Saltar a: navegación, buscar

Musicoterapia

Musicoterapia
Información sobre la plantilla
Musicoterapia.JPG
Concepto:La Musicoterapia, permite conseguir diferentes resultados terapéuticos a nivel psicológico, psicomotriz, orgánico y energético mediante el uso de sonidos, trozos musicales y estructuras rítmicas.

Musicoterapia. Es la utilización de la música y sus elementos musicales (sonido, ritmo, melodía y armonía), aplicada por un musicoterapeuta para proporcionar mediante sus diferentes manifestaciones: la comunicación, las relaciones, el aprendizaje, el movimiento, la expresión, la organización y otros objetivos terapéuticos relevantes, compensar y/o erradicar las necesidades físicas, emocionales, mentales, sociales y cognitivas de las personas que lo necesiten.

Origen y evolución

La musicoterapia tiene su origen desde tiempos inmemoriales, siendo precedente los chamanes como los primeros musicoterapeutas quienes comienzan a utilizarla como cánticos, salmodías, susurros y estructuras rítmicas repetitivas para provocar estados de conciencia a nivel colectivo con fines medicinales y religiosos.

En casi todas las grandes culturas de la antigüedad, se tienen evidencias del uso litúrgico de la música. Los griegos y los egipcios han dejado rastros acerca de los efectos psicológicos de diferentes escalas y modos musicales. También la cultura hindú, china y japonesa antiguas, reconocen, estructuras musicales aplicables a diversas actividades y estados de ánimo. Partiendo de tales tradiciones, durante el presente siglo se ha sistematizado el estudio de los efectos psicológicos y orgánicos de la música y se ha reconocido a la musicoterapia como vertiente terapéutica de valor concreto.

En los años 40 del siglo XIX, se utiliza como rama de medicina recuperativa, que con efectos orgánicos, afectivos e intelectuales, contribuye al equilibrio psicofísico de las personas. En la actualidad se aplica fundamentalmente en desequilibrios nerviosos, influye positivamente sobre el corazón y pulmones, alcoholismo, drogas y como prevención de suicidios, y aunque los especialistas continúan investigando y experimentando sobre sus efectos positivos para la salud humana

Fundamentos

La musicoterapia tiene como objetivo fundamental aumentar potenciales o rehabilitar las funciones del sujeto deforma tal que éste alcance una mejor integración intra o interpersonal y unido a esta una mejor calidad de vida a través de la prevención, rehabilitación y tratamiento.

Tendencias, escuelas y direcciones de aplicación

  • La musicoterapia ambiental, encargada de diseñar espacios sonoros amables, acogedores y tranquilizantes en salas hospitalarias y lugares de concentración pública.
  • Terapia de Entonación Melódica, desarrollada en el hospital de veteranos de Boston, importante centro de investigación neuropsicológica, para ayudar a recuperar el habla a enfermos que por causas diferentes (tumorales, circulatorias), la han perdido. A nivel de estimulación psicomotriz temprana y dentro de los programas educativos regulares y especiales, se utiliza ampliamente la musicoterapia como facilitadora del aprendizaje e inductora de la coordinación.
  • Clase de musicoterapia alternativa , más sutil, que utiliza tonos puros, frecuencias particulares que hacen parte de un código específico de información que estimula puntos o zonas del cuerpo físico o del campo energético humano para equilibrar funciones orgánicas o psicológicas concretas.

Se ha demostrado empíricamente que la música y sus elementos fundamentales (estructuras rítmicas, escalas, tonos, etc.), ocasionan patrones de actividad eléctrica cerebral coherente, por lo que contribuye a una mayor eficacia a nivel del funcionamiento del cerebro no sólo como rector de los procesos cognitivos sino también como regulador de las funciones vegetativas del organismo.

