Saltar a: navegación, buscar

Princesa de Burundi

(Redirigido desde «Neolamprologus brichardi»)
Princesa de Burundi
Información sobre la plantilla
Neolamprologus-brichardi.jpg
Clasificación Científica
Nombre científicoNeolamprologus brichardi (Poll, 1974)
Reino:Animalia
Filo:Chordata
Clase:Actinopterygii
Orden:Perciformes
Familia:Cichlidae
Género:Neolamprologus
Especie(s):N. brichardi
Hábitat:Agua dulce

Neolamprologus brichardi. Especie de la familia Cichlidae de pequeño tamaño que proviene de las orillas rocosas del Lago Tanganica.

Distribución

Se lo encuentra alrededor de todo el lago, con diferentes variedades geográficas. Las diferentes variedades están interrumpidas por otras especies muy similares que entran en el denominado "complejo brichardi". Algunas de estas especies son: N. pulcher, N. gracilis y N. splendens.

Apariencia

Forma

Semi comprimida lateralmente, típica en la mayor parte de los cíclidos. Terminaciones de las aletas muy desarrolladas.

Coloración

Marrón claro a beige. Las terminaciones de las aletas suelen ser azuladas o blancas, dependiendo del origen geográfico del ejemplar. Todo el complejo brichardi cuenta con marcas detrás de sus ojos que generalmente los diferencia de variedad o bien entre otras especies de este complejo.

Específicamente en los N. brichardi, cuentan con dos marcas negras en forma de "T" invertida y dependiendo de la zona geográfica, con marcas amarillas o azules que complementan las negras.

Tamaño

  • 10 cms. máximo.

Condiciones en cautiverio

Temperatura

  • 24° a 27° centígrados.

Agua

Proviniendo del lago Tanganika, necesita aguas duras y alcalinas. pH entre 8 y 9, GH entre 10ºd y 20ºd y KH superior a 10ºd.

Acuario

El acuario debe estar decorado con muchas rocas, aunque no son necesarias estructuras altas, ya que estos peces utilizan solo las rocas que se encuentran junto a la graba.

El acuario mínimo para una pareja debe tener al menos 60lts. por pareja, aunque se puede mantener más ejemplares en acuarios mayores. En este último caso se deben disponer varias cuevas, para que ellos elijan a medida que las parejas se vallan formando.

Alimentación

En la naturaleza solo se alimentan de zooplancton, pero en cautiverio no tienen inconvenientes con alimentos vivos, congelados, comerciales.

Comportamiento

A pesar de la elegancia que los caracteriza, no dejan de ser muy agresivos. Principalmente en la etapa en que están formando pareja. Una vez que la pareja o en su caso colonia está establecida, no hay mayores problemas, más que quitar a los juveniles más desarrollados para evitar superpoblación o bien, para que los propios padres no los expulsen cuando ya estén muy grandes.

Reproducción

Fácil de reproducir. Forman cuevas que cavan a su antojo entre el sustrato y algunas rocas. La cantidad de huevos puede llegar a los 100 fácilmente y suelen adherirlos al techo o una pared de la cueva. La hembra permanece en la cueva, mientras que el macho se desinteresa bastante, aunque no deja de proteger el territorio ante cualquier peligro.

Pueden comenzar en parejas, pero tarde o temprano se transforma en colonia, ya sea por sus propias crías o parejas vecinas. Todos se unen para proteger la prole, aunque por lo general el trabajo más pesado no lo tienen los padres, sino los juveniles más grandes de camadas anteriores.

Diferencias sexuales

Bastante difícil de notar. En machos totalmente desarrollados las terminaciones de sus aletas dorsal y caudal, terminan en punta, mientras que en las hembras son más redondeadas.

Fuentes