Saltar a: navegación, buscar

Morelos

Estado Libre y Soberano de Morelos
Información sobre la plantilla
Estado de México
<span/>
Bandera de Morelos (México)
Bandera

Escudo de Morelos (México)
Escudo

Mapa Fisico Politico Morelos.jpg
EntidadEstado
 • PaísBandera de los Estados Unidos Mexicanos México
Cuernavaca Morelos Mexico.jpg
Cuernavaca capital del estado.
Morelos (México).Es uno de los 31 estados que junto con el Distrito Federal conforman las 32 entidades federativas de México. Localizado en el centro del territorio nacional. Colinda al norte con el Distrito Federal, al noreste y noroeste con el estado de México, al sur con el estado de Guerrero y al oriente con el estado de Puebla.

Historia

Época Prehispánica

Tamoanchan es el nombre del lugar donde se establecieron organizadamente los primeros grupos humanos, de lo que hoy conocemos como el estado de Morelos. Desde hace 1500 años a. de C. el hombre se hace presente en Morelos; el estado refleja el testimonio de dos culturas, principalmente: la olmeca y la del altiplano central. La primera, que reinó desde 200 años d. de C. hasta 500 años d. de C., se hace evidente de manera especial en los relieves encontrados en el cerro de Cantera en Chalcatzingo; esto indica que para entonces los olmecas, grupos provenientes de la costa del Golfo y creadores de las famosas cabezas colosales, habían influido sobre grupos que empezaban a desarrollar una cultura local. La segunda hace presencia en el templo de Quetzalcóatl (650 años d. de C.) en Xochicalco, y es el resultado de la congregación de varias culturas como la teotihuacana, maya y mixteco-zapoteca.

A la caída del imperio tolteca, grupos humanos venidos del norte cruzaron la frontera mesoamericana, llegando así al estado de Morelos, en primer lugar los xochimilcas y en quinto orden los tlahuicas (1250-1300 d. de C.). Los primeros se extendieron hacia el oriente y el sur, y fundaron Tetela, Hueyapan, Tepoztlán y Xumiltepec. Los tlahuicas por su parte instauraron lo que más tarde se conocería como Cuauhnáhuac. Para 1398 reinó en Cuernavaca, Moquiuix dando inicio en Morelos al dominio mexica que se extendería hasta la llegada de los españoles. Se sabe que para ese tiempo Morelos estaba dividido en dos partes: la primera Cuernavaca y la segunda Oaxtepec; esta división tenía como propósito la recaudación fiscal, pues cada región debía tributar diversos productos a México-Tenoxhtitlán.

Conquista

Con el descubrimiento del nuevo mundo (1492) y la llegada de los españoles a la Colonia (1519), marca la pauta para una nueva época en la historia de Morelos. Así, en 1520 encontramos a Hernán Cortés derrotado en la memorable noche tenebrosa, conocida como la noche triste; se acogió nuevamente al refugio de Tlaxcala y aseguró sus comunicaciones con la recién fundada Veracruz; ya descansada su tropa sometió a Tepeaca y fundó Segura de la Frontera. Enterado de que cerca de Huaquechula estaban fuertes contingentes mexicas, salió a atacarlos y estando en la población recibió la sumisión del cacique de Ocuituco, primer poblado del actual estado de Morelos que reconoció el poder español. El último día de diciembre de 1520 llegó Cortés a Texcoco, e hizo alianza con el príncipe Ixtlilxóchitl, uno de los principales auxiliares de la conquista.

