Saltar a: navegación, buscar

Liga Juvenil Comunista

Liga Juvenil Comunista
Información sobre la plantilla
Liga Juvenil Comunista 2.jpg
Concepto:Organización revolucionaria de la decada del 30

Liga Juvenil Comunista (LJC). Primera organización Marxista- Leninista de la juventud cubana, auxiliar y reserva combativa del Partido para trasmitir las orientaciones partidistas entre las masas juveniles.

Historia

Desde el Congreso Constituyente del Partido Comunista, el 16 de agosto de 1925, se había considerado la necesidad de crear una organización juvenil que, de acuerdo con los postulados de la III Internacional Comunista, sirviera de apoyo al Partido y fuera un vehículo transmisor de sus orientaciones entre las masas juveniles, pero las adversas condiciones de ilegalidad, persecución y terror impuestos por el gobierno de Gerardo Machado en el país, no permitieron llevar a cabo este propósito, de inmediato. No es hasta 1928 en que, a propuesta de Rubén Martínez Villena, el Comité Central del Partido crea una comisión con el fin de organizar la Liga Juvenil Comunista.

Desde 1927 se habían ido organizando clubes culturales, deportivos y recreativos en el país, donde los jóvenes desarrollaban actividades que se fueron incrementando y diversificando, y se alternaban con otras que despertaban en ellos su conciencia de clases, el antiimperialismo y las ideas revolucionarias. A partir de la labor desarrollada por estos clubes, se fueron formando las primeras células de la Liga Juvenil Comunista, proceso de constitución que se extendió hasta 1931, cuando quedó organizado su Comité Central y dejó de funcionar la Comisión organizadora y se instituyó el organismo recién electo como rector de las actividades de la organización juvenil comunista, no obstante, siempre contó con el apoyo y la orientación del Partido.

Estructura

Surgió en las más difíciles condiciones de clandestinidad y terror, y se organizó mediante células de base, fracciones, comités seccionales, distritales (provinciales) y un Comité Central, este a su vez contaba con miembros sin cargos y un secretariado o un buró Nacional integrado por el Secretario General, Secretario Organizador y responsables del trabajo sindical, estudiantil, campesino, agitación y propaganda. Cada responsable tenía sus respectivas comisiones de trabajo. La célula era la organización base y debía estar integrada por 3 militantes, como mínimo. Estas se crearon en las empresas, fábricas y a nivel de barrio y calle. Las fracciones se formaban en las organizaciones de masas.

La celebración de la 1ra Conferencia Nacional de la Liga Juvenil Comunista, en 1931, que contó con la participación de 20 delegados, representando las células de base, donde se aprueba el plan de trabajo para la nueva etapa y se elige el Comité Central.

El Secretario General de la Liga Juvenil Comunista fue Severo Aguirre del Cristo, quien desempeñó esta responsabilidad hasta la disolución de ella. Los jóvenes comunistas aprendieron a combinar la lucha dirigida contra la dictadura de Machado y el imperialismo, con la batalla por las demandas económicas, políticas y sociales de la juventud obrera y estudiantil. Para ingresar a la Liga, los jóvenes eran sometidos a un tiempo de prueba que era más breve para los obreros; apoyaba su actividad en los clubes juveniles culturales y deportivos, así como en los centros de enseñanza media superior, aprovechando al máximo las escasas coyunturas legales.

Objetivos

Aglutinar en su seno a obreros, campesinos y estudiantes, para lo cual se valió de las propias juventudes culturales deportivas obreras. La Liga aprovechó la legalidad de estas asociaciones para hacer un trabajo más amplio entre las masas juveniles, a la vez que desarrollaba su labor militante en la clandestinidad mediante sus organismos en los diferentes niveles.

Actividades

Los jóvenes comunistas aprendieron a combinar la lucha dirigida contra la dictadura de Machado y el imperialismo, con la batalla por las demandas económicas, políticas y sociales de la juventud obrera y estudiantil.

