Saltar a: navegación, buscar

Pájaros del Estínfalo

(Redirigido desde «Pájaros del lago Estínfalo»)
Pájaros del Estínfalo
Información sobre la plantilla
Raza de Mitología griega
Error al crear miniatura: Falta archivo

Eran aves que tenían picos, alas y garras de bronce
Características
Hábitat:isla de Ares, en el lago Estínfalo (Grecia)
Raza a la que pertenece:Animal
Enemigo:Herácles

Los pájaros del lago Estínfalo son criaturas de la mitología griega. Eran unas aves con las garras de bronce, que devoraban a los hombres. Uno de los doce trabajos que tuvo que relizar Heracles (Hércules) consistió en matarlas.

Mitología

Según la mitología griega, los pájaros de Estínfalo son unos monstruos que en sus orígenes habitaron en los alrededores del lago Estínfalo, de allí su nombre. Estos son los responsables de la pérdida de enorme cantidad de cultivos.

Eran las aves favoritas del dios Ares y cuando estaban irritadas lanzaban sus plumas como flechas. La gran dificultad era hacerlas salir del bosque donde se escondían.

Ante esta situación Euristeo (Rey de la Argólida) encomendó a Heracles que las erradicara de la zona ya que perpetraban muchos ataques y las pérdidas ya eran muy grandes, además de haber generado un temor muy grande entre sus súbditos.

Este constituyó el quinto de los doce trabajos realizados por Heracles. En un principio no sabía como cumplir con su tarea pero fue entonces cuando la diosa Atenea le concedió un cascabel de bronce que tenía la propiedad de ahuyentar a los temidos pájaros. Este héroe con sólo hacer sonar el cascabel logró espantarlas y muchas fueron abatidas por él mediante el uso de su arco y flechas. Gracias a su destreza como arquero, logró vencer los siniestros rapaces.

Otras emigraron hacia la isla de Ares, en el Mar Negro, en donde encontraron su nuevo hogar que aunque mermadas en cantidad todavía eran suficientes como para atemorizar a sus pobladores y destruir sus cultivos.

Características

  • Se caracterizan por tener picos, garras y alas de bronce.
  • Sus excrementos son altamente venenosos.
  • En ocasiones tienen hábitos carnívoros y no sólo atacan al ganado sino también a humanos.
  • Cuando se irritaban, lanzaban sus plumas como flechas.

Obra de arte

El pintor simbolista francés Edgard Maxence (1871-1954) realizó cuando era joven un cuadro acerca de este tema. Perfiló el cuerpo atlético de Heracles sobre un cielo azul luminoso mientras este destruye los pájaros de Estínfalo en un paisaje de altas rocas escarpadas que se adentran en el lago Estínfalo. Cubierto con la piel del león de Nemea, apunta a la cabeza del pájaro más cercano. A sus pies, yacen los cadáveres de aquellos que ya ha matado, mientras que en la lejanía, centenares de grandes pájaros con amplias alas desplegadas forman una nube amenazadora.

Con efectos casi cinematográficos, Maxence incluye de este modo la noción del tiempo, representa la acción en su duración. Un aterrador estruendo de gritos y de roces de alas parece surgir de la retahíla de pájaros lista para abatirse sobre Heracles.

El cuadro fue probablemente expuesto en 1893 en la Sociedad de los Amigos de las Artes de Nantes (Francia) con el subtítulo «pintura de imaginación». Esta formulación ingenua traiciona la ambición de Maxence de renovar la pintura de historia impregnándola de simbolismo, sin renunciar totalmente a los códigos pictóricos academicistas. De hecho, pese a que la iconografía mitológica siga siendo bastante tradicional, la herencia de Gustave Moreau (1826-1898) es sensible, además del tema, en la composición y el tratamiento de la materia, lo que hace que el paisaje sea un poco visionario y de a la escena una dimensión fantástica.

Fuentes

Portal Monstruos