No podía escapársele al genio militar de Cortés que el ataque a la Ciudad de México-Tenochtitlán sería muy aventurado con el enemigo a sus espaldas y emprendió la expedición de conquista por las tierras de los tlahuicas, en donde se encontró con un terreno desconocido, pero guiado por su audacia penetró en esas misteriosas regiones dominando a sus pueblos. En 1521, Hernán Cortés comisionó a Gonzalo de Sandoval, para que en compañía de un gran número de tlaxcaltecas y chalcas marcharan por Chalco a Tlanáhuac. Antes de llegar a Oaxtepec, Gonzalo de Sandoval y su grupo indígena, enfrentaron un recio combate con mexicas y acolhuas, que fueron derrotados. El 5 de abril de 1521 llegó a Tlalmanalco y el día 11 salió de Chimalhuacán y ocupó sin resistencia Yautepec; tuvo un encuentro en el cerro de Zacapalotzin y pasó la noche en Oaxtepec, prosiguió el avance y se detuvo en Jiutepec, para continuar al día siguiente a la fortificada Cuauhnáhuac, que ante una corta lucha sus defensores quedaron vencidos. El códice municipal de Cuernavaca, dice que los habitantes de varios pueblos, al ver aproximarse a los españoles, huyeron hacia Santa María. Así, Cortés tuvo el campo abierto para emprender con éxito la toma de México-Tenochtitlán, el 13 de agosto de 1521.

Guerra de Independencia

El grito libertador, dado por el iniciador don Miguel Hidalgo y Costilla, en el pueblo de Dolores, el memorable 15 de septiembre de 1810, tuvo eco en la gente mestiza de las tierras de Cuernavaca y Cuautla; pero no fue sino hasta 1811 cuando aparecieron los primeros brotes de rebelión, con los sucesos de Mapastlán que obligaron a don Francisco Ayala a unirse a la lucha de Morelos, quien visualizara tan inteligentemente la lucha por la Independencia y prueba de ello son sus Cartas de Sentimiento de la Nación Mexicana.

El seguimiento que tuvo Morelos, llegó a grado tal, que el virrey Venegas determinó exterminarlo a toda costa, nombrando a Félix María Calleja, como general en jefe de la expedición realista. Las fuerzas de Morelos, que llegaban hasta Chalco, fueron replegadas hacia el sur conforme iban avanzando las tropas de Calleja, las cuales llegaron frente a Pazulco el 17 de febrero de 1812. Don Víctor Bravo había estado fortificando a Cuautla semanas antes de la fecha en que llegó Morelos, las fortificaciones estaban muy avanzadas, Morelos pensó en apoderarse de Puebla; pero ya con anterioridad se habían empezado a hacer concentraciones de víveres y fundición de cañones en la hacienda de Buena Vista.

Morelos entró a Cuautla junto con sus tropas el 7 de febrero, siendo Galeana quien precipitadamente construyó las trincheras y en todas las bocacalles instaló artillería. Morelos se organizó para defender a Cuautla, para lo cual contaba con cerca de 4 mil hombres al comienzo del ataque a la plaza el 19 de febrero, tenían armamento que se había arrebatado a los realistas. A las 7 de la mañana con un asalto al convento de la plaza de San Diego, dio inicio el famoso Sitio de Cuautla, donde los sitiados se enfrentaron al hambre, la peste, la falta de agua, pero ni así amainaron su ímpetu por defender su causa que por fin el 2 de mayo y, después de enfrentar una lucha devastadora, Morelos y algunas de sus gentes salieron ilesos del Sitio y se dirigieron rumbo a Ocuituco, quedando Cuautla en poder de Calleja, este hecho marcó para el país una nueva etapa en la consecución de la guerra.

El 3 de noviembre de 1815, es preso en Texmalaca, Guerrero, el generalísimo José María Morelos y Pavón, trasladado primero a Tenango y después a Cuernavaca, donde estuvo preso en el Palacio de Cortés, donde en un pasillo aparece una inscripción en mármol que dice: "En este lugar estuvo preso los días 7, 8 y 9 de noviembre de 1815 el general don José María Morelos, caudillo preclaro, héroe de la Patria, defensor integérrimo de la Independencia, y cuya sangre derramada en un patíbulo fecundó la santa causa de la libertad mexicana. El general de división José Ceballos dedica este recuerdo”.

Cuando Agustín de Iturbide, salió a combatir a Vicente Guerrero, pasó con su ejército por Cuernavaca, el 18 de noviembre de 1920 y nuevamente ya de regreso, al frente del Ejército Trigarante, el 27 de septiembre de 1821, consumada la Independencia.

