Saltar a: navegación, buscar

Leoncio Prado Gutiérrez

Leoncio
Información sobre la plantilla
260px
NombreLeoncio Prado Gutiérrez
Nacimiento26 de agosto de 1853
Huánuco, Arequipa, Bandera de Perú
Fallecimiento15 de julio de 1883
Causa de la muerteFusilamiento
NacionalidadPeruana
CiudadaníaPeruana
Leoncio Prado Gutiérrez. Fue oficial de la Armada del Perú. Decidió crear una marina mambisa; por sus contribuciones a favor de la causa cubana, fue ascendido a grado de coronel.

Síntesis biográfica

Nació en la ciudad de Huánuco, capital de la actual región homónima, Perú, el 26 de agosto de 1853. Hijo del general del ejército peruano, Mariano Ignacio Prado, presidente de esa República (1876 - 1879). Realizó estudios en Estados Unidos de América

Intentos de pisar suelo cubano

Leoncio fue estudiante en Estados Unidos de América, donde contactó con los cubanos revolucionarios, proponiendo sus servicios a la Agencia General de la República de Cuba en Armas, en Nueva York. Miguel Aldana, agente general, le concedió el grado de Teniente. A partir de ese momento realizó múltiples intentos por enrolarse en una expedición a Cuba. El 23 de septiembre de 1875 logró salir de Jamaica en la del vapor Octavia a cargo del Coronel Pío Rosado, la cual no pudo desembarcar. En abril de 1876, con grado de Capitán, integró otra que no llegó a concretarse. Decidió contribuir a la creación de una marina mambisa mediante la incautación de embarcaciones españolas, para lo cual solicitó al presidente Tomás Estrada Palma una patente de corso. Este se la negó; pero le envió a Haití un diploma con el grado de Comandante.

El 7 de noviembre de 1876, acompañado de once revolucionarios, abordó en Puerto Plata, República Dominicana, al vapor español Moctezuma, en calidad de pasajero. Cuando la nave se alejó unos 30 km de la costa, la secuestró. En la acción murieron el capitán y otros tres españoles. Leoncio enarboló la bandera cubana y lanzó una proclama. (9 de noviembre de 1876) mediante la cual ponía el barco a disposición de la revolución con el nombre de Céspedes. Se dice que tenía un cañón en la proa y otro en la popa; pero se vieron precisados a incendiarlo para que no cayera en poder de los españoles. Por esa acción fue ascendido a Coronel.

Monumento a Leoncio Prado en el Parque de la Fraternidad de La Habana

Otras acciones revolucionarias

A mediados de 1877, en un viaje a su país y contando con la ayuda de su padre, armó un buque y navegó hasta el archipiélago filipino con el objetivo de hostilizar a España desde ese teatro de operaciones y obligarla así a dividir sus fuerzas. Poco se conoce sobre los resultados del hecho; pero sí es sabido que cuando emprendía el regreso a Occidente naufragó en el mar del sur de China. Fue ésta la primera ocasión en que una bandera cubana llegara hasta las lejanas costas asiáticas.

Trabajó con el Comité Revolucionario Cubano, en Nueva York, en la recaudación de fondos por países de América para el sostenimiento de la Guerra Chiquita (18791880). Reingresó en el ejército peruano, donde se le reconoció el grado de Coronel. Pariticipó en la llamada Guerra del Pacífico, entre Perú y Chile. En la batalla de Huamacucho, donde los chilenos derrotaron a los peruanos, un impacto de cañón le cercenó una pierna. Hecho prisionero, un tribunal de guerra chileno lo condenó a muerte.

Muerte

Fue fusilado el 15 de julio de 1883, sentado en una cama, siendo él quien, con tres toques de cuchara en un plato, diera la orden de fuego a los cuatro tiradores que se encontraban a tres metros de distancia.

No aparece registrado en el escalafón de coroneles del Ejército Libertador. Sus biógrafos afirman que nunca logró pisar suelo cubano.

Fuente