Saltar a: navegación, buscar

Montesquieu

Montesquieu
Información sobre la plantilla
Montesquieu.jpeg
Cronista y pensador político francés que vivió en la llamada Ilustración
NombreCharles Louis de Secondat
Nacimiento18 de enero de 1689
La Brède, Burdeos, Bandera de Francia Francia
Fallecimiento10 de febrero de 1755
París, Bandera de Francia Francia
Causa de la muerteFiebres
ResidenciaParís
NacionalidadFrancesa
Otros nombresSeñor de la Brède
CiudadaníaFrancesa
EducaciónAbogado
Alma materUniversidad de Burdeos
TítuloBarón
CónyugeJeanne Lartigue
PadresJacques de Secondat y Marie-Francoise de Pesnel
Obras destacadasLas Cartas persas, El Espíritu de las Leyes
Montesquieu. Charles Louis de Secondat, Señor de la Brède y Barón de Montesquieu. Fue un cronista y pensador político francés que vivió en la llamada Ilustración.

Es uno de los filósofos y ensayistas ilustrados más relevantes en especial por la articulación de la teoría de la separación de poderes, que se da por descontado en los debates modernos sobre los gobiernos, y ha sido implementado en muchas constituciones a lo largo del mundo.

Su pensamiento debe ser enmarcado dentro del espíritu crítico de la Ilustración francesa, patente en rasgos como la tolerancia religiosa, la aspiración de libertad y su concepto de la felicidad en el sentido cívico, si bien se desmarcará de otros autores de la época por su búsqueda de un conocimiento más concreto y empírico en oposición a la abstracción y método deductivo dominantes.

Síntesis biográfica

Nació el 18 de enero de 1689 en La Brède, cerca de Burdeos, en una familia noble y próspera.

Estudió en la Escuela de Oratoria católica de Juilly y la carrera de Derecho siguiendo la tradición familiar, primero en la Universidad de Burdeos y más tarde en París, entrando en contacto con los intelectuales de la capital francesa. En 1714, tras la muerte del padre, vuelve a La Brède donde ingresará como consejero en el Parlamento de Burdeos. Pasará a vivir bajo la protección de su tío, el barón de Montesquieu, quien a su muerte le dejará como legado tanto su fortuna, como su título de barón y el cargo de Presidente del Parlamento (1716-1727). En 1715 contrae matrimonio con Jeanne Lartigue, una protestante que le aporta una importante dote cuando el contaba con 26 años.

En 1716 heredó de su tío el título de barón de La Brède y de Montesquieu y la oficina del Presidente un Mortier en el Parlamento de Burdeos, que fue en el momento principalmente un órgano judicial y administrativa. Para los próximos once años que presidió la Tournelle, la división criminal del parlamento, en el que la capacidad de oír los procedimientos judiciales, las prisiones supervisado y administrado varios castigos como la tortura. Durante este tiempo también ha participado activamente en la Academia de Burdeos, donde se mantuvo al tanto de los avances científicos, y le dio papeles en temas que van desde las causas de los ecos de los motivos que nos debe llevar a proseguir las ciencias.

En 1721 publicó Montesquieu Las Cartas persas, que fue un éxito inmediato e hizo Montesquieu en una celebridad literaria. (Ha publicado las Cartas persas de forma anónima, pero su autor era un secreto a voces.) Empezó a pasar más tiempo en París, donde frecuentó los salones y actuó en nombre del parlamento y de la Academia de Burdeos. En 1725 vendió su interés por la vida en su despacho y abandonó el parlamento. En 1728 fue elegido miembro de la Academia Francesa, a pesar de la oposición religiosa, y poco después abandonó Francia para viajar al extranjero. Después de visitarItalia, Alemania, Austria y otros países, se fue a Inglaterra, donde vivió durante dos años.

A su regreso a Francia en 1731, preocupado por una visión deficiente, Montesquieu regresó a La Brède y comenzó a trabajar en su obra maestra, El Espíritu de las Leyes. En 1755, Montesquieu murió de una fiebre en París, dejando tras de sí un ensayo inacabado en el sabor de la Encyclopédie de Diderot y D'Alembert.

Filosofía de su historia

La filosofía de la historia de Montesquieu minimiza el papel de los individuos y los eventos. Presenta su punto de vista en Considérations sur les causes de la grandeur des Romains et de leur décadence que cada evento histórico fue inspirado por un evento, movimiento, en especial. "Si una causa en particular, tal como el resultado accidental de una batalla, ha arruinado a un estado, entonces existió una causa general que fue la que determinó la caída de dicho estado como consecuencia de una sola batalla.

Su obra mayor

Montesquieu dos obras más importantes son las Cartas persas y El Espíritu de las Leyes. Si bien estas obras comparten ciertos temas - sobre todo la fascinación por las sociedades no europeas, y un horror del despotismo - que son muy diferentes unos de otros, y serán tratados por separado.