Se promulgó la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos, el 4 de octubre y en su artículo 41 establece: La Nación Mexicana adopta para su gobierno la forma de República Representativa Popular Federal. Consecuencia directa del nuevo código en que predominó la idea de reconocer la soberanía de las nuevas entidades que formarían la Nación que fue la creación de los estados, formados por las provincias o intendencias establecidas por el virreinato, entre ellos el de México, al que pertenecieron las antiguas alcaldías mayores de Cuernavaca y Cuautla de Amilpas que convertidas en partidos, juntas formaron el Distrito de Cuernavaca (Morelos actualmente).

La Intervención Francesa

Los partidos contendientes buscaban apoyo y elementos para continuar la lucha; el liberal en los Estados Unidos y el conservador en Europa, lo que dio origen a dos tratados: el Mac Lane-Ocampo y el Mon-Almonte; este último interesa a la historia de Morelos por referirse a los sangrientos hechos de San Vicente Chiconcuac, al establecer el capítulo de las indemnizaciones con lo que se preparó la intervención extranjera que tuvo lugar el 17 de diciembre de 1861, cuando desembarcaron las tropas españolas en Veracruz para posteriormente llegar las escuadras francesa e inglesa, dando principio a la injusta guerra y el imperio de Maximiliano.

El Partido Conservador realizó su sueño dorado. Los traidores mexicanos con el apoyo de Napoleón III impusieron a Maximiliano y Carlota como emperadores de México, sin haber aprovechado la trágica enseñanza del primer imperio de Iturbide. El 28 de mayo de 1864 llegaron a Veracruz, a bordo de la fragata Austriaca Novara, Maximiliano de Habsburgo y Carlota Amalia. Don Benito Juárez, incansable y patriota, rodeado de los mejores elementos del Partido Liberal, conservó la tradición republicana, organizó al ejército mexicano y buscó afanoso el triunfo de la causa que tanta sangre, desgracias y contrariedades ocasionaría al país. La benigna tierra de Cuernavaca llamó la atención a Maximiliano, le sirvió de retiro, fijó la residencia imperial en el incomparable Jardín de Borda, y tiempo después adquirió en Acapantzingo una hermosa huerta donde construyó un modesto albergue al que le dio el nombre de Olindo.

El 9 de febrero de 1866 a las seis de la tarde, se inauguró el telégrafo entre México y Cuernavaca, construido por el Ministerio de Fomento por orden de Maximiliano. El ministro, don Luis Robles Pezuela dirigió este primer mensaje a la emperatriz, que se encontraba en Cuernavaca: “A usted Señora A.V.M., que es la protectora de todo lo benéfico estaba reservada la gloria de estrenar el telégrafo, construido por el gobierno de nuestro augusto soberano.”

Entró el año de 1867, desde el 1º de enero comenzaron a acercarse a Cuernavaca las fuerzas republicanas al mando de los generales don Francisco Leyva, don Ignacio Figueroa y don Ignacio M. Altamirano. La plaza estaba defendida por el General imperialista don Joaquín Ayestarán. Del 2 al 7 los combates fueron frecuentes, las fuerzas asaltantes penetraron hasta las primeras casas, incendiándolas. El día 17, los republicanos se retiraron hasta la hacienda de Miacatlán. El coronel Paulino Lamadrid, se encontraba con Maximiliano en la hacienda de Teja, solicitó permiso para salir inmediatamente a Cuernavaca, lo que verificó con una escolta de cerca de 100 austriacos, llegados a esta población, salieron a perseguir a las últimas fuerzas de Leyva, con tan mala suerte que encontró la muerte en la bajada de Chipitlán. Los Austriacos muertos, que lo fueron casi todos, se enterraron en el cementerio de la parroquia de Cuernavaca, frente a la actual capilla del Carmen.

