviera. Existían modelos de verano, de invierno, modelos que se ponían solo para trabajar en el campo, o para las fiestas, etc. A veces tenían una suela de cuero, o incluso se pintaban si eran para los días festivos. En las temporadas frías se calzaban calcetines de lana y en verano, sobre medias. Para encontrar el material necesario para su elaboración, los campesinos se dirigían en primavera a los bosques y extraían la corteza de los árboles. A menudo, los árboles resultaban dañados tras esa operación. Tal vez a eso se deba la típica expresión rusa “descortezar como a un tilo”, o sea, pelar, dejar sin nada. La corteza se conservaba hasta el momento en que el campesino quisiera hacer un par de lapti ordinario. Antes de empezar el trabajo, la corteza se ponía en agua tibia, se dejaba macerar y luego se le quitaba la parte exterior. Se calcula que para hacer unos 300 pares de lapti se necesitaba una carreta de líber, unos 40-60 manojos. En un día se podía hacer uno o dos pares de lapti. Normalmente, cada familia elaboraba su propio calzado en el tiempo libre o después del trabajo o durante las largas noches de invierno. Solo con el tiempo en algunas regiones del país surgieron profesionales que se dedicaban al oficio. En la mayoría de los casos eran hombres. A los niños se les enseñaba este oficio a partir de los siete u ocho años.

Actualidad

Actualmente, los lapti son un suvenir. Los verdaderos maestros de este oficio ya casi no existen.

Fuentes