Saltar a: navegación, buscar

Loma del Capiro

Loma del Capiro
Información sobre la plantilla
Vista aérea del Capiro.JPG
Ubicación Geográfica:Al noreste de la ciudad de Santa Clara, Villa Clara, Cuba

Loma del Capiro Elevación natural que por su ubicación estratégica fue atacada por la tropas del Che Guevara durante la Batalla de Santa Clara en 1959. Hoy es Monumento Nacional de la República de Cuba y tiene en la cumbre una escultura de José Delarra.


Origen del nombre

Se debe a un antiguo dueño de los terrenos donde está enclavada la loma, Cristóbal de Moya, que le dio esa denominación a semejanza de una montaña de América del Sur visitada por él entre los cerros que circundan a Portobelo, camino de Panamá, llamada también Monte Capiro. Su visita quedó registrada en los escritos conservados de dos de los participantes en el viaje.


Datos naturales

Ladera sur de la loma del Capiro rodeada de tamarindos.
Está enclavada en un conjunto constituido por tres elevaciones naturales. Es la menor y mas occidental con 176.5 m de altura y las dos cimas restantes casi gemelas, presentan cotas de 185.9 m y 188.4 m respectivamente.

Varias investigaciones de los sedimentos en una de las laderas del Capiro proveen de evidencias del impacto del Meteorito Chicxulub hace millones de años, en la Península de Yucatán, y que causó la extinción masiva de los dinosaurios. Durante el impacto se generaron tsunamis, terremotos y tormentas que afectaron profundamente a Cuba, dada su cercanía a Yucatán. Tradicionalmente, sus laderas han servido a la ciudad de suministro de frutas, plantas medicinales, hortalizas y otros bienes. Posee además una ubicación estratégica privilegiada, valor paisajístico y magníficas condiciones visuales sobre la ciudad.

Importancia histórica

La Loma del Capiro constituyó un punto estratégico de la Batalla de Santa Clara y de la victoria del ejército rebelde en la guerra liberadora de 1959. El 28 de diciembre de 1958 los hombres de la columna comandada por el Che emprendieron una serie de acciones armadas para impedir el paso de refuerzos al oriente cubano y, en especial, el de un tren blindado con armas y tropas listas para actuar bajo las órdenes del coronel Casillas Lumpuy, asesino años antes del líder azucarero Jesús Menéndez, quien se encontraba en Santa Clara al frente del Regimiento Leoncio Vidal. El total de soldados destacados en Santa Clara para detener el ataque rebelde ascendía a 3500 efectivos apoyados por la aviación, un tren blindado, artillería, ametralladoras y decenas de unidades blindadas; también ocupaban todos los puntos altos y posiciones estratégicas en la ciudad. Por su lado, las fuerzas al mando del Che, sumaban apenas 400 guerrilleros mal armados. En el fragor del combate y ante tanta diferencia de fuerzas, el Che adoptó importantes decisiones tácticas.

La primera acción de guerra fue atacar la "Loma del Capiro", donde se encontraba atrincherada una agrupación de tropas del enemigo provenientes del Tren Blindado estacionado en su ladera sur. Hacia la loma avanzó un pelotón al mando de Luís Alfonso Zayas y parte del Pelotón Suicida bajo el mando del teniente Hugo del Río.

Monumento de José Delarra en la Loma del Capiro.
Fueron recibidos con fuego de morteros y armas de grueso calibre unidos al hostigamiento de la aviación; combaten todo el día 28 y en la madrugada del 29 de diciembre de 1958 logran rendir la plaza; el Che saca de allí a los pocos integrantes del Pelotón Suicida y los manda a avanzar sobre la ciudad no sin antes dejar un rebelde muerto, Antonio Pérez González, otro herido y varios aturdidos por la explosión de los obuses. También instruye a Zayas que su pequeño pelotón mantenga a raya a los soldados que han quedado aislados del resto de las fuerzas sobre la Loma del Capiro.

Las tropas desalojadas se retiran hacia el Tren Blindado que se descarrila minutos después debido a que los rebeldes habían destruido las líneas ferroviarias; luego de un corto combate es obligado a rendirse. Pocas horas después y tras intensos combates, la ciudad es tomada, el coronel Casillas Lumpuy es capturado, Batista huye del país y triunfa la revolución cubana.

Monumentos y lugares históricos

Monumento al Santo Padre Juan Pablo II en Santa Clara, Cuba
En la cumbre de la loma se emplazó un monumento realizado por el escultor José Delarra en el año 1988 que representa la unión de diferentes calibres de armas de fuego proyectados hacia el cielo unidas por un aro. La escultura representa la defensa del cielo de la Patria y reposa sobre una base de mármol. El lugar fue declarado Monumento Nacional de la República de Cuba el 30 de enero de 1990 junto al Tren Blindado.

En la ladera sur hay una plantación de Tamarindos que se conserva e incrementa desde hace varias décadas. Este es el árbol simbólico de la ciudad de Santa Clara y es representativo de su fundación. Cada 16 de julio es sembrado allí un tamarindo en acto solemne y en presencia de las autoridades del gobierno y la comunidad.

A pocos metros de allí, en una explanada, se celebró la misa papal del Santo Padre Juan Pablo II en su visita a la ciudad el 22 de enero de 1998. Tan memorable encuentro es recordado en el lugar con el Monumento al Papa Juan Pablo II, erigido por la Iglesia Católica en común acuerdo con el gobierno de la ciudad, en su décimo aniversario; se inauguró el 23 de febrero del año 2008 y es la primera estatua religiosa que se erige en Cuba fuera de los templos.

Fuentes

  • Monumentos Históricos. Villa Clara. Editora Política. E.M.P. Villa Clara. 1982. “Año 24 de la Revolución”
  • Archivo del Instituto de Historia de Cuba: Fondo Col. 8 Ciro Redondo. Fondo Operaciones Ejército de Cuba.
  • Che en combate, la campaña guerrillera en Cuba central, de Antonio Núñez Jiménez
  • GeoScienceWorld, September 2005, by Laia Alegret