República Restaurada

El triunfo de la República dejó sin efecto el decreto del 7 de junio de 1862, que había formado el Tercer Distrito Militar del estado de México, volviendo los distritos políticos a incorporarse a este estado. Mientras tuvieron una vida independiente y los inherentes a ella, los pueblos levantaron actas para solicitar al Congreso de la Unión la subsistencia de este decreto hasta que se erigiera un nuevo estado. Por su parte, el gobierno federal viéndose totalmente rodeado por territorio de un estado extenso y poderoso comprendió el peligro en que se encontraría en caso de un conflicto, por lo que tomó la resolución de crear nuevas entidades con esa parte del territorio del estado de México. Estos poderosos motivos dieron nacimiento al estado de Morelos. Los distritos de Tlalpan y Chalco quedaron incluidos en la primera iniciativa para formar parte del futuro Morelos, pero debido a que sus habitantes pidieron pertenecer al del Valle no fueron comprendidos en la proposición final al Congreso de la Unión.

Trascendentales fueron las discusiones en el seno del Congreso, los diputados unionistas del estado de México defendieron valientemente su integridad, no obstante el 21 de septiembre de 1868 se aprobó, en principio, la creación de la nueva entidad, pasando el acuerdo a las legislaturas locales, que sucesivamente fueron dando su anuencia.

Creación del Estado de Morelos

El 10 de noviembre de ese mismo año se dio segunda lectura al proyecto y al fin fue aprobada la iniciativa mediante el decreto publicado el 17 de abril de 1869. De este modo se convirtió en estado de la federación, con el nombre de Morelos, la porción del estado de México que comprendía los distritos de: Cuernavaca, Cuautla, Jonacatepec, Tetecala y Yautepec, que habían formado el Tercer Distrito Militar, creado por el presidente Juárez, el 7 de junio de 1862. Conforme al Decreto del Congreso, fue nombrado Gobernador provisional el general Pedro Baranda.

Porfiriato

Se declara Gobernador Constitucional para el período 1880-1884, por haber salido electo el 19 de julio el señor don Carlos Cuaglia, quien presta protesta el 1º de octubre siguiente. Se inauguran la vía del ferrocarril México-Cuautla en 1881, y el Instituto Pape Carpentier del ilustre educador don Miguel Salinas, a quien mucho debe la cultura del estado. Se estrena el teatro Porfirio Díaz en Cuernavaca y el 1º de abril de 1883 es inaugurada la prolongación del ferrocarril hasta Yautepec. El general don Jesús H. Preciado, protesta el 19 de abril de 1885 como Gobernador Constitucional del Estado. Permaneciendo por sucesivas reelecciones hasta el 6 de diciembre de 1894, fecha en que murió. Fue el general Preciado un buen gobernante, durante su gestión se resolvieron problemas de límites con los estados de México, Puebla y el Distrito Federal, actuando como comisionado don Eugenio J. Cañas. Se expidieron leyes orgánicas de instrucción primaria y el Código de Procedimientos Penales.

Cuernavaca recibió jubilosa el saludo del progreso a fines de noviembre de 1897. La primera locomotora del ferrocarril de México-Cuernavaca y el Pacífico llegó para poner al servicio público la línea desde México, el 1º de diciembre. Los días 11 y 12 hubo grandes fiestas con motivo de la inauguración hecha por el Presidente de la República, general don Porfirio Díaz. Un banquete en el Jardín Borda, un suntuoso baile en el teatro y el principio de los trabajos en la calzada Leandro Valle, fueron lo más sobresaliente de esas fiestas que hicieron época en Morelos.

La Revolución

Por defender las tierras de Villa de Ayala y Anenecuilco fue consignado al servicio de armas, el que fuera futuro caudillo de la Revolución Agrarista, Emiliano Zapata, siendo llevado a Cuernavaca para engrosar la leva; quedó en el 9º Regimiento de guarnición en esta plaza, de donde salió, a los seis meses, debido a las gestiones de don Ignacio de la Torre y Mier, dueño de la hacienda de Tenextepango con la ayuda en Cuernavaca, del señor don Juan Cerezo. El estado de Morelos llegó a producir, 16,635 kilogramos de azúcar por kilómetro cuadrado de plantación de caña.

