Saltar a: navegación, buscar

Molusco contagioso

Molusco contagioso
Información sobre la plantilla
Molusco-contagioso-ninos-300x225.jpg
Concepto:Enfermedad cutánea de etiología vírica (poxvirus).

Molusco contagioso (molluscum contagiosum). Es una enfermedad cutánea de etiología vírica (poxvirus), concretamente molluscipoxvirus, que causa pápulas o nódulos elevados con apariencia de perla en la piel.

Formas de transmisión

La forma infantil suele trasmitirse por fómites mientras que en adultos suele ser por vía sexual.

Características

Se caracteriza por la aparición de pápulas dispersas en la piel con un tamaño menor a los 5 milímetros cupuliformes y umbilicadas en el centro. No son dolorosas, siempre y cuando el afectado no se rasque la zona con perseverancia. Puede aparecer un prurito poco intenso si se sobreinfectan.

Las zonas más frecuentemente afectadas son el área anogenital, cuello y párpados, otras localizaciones más extensas o diferentes a las anteriores pueden verse en pacientes con sida; en niños es más frecuente su localización en tronco y extremidades inferiores. Frecuentemente se produce autoinoculación y recidivas tras tratamiento con curetaje, crioterapia o electrocoagulación de las lesiones.

En los casos de molusco infantil es necesario tratar con crema anestésica para su inmediata extirpación.

Causas, incidencia y factores de riesgo

El molusco contagioso es causado por un virus miembro de la familia de los Poxvirus y la infección se puede adquirir de muchas maneras diferentes. Se trata de una infección común en niños y ocurre cuando un niño entra en contacto directo con una lesión. Se observa con frecuencia en la cara, el cuello, las axilas, los brazos y las manos, aunque se puede presentar en cualquier parte del cuerpo, con excepción de las palmas de las manos y las plantas de los pies.

El virus se puede diseminar a través del contacto con objetos contaminados, tales como toallas, ropas o juguetes.

Se propaga por contacto sexual. Las primeras lesiones en los genitales se pueden tomar erróneamente como herpes o verrugas pero, a diferencia del herpes, dichas lesiones son indoloras.

Las personas inmunodeficientes, debido a enfermedades como el SIDA, pueden presentar un caso de molusco contagioso que empeora rápidamente.

Síntomas

Lesiones en la piel, con las siguientes características:

  • En forma de pápula o nódulo.
  • Pequeñas (de unos 2 a 5 milímetros de diámetro).
  • Umbilicadas (con un hoyuelo en el centro).
  • Inicialmente firmes, de color carne, aspecto perlado y forma de bóveda.
  • Posteriormente se vuelven más blandas, grises y pueden supurar.
  • Núcleo central de material húmedo viscoso.
  • Indoloras.
  • Única o múltiple (más veces múltiple).
  • Localizadas normalmente en cara, tronco, brazos y piernas en el caso de los niños.
  • Localizadas normalmente en genitales, abdomen y cara interna de los muslos en los adultos.

Signos y exámenes

El diagnóstico se basa en el aspecto de la lesión y se puede confirmar con una biopsia de la piel. El médico debe examinar la lesión para descartar otros problemas y determinar otros trastornos subyacentes.

Tratamiento

Las lesiones individuales del molluscum pueden manifestarse generalmente de 6 a 8 semanas, a 2 a 3 meses. Sin embargo vía autoinoculación, la infección puede propagarse y dar síntomas generalmene pasados 8, a 18 meses, con un rango de duración entre 6 meses a 5 años.
El tratamiento a veces es innecesario dependiendo de la ubicación y número de lesiones, por lo que el tratamiento se debe llevar a cabo según las siguientes razones: Lesiones de Molluscum en un brazo.

Médicas

  • Hemorragia
  • Infecciones secundarias
  • Picazón e inconformismo
  • Ardor
  • Queratoconjunctivitis crónica

Sociales

  • Cosmética
  • Vergüenza
  • Miedo de transmisión a otros
  • Exclusión social

Muchos profesionales de la salud recomiendan tratar las hinchazones localizadas en el área genital para prevenir su dispersión. Es importante realzar que "tratar" dichos flemones no cura la enfermedad. El virus está en la piel y nuevas inflamaciones pueden aparecer, aún después de eliminar las visibles quirúrgicamente. Cualquier opción de cirugía de tratamiento debe repetirse cada vez que aparezcan tales bubones. Eventualmente el cuerpo responderá con una efectiva respuesta inmune y no habrá más signos, pero hasta tanto, nuevos bubones pueden aparecer en el curso del año o más.

Complicaciones

  • Persistencia, diseminación o recurrencia de las lesiones.
  • Infecciones bacterianas secundarias de la piel.

Situaciones que requieren asistencia médica

Se debe consultar con el médico si se presentan síntomas que sugieren la presencia del molusco contagioso. Igualmente, si las lesiones ya existentes persisten, se diseminan o si aparecen nuevos síntomas.

Prevención

Se debe evitar el contacto directo con lesiones de piel y no se deben compartir toallas con otras personas. El hecho de evitar las relaciones sexuales también puede prevenir el virus del molusco contagioso y otras enfermedades de transmisión sexual. Asimismo, se pueden evitar estas enfermedades teniendo una relación sexual monógama con una persona que se sepa que está libre de la enfermedad.
Los condones femeninos y masculinos no pueden proteger a la persona completamente, ya que el virus puede estar en áreas no cubiertas por el condón. No obstante, los condones aún se deben utilizar cada vez que se desconozca el estado de salud de un compañero sexual, con lo cual se reducen las probabilidades de adquirir o propagar enfermedades de transmisión sexual.

Enlaces relacionados

Véase también

Referencias

  • A b Weller R, O'Callaghan CJ, MacSween RM, White MI (1999). «Scarring in Molluscum contagiosum: comparison of physical expression and phenol ablation». BMJ 319 (7224): pp. 1540. PMID 10591712. http://www.bmj.com/cgi/content/full/319/7224/1540.
  • A b Plantilla:EMedicine
  • Plantilla:MedlinePlus
  • A b c Tyring SK (2003). «Molluscum contagiosum: la importancia de diagnosis temprana y tratamiento». Am. J. Obstet. Gynecol. 189 (3 Suppl): pp. S12–6. PMID 14532898.
  • Prodigy knowledgebase (July de 2003). «Molluscum Contagiosum». National Health Service. Consultado el 06-07-2006. - UK NHS guidelines on Molluscum Contagiosum
  • Cohen J, Powderly WG. Infectious Diseases. 2nd ed. New York, NY: Elsevier; 2004:2053-2056.