Saltar a: navegación, buscar

Monumento a los ocho estudiantes de Medicina

Monumento a los ocho estudiantes de Medicina
Información sobre la plantilla
Obra Arquitectónica  |  (Monumento)
Monumento a los ocho estudiantes.jpg
Descripción
Tipo:Monumento
Localización:Explanada de La Punta, La Habana, Bandera de Cuba Cuba
Datos de su construcción
Inauguración:1890
Otros datos
Arquitecto(s):José Vilalta Saavedra

Monumento a los ocho estudiantes de Medicina. Conjunto escultórico erigido en memoria de los ocho estudiantes de Medicina fusilados injustamente en La Habana en 1871.

Localización

Se ubica dentro de un parque situado en la Plaza de La Punta, cruzando la avenida del Malecón habanero, a poca distancia del acceso oeste del túnel de La Habana, en la Habana Vieja.

Historia

Esta obra fue inaugurada en 1890 en homenaje a los ocho estudiantes de Medicina fusilados en La Habana en 1871. Los jóvenes habían sido acusados de haber ultrajado la tumba del periodista español Gonzalo Castañón. Se realizaron dos consejos de guerra para juzgar a los acusados, que eran completamente inocentes. La defensa de los estudiantes fue asumida, por Federico R. de Capdevila.

A las cuatro y veinte minutos de la tarde del 27 de noviembre de 1871, en la Plaza de La Punta, frente al costado Norte de la cárcel de La Habana, se llevó a cabo el fusilamiento de los ocho estudiantes de Medicina condenados a muerte por la supuesta profanación del sepulcro de Gonzalo Castañón.

Los ocho inocentes inmolados fueron Alonso Alvarez de la Campa, José de Marcos y Medina, Carlos Augusto de la Torre, Eladio González y Toledo, Pascual Rodríguez y Pérez, Anacleto Bermúdez, Angel Laborde y Carlos Verdugo. Estos jóvenes fueron víctimas de los excesos desatados en Cuba por la reacción encaminada a contener los avances del separatismo insular.

El Monumento se erigió gracias a la tenacidad de Fermín Valdés Domínguez, quien desde que se produjo el fusilamiento de los estudiantes de Medicina se empeñó en demostrar la inocencia de sus compañeros de estudio, quien más tarde escribió:

"Icé, con mis manos la bandera que, al lado del pedazo de pared de La Punta, dice al mundo que allí está algo de nuestro corazón, que aquella sangre allí derramada hace de aquel lugar, altar donde nuestro amor a la nacionalidad nos tiene siempre de pie y dispuestos a lo que el deber nos mande hacer en honra de ella."

Para la construcción del monumento se creó una comisión el 15 de febrero de 1887, bajo la presidencia de Valdés Domínguez. A través de suscripción pública se logró recaudar el dinero necesario. Se recaudaron 25 mil pesos y otros 5 mil fueron aportados por dos hermanas de uno de los estudiantes fusilados. El proyecto costó en total 30 mil pesos.

Características

Vista del Monumento a los ocho estudiantes de Medicina.

El Monumento es un templete de estilo griego que rodea el sector de la pared en que los ocho estudiantes fueron fusilados y encierra en gran parte el paredón de fusilamiento, donde además se conservan las huellas de las balas que causaron la muerte de los jóvenes. Esta pared resultó conservada por gestiones realizadas por Fermín Valdés Domínguez y formaba parte de los barracones de ingenieros, edificio demolido en el año 1901.

Además hay una placa de mármol blanco rodeada de una sencilla corona grabada en negro que señala la palabra INOCENTES.

También hay una urna que figura contener los restos de las víctimas. Encima representada por el Dios Saturno se halla la figura del Tiempo. A la izquierda se encuentra la estatua de la Justicia.

En la base se puede ver una puerta atravesada por una figura esculpida que representa la inocencia y que simboliza el pase de las tinieblas a la luz.

En el monumento está presente el escudo de La Habana e igualmente contiene las inscripciones de los nombres de los ocho estudiantes fusilados y de otras personas que fueron sus defensores. Es una obra diseñada por el escultor José Vilalta Saavedra, las obras de construcción del monumento las realizó un arquitecto norteamericano de apellido Barden.

Sede de homenaje

Este lugar es sede, año tras año, el 27 de noviembre, del desfile de la juventud cubana que se inicia en la colina universitaria y culmina alrededor del monumento, con un acto de recordación, que rinde un homenaje de admiración, de cariño y de respeto a los jóvenes que inmolaron sus vidas y que quedan unidos con este lazo: Inocentes...

Fuentes