Las fiestas del Primer Centenario (1910) de la iniciación de la Independencia, marcaron el apogeo del régimen Porfirista; se celebra también la reelección del general Díaz. Desde septiembre se comenzó a sentir el malestar por varias manifestaciones que hubo en la Ciudad de México y por activos trabajos del Partido Antirreeleccionista. Los sucesos de Puebla y el Plan de San Luis, encendieron la chispa revolucionaria. El estado de Morelos estaba perfectamente preparado; la imposición del coronel Escandón, su pésimo gobierno y los despojos de tierras durante su gestión, hicieron que los descontentos aumentaran.

Hacia fines de 1910, don Pablo Torres Burgos, vecino de Anenecuilco, celebró varias entrevistas con la Junta Revolucionaria de San Antonio, Texas, y regresó a Morelos provisto de amplios poderes para organizar, como jefe, la revolución del sur. En 1911 Cuautla se vio asediada por las fuerzas rebeldes, desde mediados de abril. El sitio formal y los primeros combates dieron principio el día 13 de mayo. Estaba defendida por 300 hombres del 5º Regimiento al mando del Coronel don Eutiquio Munguía, teniendo como subjefe al de igual graduación don Francisco Rivera Mutio y 30 rurales del estado, a las órdenes del Mayor don Gil Villegas.

Por fin tomó posesión don Francisco I. Madero de la Presidencia de la República, el 6 de noviembre de 1917. El país estaba pacificado, las promesas de la Revolución no se habían cumplido y su gobierno tendría que desarrollarse entre la lucha política con los elementos del antiguo régimen y el pueblo que pedía el cumplimiento de las reformas sociales que se le habían prometido.

Pocos días tenía en el gobierno el señor Madero cuando en las montañas del sur se proclamaba el Plan de Ayala, de gran trascendencia, ya que había de cambiar radicalmente el concepto que se tenía de Zapata y de sus hombres. Al declararse en rebelión contra el gobierno de la Barra primero y de Madero después, los revolucionarios morelenses quedaban sin bandera, pues si bien tenían arraigadas las ideas de emancipación del campesino, pero les faltaba un programa social que las coordinara y los sacara de ser un simple grupo de hombres armados y les diera la fuerza de los defensores de un ideal.

La Constitución Federal del 5 de febrero de 1917, reconoció a Morelos como Estado Libre y Soberano, quedando, por consiguiente, sin ningún efecto la disposición huertista que lo había convertido en territorio. Cuernavaca volvió a quedar en poder de las fuerzas zapatistas para ser ocupada definitivamente por el gobierno Carrancista el 8 de diciembre de 1918. Para eliminar a Emiliano Zapata, el general Pablo González y el preboste del ejército, licenciado Luis Patiño, fraguaron un plan para hacerles creer que el coronel Jesús Guajardo, individuo de pésimos antecedentes, había desconocido el gobierno de don Venustiano Carranza. Un sonado escándalo público, una correspondencia doble por parte de Guajardo y sincera por la de Zapata, ofrecimientos y falsedades hicieron que, poco a poco, cobrara confianza el General suriano y creyera en la buena fe de Guajardo.

El 10 de abril de 1919 muere Zapata en la emboscada que le puso Guajardo en la hacienda de Chinameca. Con él también murieron Agustín, Cortés y Lucio Labastida. La sorpresa fue terrible, los soldados del traidor Guajardo parapetados en las alturas, en el llano, en la barranca, en todas partes eran más de 1,000 hombres descargando sus fusiles y aprovechando el desconcierto batieron a los partidarios del héroe revolucionario y su escolta. El cadáver de Zapata fue llevado a Anenecuilco y sus restos reposan actualmente en Cuautla al pie de la estatua que le fue erigida. Es designado gobernador provisional el doctor don José G. Parres quien toma posesión el 10 de julio de 1920.

Geografía

Clima

Morelos clima.jpg

El clima que predomina es el cálido subhúmedo ya que se presenta en el 87 % de la superficie del estado, el 11% está representado por el clima templado húmedo, localizado en la parte norte del estado, el 2% está representado por clima templado subhúmedo, el cual se localiza hacia la parte noreste y también se presenta una pequeña zona con clima frío.

