María Teresa Rivero Morera

María Teresa Rivero Morera
Información sobre la plantilla
Chacha rivero.JPG
Maestra de varias generaciones.
NombreMaría Teresa Rivero Morera
Nacimiento5 de diciembre de 1899
Mariel, Artemisa, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento25 de enero de 1989
Mariel, Artemisa, Bandera de Cuba Cuba
Causa de la muerteNatural
ResidenciaCubana
NacionalidadCubana
Otros nombresChacha
CiudadaníaCubana
OcupaciónMaestra
CónyugeElias Pérez Urriola
HijosJuan Antonio Pérez Rivero, Eva Pérez Rivero
PadresDolores Morera García y José Rivero García

María Teresa Rivero Morera. Maestra de varias generaciones, amante de la historia patria, las artes y la meteorología.

Primeros años

Nació el día 5 de diciembre de 1899 en la calle real del municipio de Mariel, actualmente provincia Artemisa(antigua provincia La Habana). Comenzó el primer grado en la escuela primaria de niñas del barrio de La Yagruma con la profesora Lolita Rivera que según las personas de esa época era una excelente pedagoga y sus clases eran de alta calidad, en esa escuela y con la misma profesora alcanzó el sexto grado con altas calificaciones.

Pasados unos años comenzó a prepararse para el examen de ingreso a la Escuela Normal de Maestro por su inclinación al magisterio el cual no abandonó nunca en su vida.

Ya preparada para el examen de ingreso, por razones de orden familiar no llegó a ingresar en dicha escuela, pero había alcanzado el conocimiento necesario para enseñar en los primeros grados, por lo que fundó su propia escuela en su domicilio.

A la vez comenzó a estudiar mecanografía, la cual terminó adquiriendo una plaza de mecanógrafa en el juzgado municipal alrededor de 1920 laborando en esas oficinas varios años.

Educadora integral de toda la vida

En 1918 se inauguró la fábrica de cemento el Morro de propiedad norteamericana y con dirigentes técnicos y administrativos también norteamericanos, por lo cual llegaron al Mariel varias personas procedentes de La Habana y otros pueblos que dominaban el idioma inglés, con uno de ellos comenzó a estudiar inglés, idioma que llegó a dominar perfectametne, usándolo con toda la frecuencia que le era posible.

Ya en la década del veinte y el treinta de este siglo XX nuevamente comenzó a dar clases de primaria en su casa, pero a la vez comenzó a incursionar en la poesía llegando a más de quince entre las cuales se encuentra “El paso de la trocha”, A mi primer y único amor”, “Al 28 de enero”. La primera ha sido difundida en los últimos años en todas las escuelas del municipio y está permanentemente en la escuela “Protesta de Baraguá”, en la Boca, por ser este el lugar donde se produjo este hecho el día 2 de diciembre de 1896.

En esa época de las décadas del 30 y del 40, existía la costumbre de hacer veladas en el cine con artistas aficionados a la poesía, cantos, bailes y cortos dramáticos y cómicos para beneficio de alguna obra social o humanitaria pues la recaudación se destinaba a dicha obra, algunas sociales del pueblo y otras a personas desvalidas con problemas familiares graves de salud, ella siempre escribio los cortos cómicos y los coros de niños que actuaban en esas funciones.

En la década del 50 terminó la escuela privada que tuvo durante mucho tiempo, pero su aflicción por el magisterio fue tan grande que se mantuvo a yudando a todos los niños que tocaban a su puerta con los deberes escolares.

Fue una gran lectora y conservaba obras de grandes poetas nacionales e internacionales, también coleccionaba libros de astronomía y meteorología, ciencia en la cual adquirió grandes conocimientos.

Fue una asidua visitante a la localidad de la Boca, específicamente al monumento de Antonio Maceo, los 7 de diciembre de cada año, llevándole siempre una ofrenda floral.

Poesías

Mariel

Paraíso del norte eres, Mariel
el más bello rincón pinareño
pintoresco,adorable, risueño,
primoroso y florido vergel.
Del Golfo mejicano las caricias
recibes dulcemente noche y día
sus olas besarte, las delicias,
te brindan de su plácida armonía.
Tu pedazo de cielo, el mar azul
¡Qué lindos son lo rayos de tu sol!
y esas nubes tan blancas como el tol
luego lucen teñidas de arrebol.
Esa loma, a la mar tan inmediata
mirando a la bahía se recrea
y en sus azules aguas se retrata
al subir cada día la marea.
Tras esa misma loma, entre palmeras,
cuando aparece el sol cada mañana
y baña con sus rayos tus praderas
nos ofrece un hermoso panorama.
Y a la hora del crepúsculo, el color
purpúreo de las nubes da en el mar,
brindándole al poeta y al pintor
el paisaje más bello y singular.
Después de tus bellazas naturales
tus hijos que te adoran con pasión
te han dotado de parques y murales
y un bonito y extenso malecón.
A tú entrada se yergue majestuosa
nuestra querida Iglesia Parroquial
al frente está el museo y en la loma
el edificio de la otrora academia naval.

Otras aficiones

Fue una persona dedicada al estudio de distintas especialidades literarias y científicas hasta los últimos años en que perdió la visión, además una artesana profesional fabricando durante más de 50 años papalotes y piñatas para cumpleaños con variados modelos que eran adquiridos por la población.

Muerte

Muere el 25 de enero de 1989 al cumplir los 90 años con plena lucidez mental.

Fuente