Saltar a: navegación, buscar

Matilde Elena López

Matilde Elena López
Información sobre la plantilla
Matilde Elena Lopez.jpg
NombreMatilde Elena López
Nacimiento20 de febrero de 1919
San Salvador, Bandera de El Salvador El Salvador
Fallecimiento11 de marzo de 2010.
NacionalidadSalvadoreña
CiudadaníaSalvadoreña
OcupaciónPoetisa, narradora, ensayista, dramaturgo y profesora universitaria salvadoreña.

Matilde Elena López. Poetisa, narradora, ensayista, dramaturgo y profesora universitaria salvadoreña, autora de una variada y amena producción literaria; por la extensión y hondura de sus saberes humanísticos está considerada como una de las figuras más destacadas entre la intelectualidad centroamericana del siglo XX.

Síntesis biográfica

Nació en la ciudad de San Salvador, el 20 de febrero de 1919. Desarrolló una amplia labor literaria a favor de los derechos femeninos, al igual que tuvo una destacada participación radiofónica en los sucesos del 2 de abril de 1944, cuando una conjura civil y militar intentó derrocar al gobierno del general Maximiliano Hernández Martínez.

Tras marcharse al exilio, inició sus estudios académicos de Periodismo en la Universidad de San Carlos (USAC, Guatemala), donde también prestó servicios culturales para el gobierno de Jacobo Arbenz.

Derrocado el régimen guatemalteco, se marchó a Quito (Ecuador), donde obtuvo su licenciatura en Filosofía y Letras en la Universidad Central de Ecuador. Una de sus tesis de graduación dio paso a la publicación titulada Ensayos de poesía ecuatoriana (Quito, 1957).

Trayectoria laboral

A partir de este momento, su vinculación con los medios universitarios no haría más que estrecharse, pues pronto comenzó a ejercer la docencia en su país natal (concretamente, en la Universidad de El Salvador, donde ingresó ya como doctora en su especialidad) y a ejercer diversos cargos en el ámbito académico.

Así, tras obtener una cátedra en la Facultad de Humanidades de la recién mencionada Alma Mater, pasó a desempeñar funciones de vicedecana y a dirigir los departamentos de Letras y Promoción Cultural. Posteriormente, ejerció la docencia en la Universidad Centroamericana "José Simeón Casas" (UCA) y en la Facultad de Humanidades de la Universidad Nueva de San Salvador, donde llegó a ocupar el decanato.

Fue nombrada directora de Arte y Extensión Cultural del Ministerio de Educación de su país natal, y actuó como delegada salvadoreña en el XII Congreso de Filología y Lingüística Románica celebrado en Bucarest en 1967, cargo que volvió a desempeñar en 1972, durante la siguiente convocatoria (XIII) de dicho Congreso, celebrado esta vez en Quebec. Además, también como representante de El Salvador asistió al Congreso Mundial de la Mujer verificado en Finlandia en 1969.

Muerte

Este emblema de la literatura, considerada una de las figuras más destacadas entre la intelectualidad centroamericana del siglo XX, falleció el 11 de marzo de 2010.

Obras

La obra intelectual y creativa de la escritora salvadoreña abarca los principales géneros literarios que han estado en boga durante todo el siglo XX. Entre sus libros más importantes, resulta obligado mencionar el ensayo que dedicó a uno de los principales autores salvadoreños, publicado bajo el título de "Masferrer", alto pensador de Centroamérica (Guatemala, 1954).

Además, publicó "Interpretación social del arte" (San Salvador, 1965), "Dante, poeta y ciudadano del futuro" (San Salvador, 1965), "El método sociológico en la crítica estilística" (Bucarest, 1967); "Cartas a Groza" (1970), "Estudios sobre poesía" (San Salvador, 1973), "El momento perdido" (San Salvador, 1976), "La balada de Anastasio Aquino" (San Salvador, 1978; con reedición en 1984 y 1996), "Los sollozos oscuros" (San Salvador, 1982), "El verbo amar" (1997) y el libro de cuentos "La niña del Laberinto" (1999).

Asimismo, entre sus fecundos análisis literarios hay que destacar sus prólogos a las Obras escogidas de Alberto Masferrer (San Salvador, 1971) y de Claudia Lars (San Salvador, 1973), así como un pormenorizado estudio de la correspondencia entre dos de las más grandes poetisas hispanoamericanas del siglo XX: la chilena Gabriela Mistral y la salvadoreña Claudia Lars.

Homenajes

Ha sido distinguida y homenajeada por las más diversas instituciones y corporaciones nacionales e internacionales, como la Organización de Estudiantes de Humanidades de la UES (que le rindió homenaje en 1962 y en 1965), la Asociación de Mujeres Universitarias (1967 y 1975), la Fraternidad de Mujeres Salvadoreñas (1969), la Corporación Municipal de Santa Ana (1972), la Asamblea Legislativa de El Salvador, la Liga Femenina, la Mesa Redonda Panamericana de San Salvador y San Miguel, el Instituto "Hermanas Somascas", el Ministerio de Educación de El Salvador, el Departamento de Letras de la UES (1990), el Instituto Cultural Salvadoreño-Costarricense (1991), la Universidad Tecnológica, la Alcaldía Municipal de San Salvador, el Colegio "Cristóbal Colón" y la Fundación "María Escalón de Núñez" (1997).

Reconocimientos

Entre otros muchos galardones y reconocimientos, la escritora de San Salvador fue nombrada "Caballero de la Orden Francesa de las Artes y las Letras" (1990) y "Princesa de Cuxcatlán" (1995).

Años antes, su meritorio quehacer literario había sido recompensado en los Juegos Florales de Chiquimula (Guatemala, 1951), donde obtuvo el primer premio en la modalidad de poesía. En el certamen poético de la Universidad Central de Ecuador (Quito, 1955), también se alzó con la palma merced, a una de sus brillantes composiciones poéticas. En el prestigioso certamen "Centenario de Suchitoto",un ensayo suyo fue galardonado en 1959. En el certamen literario de La Prensa Gráfica (cuyos primeros premios recayeron en Matilde Elena López en 1959, 1964 y 1966).En el evento poético de Sonsonate convocado en 1960; en el concurso de cuentos de San Miguel y Santa Tecla (1960).

En el certamen "15 de Septiembre" de Ciencias, Letras y Bellas Artes (celebrado en Guatemala en 1962), donde triunfó en la modalidad de ensayo; en el certamen "Dante Alighieri" (Guatemala, 1964), que volvió a premiar uno de sus trabajos ensayísticos. En el concurso literario de la Universidad de Columbia (celebrado en Nueva York en 1973), donde fue galardonada con el primer premio en la modalidad de cuento; y, finalmente, en los Juegos Florales de Quezaltenango (Guatemala, 1976), que otorgaron su segundo premio a una obra teatral de Matilde Elena López.

Fuentes