Saltar a: navegación, buscar

Parroquia Nuestra Señora de Altagracia

Parroquia “Nuestra Señora de Altagracia”
Información sobre la plantilla
Institución con sede en Bandera de Cuba Cuba
DSC00536.JPG
Parroquia insigne del municipio de Jagüey Grande
Fundación:25 de junio de 1872
Tipo de unidad:Iglesia
País:Bandera de Cuba Cuba
Dirección:Parque Dr. Eleuterio Paz y Gómez

Parroquia Nuestra Señora de Altagracia. Parroquia insigne del municipio Jagüey Grande. Edificación cuyas Paredes de canto, fueron levantadas hace más de 120 años. Escenario del primer hecho de armas en todo el Occidente del país unido al izamiento de la Bandera cubana, hecho que se realizó por segunda vez en la provincia de Matanzas, acciones éstas reconocidas por la Academia de la Historia de Cuba en su fecunda sesión del 20 de abril de 1950.

Historia

Las vírgenes canteras al norte del recién constituido poblado jagüeyense, aportaron la materia prima para la edificación de paredes de 26 pulgadas de espesor, ocupando un área de 32 varas de largo, 14 de ancho, y 7 y media de alto, los que fueron en sus inicios, los trazos constructivos con que se acometió la obra, a partir del 10 de noviembre de 1865, fecha en que Rafael Medina, un oscuro constructor, firmara el contrato para la edificación.

El espíritu religioso siempre latente en la población de Jagüey Grande, hizo concebir, a los primeros vecinos, la idea de construir un Templo para su Iglesia Católica, y al efecto, por el año 1871 llevaron a cabo la proeza de edificar su Templo y consagrada oficialmente en 25 de junio de 1872, en el que a través de los años se rinde tributo al Supremo Creador y se han realizado obras de piedad y misericordia. Una vez constituida la Iglesia, se incorporó a la misma el Archivo y atributos de la Iglesia de La Hanábana, una de las más antiguas de Cuba y que de hecho puede decirse la Iglesia Madre de este querido pueblo.
En los archivos de la Iglesia Nuestra Señora de Altagracia de Jagüey Grande, están registrados los matrimonios, nacimientos y defunciones de la población, desde sus comienzos.

Hecho relevante

Tarjaiglesia.jpg

El 10 de febrero de 1869, a pocos meses de la clarinada de Carlos Manuel de Céspedes en el oriente cubano, un grupo de revolucionarios jagüeyenses con el apoyo de un destacado coronel mejicano, José Inclán, recién llegado para incentivar el alzamiento, se levantan en armas en el barrio Sinú y como primer acto combativo penetran en el poblado, y se dirigen a la capitanía, es decir al local de la parroquia aún no terminada, se alzan en armas contra el Colonialismo español y toman la Iglesia Católica del lugar. Allí izan la Bandera cubana que trajo a Cuba Narciso López, por lo que este territorio aún sin ser municipio se convirtió en el segundo de Matanzas en usar esas franjas, triángulo y estrella como sinónimo de Patria, Libertad, Independencia y Soberanía.

Restauración

Este sitio tan importante para la historia de la provincia quedó abandonado a tal punto, que su techo, sostenido por maderas procedentes del propio territorio y labradas por manos piadosas, un día vino abajo.

Trascurrieron algunos años en cuyo lugar no se podía dar la debida utilización, hoy restaurado ya, sirve para escenario cada 10 de febrero para efectuar actos conmemorativos de hondo contenido patriótico donde la juventud al alcance de los sucesos, pueden valorar en su verdadera dimensión la historia combativa de la localidad.

La preservación, cuidado de los valores patrimoniales son fuente constante de inspiración y riquezas espirituales que unido al tratamiento cultural que de ella se deriven, bien intencionados, es un rescate para la sociedad, y por ende para el pueblo, su testimonio histórico y su identidad.

Fuentes

  • Ballestero Rodríguez, Humberto. El Rescate del patrimonio cultural, su función en la comunidad.
  • El Sol. Periódico decenal independiente y de interés general. Número extraordinario. Viernes 10 de octubre de 1952.