Saltar a: navegación, buscar

Oso

Oso
Información sobre la plantilla
ElOso.jpg
Clasificación Científica
Reino:Animalia
Filo:Chordata
Clase:Mamífero
Orden:Carnívoro
Familia:Ursidae

Oso. Es uno de los animales más grandes, los machos pueden llegar a pesar hasta 780 kg de peso. Su peso varía según la estación del año.

Características

Es el animal terrestre más grande de toda la fauna ibérica. Su cuerpo es extremadamente robusto, siendo los machos mucho más pesados que las hembras, al menos un 25 ó 30% más. Los osos pardos cantábricos son los más pequeños de todo el mundo, pues los machos rara vez sobrepasan los 180 kg y las hembras rondan los 130 ó 140 kg. Los osos tienen unas enormes variaciones de peso a lo largo del año y de un año a otro, dependiendo de la abundancia o escasez de comida. La altura en la cruz del osos pardos varía entre 90 cm y 1 m y su longitud total ronda los 2 m.

El olfato es el sentido más importante para los osos. Les permite identificar a otros individuos, evitar peligros y procurar alimentos. La especie de oso con el sentido del olfato más agudo es el oso polar, del cual se ha reportado la detección de una presa a más de diez (10) Km. de distancia.

Los osos son criaturas curiosas e inteligentes y pueden ser peligrosos en ciertas ocasiones. Parecen lentos y torpes, pero en realidad son rápidos y ágiles. Algunos son hábiles trepadores como el oso frontino y el oso malayo.

Los osos son plantígrados, esto quiere decir que apoyan toda la planta de sus patas al caminar. Las patas de los osos están provistas de cinco dedos con garras curvadas y filosas. Son particularmente importantes ya que la termorregulación (regulación del calor corporal) se realiza principalmente a través de ellas. Las patas traseras son más grandes que las delanteras y la huella dejada por éstas se parece mucho a la humana, con la diferencia que deja una imagen especular con el dedo más grande hacia el exterior de la pisada.

Hábitat

La alimentación del oso pardo depende en gran parte de los frutos y las partes más digeribles de las plantas (brotes y hojas tiernas), por lo que su hábitat ha de ser generoso en frutos de todo tipo y, por otro lado, ha de conservar extensiones bastante amplias para permitir a unos animales tan grandes moverse a gusto, tener lugares tranquilos donde descansar y refugios seguros para encuevarse durante el invierno.

Reproducción

Los osos alcanzan la madurez sexual entre los 3 y los 5 años, son polígamos y su celo tiene lugar entre mayo y julio. En las hembras, la cópula provoca la ovulación en lenguaje técnico se llama "ovulación inducida", lo que incrementa sus posibilidades de quedar preñadas.

La implantación es diferida; es decir, el óvulo fecundado flota libremente en el útero y no se implanta hasta el otoño; sólo entonces comienza la verdadera gestación, que dura unos dos meses, en plena hibernación en el mes de enero y en la seguridad de la osera, la hembra pare de una a tres crías, excepcionalmente cuatro, que pesan al nacer unos 350 g, y los oseznos alcanzan los 20 - 25 kg al cumplir su primer año de vida. Viven con la madre aproximadamente un año y medio. El intervalo entre dos partos es de al menos, dos años.

Enlaces Relacionados

Fuentes