Usos

En la vida cotidiana podemos encontrar diferentes usos de la musicoterapia que nos ayudan a compensar nuestros estados de ánimo como pueden ser:

  • La regulación del estado de ánimo es uno de los usos diarios más simples y propagados de la musicoterapia en la vida diaria cuando utilizamos trozos musicales para compensarnos en la depresión o para aquietarnos en medio de estados de excitación producidos por la rabia, el estrés o el temor.
  • Se pueden utilizar trozos musicales para mejorar el aprendizaje.
  • Ejercicios rítmicos para mejorar la coordinación y la resistencia física. La música, bien empleada, puede facilitar el contacto con bloqueos emocionales concretos y producir la catarsis necesaria para la resolución del conflicto.
  • Dentro del espectro de la sintergética y las terapias vibracionales, puede ser fundamental el uso del sonido puro o de acordes armónicos o inarmónicos para la movilización de energías particulares con efectos orgánicos concretos.

Efectos de la música

La música es y ha sido un medio de expresión y comunicación no verbal. Debido a sus efectos emocionales y de motivación se ha utilizado como instrumento para tratar e investigar el comportamiento del grupo y del individuo.

La música proporciona el establecimiento y la estabilidad de las relaciones humanas, favoreciendo la adaptación del individuo a su medio. Es un estímulo que mejora el proceso sensorial, cognitivo (pensamiento, lenguaje, aprendizaje y memoria) y también acrecienta los procesos motores, además de fomentar la creatividad y la disposición al cambio.

Diversos tipos de música pueden reproducir diferentes estados de ánimo, que a su vez pueden repercutir en tareas psicomotoras y cognitivas. Todo ello depende de la actividad del sistema nervioso central.

La audición de estímulos musicales, placenteros o no, producen cambios en algunos de los sistemas de neurotransmisión cerebral. Por ejemplo: los sonidos desagradables producen un incremento en los niveles cerebrales de serotonina, una neurohormona que se relaciona con los fenómenos de agresividad y depresión.

Tipos de música y sus efectos

Existen 2 tipos principales de música en relación con sus efectos:

  • La música sedante, que es de naturaleza melódica sostenida, y se caracteriza por tener un ritmo regular, una dinámica predecible, consonancia armónica y un timbre vocal e instrumental reconocido con efectos tranquilizantes.
  • La música estimulante, que aumenta la energía corporal, induce a la acción y estimula las emociones.

Influencia sobre el individuo

La música influye sobre el individuo a 2 niveles primarios diferentes:

  • La movilización: la música es energía y por tanto moviliza a los seres humanos a partir de su nacimiento y aún desde la etapa prenatal. A través de la escucha o la creación, la música imprime una energía de carácter global que circula libremente en el interior de la persona para proyectarse después a través de las múltiples vías de expresión disponibles.

Dado que la musicoterapia constituye una aplicación funcional de la música con fines terapéuticos, se preocupa esencialmente de promover a través del sonido y la música, una amplia circulación energética en la persona, a investigar las múltiples transformaciones que induce en el sujeto el impulso inherente al estímulo sonoro y a aplicar la música para solventar problemas de origen psicosomático.

  • La musicalización: el sonido produce una musicalización de la persona, es decir, la impregna interiormente dejando huella de su paso y de su acción. Así, la música que proviene del entorno o de la experiencia sonora pasa a integrar un fondo o archivo personal, lo que puede denominarse como mundo sonoro interno. Por ello, la conducta musical es una proyección de la personalidad, utilizando un lenguaje no verbal. Así, escuchando o produciendo música nos manifestamos tal como somos o como nos encontramos en un momento determinado, reaccionando de forma pasiva, activa, hiperactiva, temerosa.

Cada individuo suele consumir la música adecuada para sus necesidades, ya sea absorbiéndole de forma pasiva o creándole de forma activa. Toda expresión musical conforma un discurso no verbal que refleja ciertos aspectos del mundo sonoro interno y provoca la movilización y consiguiente proyección del mundo sonoro con fines expresivos y de comunicación.

Bibliografía

  • Vaillancourt, G. (2009). “Música y musicoterapia. Su importancia en el desarrollo infantil”. Madrid. Nancea.
  • Juan José Lopera , Médico y Terapeuta (Sintergética, Musicoterapia y Sanación)

Fuentes