Visión y legado

Montesquieu desarrolló las ideas de John Locke acerca de la división de poder. En su obra "El espíritu de las leyes" manifiesta admiración por las instituciones políticas inglesas y afirmó:

la ley es lo más importante del Estado.

Es considerado uno de los precursores del liberalismo y fue quien elaboró la teoría de la separación de poderes.

Obras

  • Les causes de l'écho
  • Les glandes rénales
  • La cause de la pesanteur des corps
  • La damnation éternelle des païens (1711)
  • Système des Idées (1716)
  • Cartas Persas (1721)
  • Le Temple de Gnide (novela 1724)
  • Arsace et Isménie (novela 1730)
  • Consideraciones sobre las causas de la grandeza de los Romanos y de su decadencia (1734)
  • El espíritu de las leyes (1748)
  • La defensa de «El espíritu de las leyes» (1750)
  • Pensées suivies de Spicilège

Frases

  • La amistad es un contrato por el cual nos obligamos a hacer pequeños

favores a los demás para que los demás nos los hagan grandes.

  • Para ser realmente grande, hay que estar con la gente, no por encima de ella.
  • Para obtener éxito en el mundo, hay que parecer loco y ser sabio.
  • Cuando se busca tanto el modo de hacerse temer se encuentra siempre primero el de hacerse odiar.

Religión

La religión juega un papel menor en el Espíritu de las Leyes. Dios es descrito en el libro 1 como la creación de la naturaleza y sus leyes, de haberlo hecho, él desaparece, y no juega un papel aún más motivos. En particular, Montesquieu no explica las leyes de cualquier país, apelando a la iluminación divina, la providencia, o la orientación. En el espíritu de las leyes, Montesquieu considera las religiones "en relación solamente con el bien que producen en la sociedad civil", y no con su verdad o falsedad. Él se refiere a las diferentes religiones en su caso a diferentes ambientes y formas de gobierno. El protestantismo es la más adecuada a las repúblicas, monarquías catolicismo y el Islam a los despotismos, la prohibición islámica de comer carne de cerdo es apropiado a Arabia, donde los cerdos son escasos y contribuir a la enfermedad, mientras que en la India, donde el ganado se necesitan con urgencia, pero no prosperan, la prohibición de comer carne es adecuada. Así, "cuando Moctezuma con obstinación tanto insistió en que la religión de los españoles era bueno para su país, y su para México, no hizo valer un absurdo".

La religión puede ayudar a aliviar los efectos de las malas leyes e instituciones, es lo único capaz de servir como un control sobre el poder despótico. Sin embargo, en vista de Montesquieu es generalmente un error de base de las leyes civiles en principios religiosos. La religión tiene por objeto la perfección del individuo, las leyes civiles como objetivo el bienestar de la sociedad. Teniendo en cuenta estos objetivos diferentes, lo que estos dos conjuntos de leyes que requieren a menudo difieren, por esta razón, la religión "no debe siempre servir como un primer principio de las leyes civiles". Las leyes civiles no son un instrumento adecuado para hacer cumplir las normas religiosas de conducta: Dios tiene sus propias leyes, y Él es muy capaz de hacerlas cumplir sin nuestra ayuda. Cuando tratamos de hacer cumplir las leyes de Dios para él o para nosotros mismos como sus protectores de yeso, hacemos nuestra religión un instrumento de fanatismo y la opresión, este es un servicio ni a Dios ni a nuestro país.

Muerte

Muere el 10 de febrero de 1755.

Fuentes

  • Althusser, Louis, 2007, Política e Historia: Montesquieu, Rousseau, Marx, Ben Brewster (trad.), Londres: Verso.
  • Berlín, Isaías, 2001, "Montesquieu", en contra de la actual Princeton,: Princeton University Press.
  • Carrithers, D. Mosher, M., y Rahe, P. (eds.), 2001, Ciencias de

Montesquieu de la política: Ensayos sobre El Espíritu de las Leyes MD, Lanham,: Rowman & Littlefield.

  • Cohler, Anne, 1988, Política Comparada de Montesquieu y el espíritu del constitucionalismo estadounidense, Lawrence KS: Universidad de Kansas.
  • Conroy, Peter, 1992, Montesquieu Revisited, Nueva York: Editores de Twayne.
  • Cox, Iris, de 1983, Montesquieu y la Historia de las leyes francesas, Madrid: Fundación Voltaire en la Institución Taylor.
  • Durkheim, Émile, 1960, Montesquieu y Rouseau: Los precursores de la sociología, Ann Arbor: Universidad de la prensa Michign.
  • Wikipedia
  • Viografiasyvidas
  • Monografias.com

Enlaces externo

Enciclopedia de Filosofía de la Universidad Stanford.

thales