En los primeros tiempos, los jóvenes comunistas establecieron contacto con los obreros, combinando inteligentemente el trabajo legal y el ilegal mediante conferencias, charlas, veladas teatrales, coros, giras, paseos campestres y juegos deportivos; intensa labor de propaganda que realizó mediante carteles, pintura de lemas en las paredes, mítines relámpago, publicación de boletines, manifiestos otro método para divulgar las ideas comunistas e impulsar la lucha por las demandas juveniles, fue la utilización de su primer periódico “Juventud Obrera”, órgano oficial de prensa, por medio de sus páginas se divulgaba la crítica situación de la juventud y se daban orientaciones concretas para la organización de las luchas juveniles.

Su tirada era muy reducida en los primeros momentos pero con el tiempo se hicieron esfuerzos por aumentarla y tratar de que llegara a los más recónditos lugares del país. Fue siempre una publicación clandestina, salvo algunos períodos de legalidad y su distribución era simultáneamente en todos los lugares para que no fueran sorprendidos sus distribuidores.

Por orientación del Partido, se le da la tarea de organizar y orientar al relevo más joven, se creó a finales de 1931 la Liga de los Pioneros, para trabajar con los niños e ir despertando en ellos el interés por los problemas sociales que afectaban nuestra sociedad organización infantil que desarrolló su actividad hasta 1935 y logró incorporar a la niñez de la época.

La Liga Juvenil Comunista estrechó sus vínculos con los estudiantes a través del Ala Izquierda Estudiantil, organización creada en 1931, como un desprendimiento del Directorio Estudiantil Universitario de 1930, de franca tendencia antiimperialista, que agrupaba en su seno a lo más radical del estudiantado cubano de la época.

En diciembre de 1933 la Liga Juvenil Comunista de Cuba es aceptada como miembro de la Internacional Juvenil Comunista, y desde entonces comenzó a funcionar como sección de esta última, recibiendo el apoyo y las orientaciones de dicho organismo. Participó junto al Partido, en los difíciles días de la huelga general de marzo de 1935, que culminó con la derrota de la lucha popular revolucionaria debido, entre otras causas, a que el pueblo se encontraba desunido y desarmado. Las represalias seguidas a la derrota de la huelga general de marzo de 1935, provocaron que casi el 50% de los militantes del Partido y de la Liga fueran encarcelados e, incluso algunos, asesinados.

La celebración de su I Congreso en marzo 1934. Desde finales de 1933 se había valorado la necesidad de efectuar su Congreso para hacer un balance de la labor desarrollada y sentar las bases para el trabajo futuro, lo cual proporcionaría su fortalecimiento como organización y había iniciado el proceso de preparación de dicho evento, En diciembre de ese año se efectuó una Conferencia Nacional de emergencia con el propósito de comenzar en todo el país los preparativos para la importante asamblea de la juventud comunista. Entre los acuerdos de esta reunión podemos señalar la convocatoria para la celebración del Congreso en el mes de marzo de 1934, la orientación de realizar congresos distritales y conferencias seccionales previas al cónclave y la publicación regular de su órgano de prensa y la elevación de su tirada para garantizar que llegara a todo el país y el compromiso de arribar a la asamblea con 7500 miembros.

Disolución

La Liga Juvenil Comunista comienza a trabajar, arduamente, en la creación de organizaciones legales y de carácter masivo desde 1936. Una vez cumplido este acuerdo la Liga desaparece, en octubre de 1938, con la celebración del último pleno de su Comité Central; los militantes de la Liga se agruparon en células juveniles del Partido y encabezaron las organizaciones masivas que ella misma comenzó a crear. El 6 de octubrede 1936, después de varios meses de intensa labor, los militantes comunistas lograron el objetivo planteado al fundar la Hermandad de Jóvenes Cubanos.

Véase también

Fuentes

  • Del Busto Martínez Lourdes. La Unión de Jóvenes Comunistas, heredera y continuadora de las tradiciones de lucha de la juventud Cubana. Escuela Nacional de la UJC. Material de apoyo a la docencia.  2004.
  • Dpto. de Dirección Juvenil. El Movimiento Juvenil y Pioneril Cubanos después del triunfo de la Revolución. Escuela Nacional de la UJC. Material de apoyo a la docencia. /2003.
  • Multimedia Hechos y realizaciones concretas.