Saltar a: navegación, buscar

Museo El Cañón (Santiago de Cuba)

(Redirigido desde «Museo El Cañón»)
Museo El Cañón
Información sobre la plantilla
Museo-canon.JPG
Escenario de hechos históricos en Santiago de Cuba. Museo que exhibe colecciones de historia y armas. Monumento Local.
Información geográfica
PaísBandera de Cuba Cuba
CiudadSantiago de Cuba
Información general
Inauguración30 de noviembre de 1979
Información visitantes
DirecciónEl Cañón. Puerto de Boniato. Santiago de Cuba

Museo El Cañón. Sitio emblemático de  Santiago de Cuba, relacionado con hechos que marcan hitos en la historia de la Revolución Cubana.

Fue escenario de importantes hechos y situaciones derivados de la acción revolucionaria del 30 de noviembre de 1956, y de la lucha clandestina contra la dictadura de Fulgencio Batista.

Convertido en Museo El Cañón, el 30 de noviembre de 1979, este sitio reúne y expone elementos gráficos y otros materiales inherentes a su historicidad.

Historia

El Cañón, denominado en la época prerrevolucionaria Finca San Isidro, fue propiedad en arrendamiento del pequeño agricultor y comerciante Juan José Otero Enríquez. Se encuentra ubicado aproximadamente a 16 kilómetros al noreste de Santiago de Cuba, en un ambiente campestre rodeado de montañas y vegetación.

En 1979, ya adquirida la finca por el Estado y coincidiendo con el aniversario XXIII del levantamiento armado de Santiago de Cuba (30 de noviembre), el órgano del Poder Popular Provincial decide llevar a cabo la reconstrucción de la vivienda de la finca, a fin de instalar en ella un museo que fuese capaz de preservar materiales relacionados con la historia revolucionaria de este sitio.

La lucha en la Finca San Isidro, había involucrado a su dueño, a la compañera de este e, incluso, a los trabajadores del lugar.

El 15 de febrero de 1956, Frank País García , José Carlos Tey Saint- Blancard, Antonio Alomá Serrano y Luis Felipe Rosell Soler visitan San Isidro. El objetivo de la llegada del líder del movimiento clandestino a la Finca sería preparar el entrenamiento, mediante las prácticas de tiro y algunos elementos de táctica, de grupos de combatientes que asegurarían el apoyo armado en las futuras acciones de lucha.

En 1957 se establece un almacén o base logística de limitadas proporciones, y surge la primera cavidad subterránea, identificada en el argot camaraderil como ”cueva”. El revestimiento interior de dicha obra se hizo con tablas de madera de palma real de la propia finca, se colocó una escalera capaz de soportar el peso en bajada y subida de las cargas.

Meses más tarde se comenzó la fabricación de una segunda cueva, con más condiciones que la anterior, que llegó a tener un mediano almacén con armas de varios tipos y avituallamiento. Se almacenaron allí, por ejemplo, fusiles con miras telescópicas, casi una docenas de morteros de 60 milímetros sacados de la base de Guantánamo, dinamita, TNT, fósforo vivo, más de 100 pares de botas, mochilas, hamacas y comida en conservas.

Durante más de dos años, de forma ininterrumpida, El Cañón prestó servicios al movimiento revolucionario en la lucha por la liberación nacional. Se convirtió en un punto esencial de preparación de los jóvenes, y fue núcleo para el trasiego de armas.

Contribuyó al fortalecimiento del movimiento guerrillero, bajo la guía de Frank País. Desde sus predios se respaldaron las acciones del 30 de noviembre de 1956 y del 9 de abril de 1958; propició el apoyo para la creación del II Frente Oriental. Vinculados a este sitio estuvieron René Ramos Latour, Otto Parellada, Vilma Espín Guillois, Asela de los Santos y Electra Fernández, entre muchos otros revolucionaros.

Estructura de la instalación

La instalación cuenta con 6 salas expositivas. De ellas, 4 son en el interior de la casa, vivienda de la familia Otero, y una, exterior, donde se puede apreciar el camión que trasladó armas.

En las afueras se encuentra un bohío, en el cual pernoctaron ocasionalmente Frank País y René Ramos Latour. Muy cerca del bohío se hallan las dos cuevas donde se guardaron medios de lucha.

Colecciones

El Museo El Cañón atesora armas, objetos personales de combatientes, y otras piezas relacionadas con la lucha revolucionaria contra la dictadura de Fulgencio Batista en Santiago de Cuba.

Además de sus salas interiores, se exhiben los espacios que comprenden las cuevas y la cabaña. Asimismo, en el área de entrenamientos se levanta un obelisco en memoria del combatiente René Ramos Latour.

Fuentes