La temperatura media anual del estado es de 21.5°C, la temperatura mínima promedio es de 10°C que se presenta en el mes de enero y la máxima promedio es alrededor de 32°C se presenta en los meses de abril y mayo. Las lluvias se presentan durante el verano en los meses de junio a septiembre, la precipitación media del estado es alrededor de 900 mm anuales.

El clima cálidos subhúmedo se estado favorece el cultivo de: caña de azúcar, arroz, sorgo, maíz, jitomate, algodón, cacahuate, cebolla y frijol, entre otros; sus frutos son: melón, mango, limón agrio, papaya y plátano. Como producto de exportación se encuentran las flores y plantas de ornato, orquídeas, nochebuenas, rosas, claveles y geranios.

Relieve

Geografía morelos.jpg

La superficie estatal queda comprendida en las provincias: Sierra Madre del Sur y Eje Neovolcánico. Las zonas centro, centro-norte y centro-sur están conformadas por sierras, en la parte norte se encuentra altitudes superiores a 3 000 metros sobre el nivel del mar (msnm), en la parte central las sierras están separadas por valles, llanuras y algunos lomeríos.

La parte occidental en su mayoría son sierras en forma de meseta, separadas por lomeríos y valles, en esta zona se encuentra el lago de Tequesquitengo. En el extremo nororiental del estado se encuentra la mayor elevación, el volcán Popocatépetl con 5 500 msnm. El punto más bajo se localiza en el cauce del Río Amacuzac a 800 metros.

Flora y Fauna

La flora que predomina en las

  • Sierras altas son : Pino, oyamel, abeto, ciprés y cedro.
  • En las sierras bajas:Encino madroño y palo blanco.
  • En los valles: Sauce, amate y ahuehuete.
  • En el pie de monte: Helechos, amate y laurel.

La fauna que predomina en las

  • En las sierras:Gallina de monte, codorniz pinta, águila, gavilán, paloma de collar, coyote, tejón, tlalcoyote y zorrillo.
  • En los valles:Pato triguero, chichicuilote y paloma de ala blanca.

Áreas naturales protegidas

Parque Nacional Lagunas de Zempoala
  • Parque nacional: Lagunas de Zempoala y El Tepozteco
  • Protección de flora y fauna:Corredor Biológico Chichinautzin
  • Reserva de la biosfera: Sierra de Huautla

Desarrollo Económico

Agricultura

De los cultivos anuales, destacan el maíz, caña de azúcar, sorgo, algodón, jitomate, cacahuate, frijol y cebolla. Tienen importancia también, pero menor, el melón, tomate en cáscara, las hortalizas (pepino, jícama, elotes y calabacitas), la alfalfa y los rosales. Los apoyos federales y estatales permitieron que el estado de Morelos resulte ser una de las entidades más productivas en las áreas agropecuarias, al quintuplicarse las cosechas de básicos y cultivos tradicionales.

Ganadería

Se cría ganado bovino, porcino y caballar. Asimismo se explota la avicultura de engorda y postura y la apicultura.

Pesca

En 1982 se inició el programa de pesca, que a la fecha se ha convertido en una realidad y garantiza su operación a largo plazo con el abastecimiento de crías de mojarra y tilapia, producidas en las piscifactorías del Rodeo y Zacatepec.

Industria

El parque industrial Ciudad Industrial del Valle de Cuernavaca (CIVAC) y el Parque Industrial de Cuautla (PINC), se convierten en atractivas zonas para los inversionistas. Pero también en los demás municipios se han localizado zonas especialmente aptas para la instalación de industrias, donde las autoridades municipales promueven su establecimiento.

Turismo

Los ríos, sus afluentes y los innumerables manantiales de este privilegiado estado han permitido la creación de balnearios, algunos rústicos en pozas y recodos, otros acondicionados con represas y albercas hasta llegar al desarrollo de notables complejos turísticos.

