Saltar a: navegación, buscar

Lectura

Lectura
Información sobre la plantilla
Fomento-de-la-lectura.jpg
Concepto:vehículo del saber o herramienta de aprendizaje
Lectura. Está prestigiada como vehículo del saber o herramienta de aprendizaje, como soporte por excelencia donde el hombre conserva la memoria colectiva, la historia de la humanidad, en las ciencias, en las artes, en las costumbres. La lectura es también universalmente aceptada como una ocupación sana, como una forma saludable y decente de ocupar el tiempo libre.

Lectura

Es un proceso que conlleva descifrar y comprender, entendiendo tanto el procesamiento de los textos en toda su magnitud (descodificación de símbolos, interpretación), como las experiencias y vivencias del lector, relacionándose en este caso aspectos psicológicos, lingüísticos y sociales.

Los beneficios que aporta el hábito de lectura:

  • Estímulo a la imaginación.
  • Educación de la sensibilidad.
  • Fomento a la reflexión.
  • Cultivo a la inteligencia.
  • Enriquecimiento personal constante.

La lectura y las tecnologías

Bajo el modelo de la Sociedad de la Información, las tecnologías de la información y la comunicación ocupan un lugar privilegiado a nivel individual y organizacional. El libro es una herramienta de insoslayable valor para la humanidad, por los beneficios que ofrece mediante la lectura para la autosuperación y el autoaprendizaje. La lectura, es un elemento básico para la obtención del conocimiento en la nueva sociedad y para el crecimiento del individuo como persona y ser humano.

Su vigencia trasciende hasta la actualidad, una actualidad signada por profundos períodos de crisis, sobre todo en el plano científico y tecnológico, que ha generado nuevas formas de conocimiento y cambios de paradigmas con respecto al fenómeno de la lectura a partir del surgimiento de Internet y el hipertexto, un tipo de documento que se auto-organiza y se retroalimenta constantemente y que provoca una especie de neolectura que interconecta al individuo con una realidad multipolar y multidimensional de carácter interactivo.

Efectos positivos de la lectura

La lectura pone en marcha el cerebro activando zonas que terminan conformando nuevas maneras de pensamiento. Cuando más se lee más se quiere leer.

Mejora el uso del lenguaje y forma el espíritu crítico.

Intensifica la concentración y estimula la inteligencia. Para los niños es un acto fundamental que les ayuda a conocer mejor el entorno en el que desarrollan su vida.

La mente se activa de una forma más que beneficiosa para la salud dando como resultado una salud mental más que positiva.

La lectura en Cuba

A pesar de las aspiraciones de sus ciudadanos y contar la nación con destacados educadores, escritores e intelectuales, de la talla de José María Heredia, José Martí y Enrique José Varona, los diferentes gobiernos que se sucedieron en el poder, entre 1902 y 1959, poco hicieron por la educación y la cultura de las mayorías. Antes de 1959, las iniciativas culturales tendientes a la promoción de la lectura se concentraban en acciones individuales de personas y entidades privadas, no obedecían a una voluntad política, ni tenían alcance nacional. Se destaca, por su originalidad y carácter fundador, la experiencia cubana de los Lectores de Tabaquería, surgida a mediados del Siglo XIX, que hizo de este segmento de la clase trabajadora el mas culto y patriótico durante las Guerras de Independencia, colaboradores entusiastas de la labor redentora de Martí.

Triunfo de la Revolución

Al triunfar la Revolución, el 1 de enero de 1959, encontró a numerosos maestros desempleados, un 23% de analfabetismo, la ausencia de una imprenta nacional, y apenas 32 bibliotecas públicas para atender una población de cerca de 6 millones de habitantes. La primera prioridad de la Revolución triunfante fue llevar a cabo la Campaña de Alfabetización, la cual culminó en 1961 al ser declarado el país Territorio Libre de Analfabetismo. A partir de entonces ha sido una constante la aplicación de políticas de estímulo a la creación, la educación, la cultura y la lectura, que continúan en la actualidad con más de cien programas especiales, a escala nacional, en lo que se ha dado en llamar la Tercera Revolución Educacional.

Actualidad cubana

En la actualidad Cuba no tiene analfabetos, cuenta con el mayor número de maestros per capita en el mundo, con uno por cada 36,8 habitantes, y una tasa neta de escolarización primaria del 100%, mientras que países ricos, como Estados Unidos, apenas alcanzan el 93%. Existen 401 bibliotecas públicas, mas de 6 mil bibliotecas escolares; las primeras atendieron el pasado año a 8 718 574 personas de una población de algo más de 11 millones de habitantes. La Feria Internacional del Libro 2012 de La Habana se extendió a 34 ciudades del país, sin contar la capital, siendo visitadas por 3,700,000 personas, que adquirieron 3 200 000 ejemplares. En el caso cubano, los cambios revolucionarios operados en la sociedad a partir de 1959, la prioridad brindada por el gobierno a la educación y la cultura desde sus inicios, la manifiesta voluntad política que propició la asignación de los recursos mínimos indispensables para llevar a cabo una estrategia de desarrollo integral de todos sus ciudadanos, y la unidad de acción lograda entre el gobierno revolucionario y el pueblo, alrededor de temas de alta sensibilidad, como ejercer el derecho a la salud, la educación, la cultura y el deporte, de manera universal y gratuita, propició el clima necesario para que el libro y la lectura se convirtieran en compañeros de todas las familias, componentes esenciales en la vida cotidiana de las personas.

En las condiciones de Cuba, la lectura y la escritura
Error al crear miniatura: Falta archivo
Lectura y libro
se consideran prioridades en las políticas educacionales y culturales del país, porque forman parte de una concepción de desarrollo integral de la personalidad, condición indispensable para el desarrollo de la nación, la defensa de su soberanía, y la participación democrática y ciudadana. Una frase de Fidel Castro Ruz, pronunciada en los primeros años de la Revolución, así lo resume: "No le íbamos a decir al pueblo, cree, sino lee". No puede ser de otra manera en una sociedad donde el hombre, y muy especialmente los niños y jóvenes, es decir las nuevas generaciones, son el centro de la atención de toda la sociedad y de sus instituciones de gobierno. La identificación de la sociedad con los planes y prioridades gubernamentales, favorecedores del desarrollo y bienestar de las amplias mayorías, constituyen la base para lograr la articulación de todos los esfuerzos y recursos hacia objetivos como el de la promoción de la lectura.

Los altos niveles de unidad, organización y movilización logrados por Cuba, y el uso racional y transparente de los recursos públicos, constituyen garantía del éxito de estos programas. La forma abierta, participativa, y democrática en que se llevan a cabo acciones de este tipo, donde se tienen en cuenta las opiniones, sugerencias e intereses de todos los sectores sociales, contribuye a la unidad de acción y al necesario apoyo.

Fuentes