Saltar a: navegación, buscar

Oso polar

Oso polar
Información sobre la plantilla
Osopolar222.jpg
Clasificación Científica
Reino:Animalia
Filo:Chordata
Clase:Mammalia
Orden:Carnivora
Familia:Ursidae

Oso polar u oso blanco (Ursus marítimus) es una especie de mamífero carnívoro de la familia de los osos (Ursídae). Junto con su pariente, el oso Kodiak (Ursus arctos middendorffi), es uno de los carnívoros terrestres más grandes de la Tierra. Vive en el medio polar y zonas heladas del hemisferio norte. Es el único superdepredador del océano Ártico.

Evolución

Los carnívoros marinos evolucionaron hace alrededor de 30 millones de años, a partir de los carnívoros terrestres (la comadreja, la mofeta y la nutria).

Cinco familias de mamíferos marinos tienen representantes marinos:

El oso polar es de la familia Ursídae está representada por una sola especie marina, el oso polar (Ursus maritimus). Por su tamaño es el dueño de las tierras del Ártico.

Características físicas

Los osos polares tienen el perfil más alargado en comparación con los osos terrestres, también las patas están más desarrolladas, para caminar y nadar grandes distancias.

Para mantener el calor corporal cuentan con una gruesa capa de grasa subcutánea y un denso pelaje translúcido, formado por pelos huecos llenos de aire que los aisla térmicamente.

La piel bajo el pelaje es negra para atraer mejor la radiación solar y aumentar el calor corporal. La luz ordinaria se refleja sobre el pelaje, que genera normalmente la falsa sensación de blancura. No obstante, en determinados momentos y lugares pueden verse amarillentos o incluso pardo claros. Los machos adultos pesan entre 400 y 500 kg, miden como promedio 2,5 m; las hembras son menores.

El oso polar es ágil, en la tierra y en el agua, nada a una velocidad de 10 km/h y puede incluso dormir en el agua.

Es capaz de escalar zonas heladas de difícil acceso y son los depredadores dominantes de su hábitat.En verano rastrean el aire con su poderoso olfato en busca de crías de focas, morsas y aves marinas. Son casi siempre solitarios y agresivos en los apareamientos y en la lucha por la comida. Su único enemigo es el hombre.

Apareamiento

El período de apareamiento es entre abril y mayo, los óvulos se implantan y comienzan su desarrollo 3 o 4 meses después de fecundados.

Durante la gestación la hembra almacena gran cantidad de grasa a partir de la cual se alimenta.Buscan refugio durante el invierno y paren una o dos crías. Estas se alimentan de la leche materna y al nacer miden apenas 30 cm de altura y pesan 700 g. En los primeros 5 meses crecen rápidamente y al inicio del verano siguen a la madre mientras esta busca el alimento. Permanecen junto a la madre aproximadamente 3 años. El tiempo de vida es de 30 años.

Reproducción

Los osos polares tienen dos crías por camada tras un período de gestación variable, que va desde los 7 hasta los 9 meses. Las crías permanecen con la madre durante 2 o 3 años. El resto del tiempo, son animales solitarios.

Un oso polar hembra solo se reproduce una vez cada tres años, esto es una preocupación y una razón para un número bajo de crías. Por lo general ella dará a luz a un conjunto de cachorros y los cuidará durante 2 años y medio. Cuando un oso polar hembra está estresado debido a los cambios en sus condiciones de vida o la falta de alimentos, no se involucrará en la reproducción en absoluto. Esto es una razón más por la que los esfuerzos de conservación para ayudarles en su ambiente natural, necesitan estar en un lugar apropiado.

Hay mucho sobre la reproducción del oso polar que sigue siendo un misterio. Sin embargo, existe información suficiente para que las piezas puedan ser identificadas y el resto, asumidas a través de conjeturas y materiales. Se trata principalmente de animales solitarios hasta que es hora de que el proceso de apareamiento comience. Los machos iniciarán las acciones para cortejar a las hembras en las que están interesados. Esto ocurre entre abril y mayo de cada año.

Los machos compiten agresivamente entre sí por el derecho a aparearse con las hembras. Existe una tendencia de selección cuando los osos polares se mueven hacia las zonas de caza de alimentos durante las épocas del año. Los machos tendrán una hembra en su mente para acoplarse y lucharán con los otros que quieren estar con ella. Algunos de estos machos han andado más de 150 km para aparearse con una hembra de la cual han sentido el olor.

Estas peleas entre los machos por las hembras pueden ser muy agresivas. Lucharán por horas resultando en una piel desgarrada, los dientes rotos, y un montón de cicatrices para todos los involucrados. Los machos de mayor edad suelen ser más hábiles en la lucha y más fuertes, por lo que se ganarán el derecho a aparearse la mayor parte del tiempo por encima de los machos más jóvenes.

Si se observan las características físicas de los osos polares, se ve que los machos tienen más pelo en las piernas que las hembras. Los investigadores creen que este pelo adicional es muy atractivo para las hembras. También se cree que sirve como una manera para que ellas decidan con quién quieren aparearse. Se compara con la melena de un león, que también es conocido por atraer a las hembras para fines de apareamiento.

No es raro para las hembras realizar apareamiento con más de un macho. Las pruebas de ADN han demostrado que una camada de cachorros puede ser del mismo padre o de varios. En general, el proceso de apareamiento con cada macho tendrá una duración de una semana completa que ayuda a asegurar que la concepción ha ocurrido.

En la última década ha habido pruebas de que el oso polar en ocasiones se cruza con el oso pardo exitosamente. Esto ha sido confirmado por las características físicas de algunos descendientes, así como las pruebas de ADN. Se cree que esto ocurre de forma limitada.

Las hembras generalmente ganan entre 400 y 500 libras durante su embarazo. Ellas van a construir una guarida para sus cachorros con una seria de cámaras dentro. Los osos polares dan a luz a sus crías en tierra. Una vez que hayan nacido los cachorros, la hembra hibernará en la guarida. Sólo las hembras embarazadas hibernan, las otras se mantienen activas durante todo el año. Lo interesante de los osos polares es que su temperatura corporal no baja como la de otros osos, mientras dura la hibernación. Sin embargo su ritmo cardíaco baja considerablemente, como en otros osos.

Las crías nacerán en cualquier momento entre noviembre y febrero. Sólo pesan cerca de 2 kilos al nacer y son completamente dependientes de su madre para sobrevivir. Generalmente, nacen dos cachorros. La madre vivirá de sus reservas de grasa mientras se mantiene en la guarida cuidando a los cachorros. Debido a que la leche contendrá una gran cantidad de grasa, los cachorros tendrán un peso cercano a 35 libras cuando salgan de la madriguera.

Las hembras son muy cariñosas mientras alimentan a sus crías. Estas permanecerán bajo el cuidado de sus madres hasta que tienen alrededor de 2 ½ años de edad. Aproximadamente el 60 % de los cachorros mueren antes de cumplir un año de edad. Esto se debe a los problemas ambientales, lobos, osos e incluso los osos polares machos que los ven como una amenaza.

Peligro de extinción

Las poblaciones de osos polares se han reducido en las últimas décadas y las principales amenazas son en la actualidad, las cargas contaminantes y los cambios climáticos, por lo cual algunos estudios indican la posibilidad de su extinción a la altura del año 2100.

Fuentes