Comercio

Los sectores químico - farmacéuticos, metal - mecánico, automotriz y textil son las principales áreas de comercio en el estado. Los productos exportados principalmente son automóviles, químico - farmacéuticos, agrícolas, agroindustriales, artesanías y cerámica, flores y miel, los cuales se venden principalmente a Estados Unidos, Canadá, Japón y a la Comunidad Económica Europea.

Servicios

A las ventajas de una sólida infraestructura (carreteras, ferrocarril, amplia red telefónica, electrificación prácticamente de todo el estado) se une especialmente el clima de paz social, confianza y libertad para intervenir, que ha imperado en los últimos años, haciendo de esta entidad una de las más notables, factores que han contribuido a un crecimiento impresionante elevado de las actividades comercial e industrial.

Desarrollo Social

Monumentos Históricos

La época colonial dejó en esta región un rastro bello y austero, fundamentalmente en sus conventos e iglesias. Los más antiguos conventos provienen del siglo XVI y entre ellos, sin duda, el más imponente es el de Nuestra Señora de la Asunción, edificado en el año 1525; venerable monumento franciscano que actualmente ha devenido en la Catedral de Cuernavaca.

Asimismo, es interesante visitar el Convento de Nuestra Señora de la Natividad, levantado en 1560, por la orden de los dominicos en Tepoztlán, y en Tlayacapan el convento de San Juan Bautista, fundado en 1554, por los agustinos.

De considerable significación en el marco postcolonial del estado de Morelos fueron las haciendas, estrados laborales, en los que se desarrollaron diversas actividades económicas, agrícolas y ganaderas que predominaron durante 300 años, y que a la postre habían de heredar sus históricas instalaciones, bellos caserones e interesantes factorías, constituyendo en la actualidad centros de recreo y descanso.

Museos

Museos a cargo del Instituto de Cultura de Morelos

  • Dormitorio de Mariano Matamoros

Lugar donde Mariano Matamoros utilizó como habitación y oratorio durante la guerra de la Independencia.

  • Museo Ex-Convento de Tlayacapan

A un costado del Ex-convento, el museo muestra arte religioso, sus muros están cubiertos por pintura del siglo XVI

  • Casa-Museo de Emiliano Zapata

Lugar donde se encuentra la Casa Natal de Emiliano Zapata y a un costado el Museo La Lucha por la Tierra que hace un recuento de la historia agraria del país.

  • Museo Ex-Cuartel de Emiliano Zapata

En este edificio Emiliano Zapata ubicó su Cuartel General actualmente se expone la historia de la Revolución Mexicana y la vestimenta original que Emiliano Zapata llevara puesta el día de su asesinato en la Hacienda de Chinameca.

  • Museo José Ma. Morelos y Pavón

Comprende una explicación amplia del proceso de Independencia y resalta la figura del general José Ma. Morelos y Pavón, haciendo especial referencia al Sitio de Cuautla en el cual es derrotado el general Realista Calleja.

Música y Danzas

En el estado, las más representativas son: la Comparsa del Chinelo, los Tecuanes, Vaqueritos, Pastoras, Apaches, Retos y Concilios. Existe una gran cantidad de compositores e intérpretes en los siguientes géneros: Bolero, balada, tropical, ranchera, nueva trova, norteña y huapango (sones); así mismo, la música de bandas de viento, que es la más representativa en el interior del estado, para celebrar las fiestas populares, religiosas y cívicas.

Gastronomía

En el estado, en las fiestas patronales se acostumbra el mole verde con pollo, acompañado con tamales nejos y el mole rojo con pollo o guajolote para las bodas, bautizos, etc. Se distinguen, las tortitas de flores de colorín de Tepoztlán, tamales de hongos de casahuate. En Tetelcingo, las mojarras empapeladas o fritas de Coatetelco, el pozole de garbanzo de Mazatepec y morisquetas (arroz blanco), los tacos acorazados de Cuernavaca y Cuautla.

Centros Turísticos

Error al crear miniatura: Falta archivo
Turismo acuático

Gracias a los ríos, afluentes y los manantiales de este privilegiado estado, ha permitido la creación de balnearios rústicos y otros acondicionados con represas y albercas hasta llegar al desarrollo de notables complejos turísticos.


Fuentes