Saltar a: navegación, buscar

Parroquial Mayor de Guanabacoa

La Parroquial Mayor de la Habana
Información sobre la plantilla
Obra Arquitectónica  |  (Iglesia)
Parroquia mayor de la habana.JPG
Descripción
Tipo:Iglesia
Localización:Guanabacoa, Bandera de Cuba Cuba
Otros datos
Arquitecto(s):Alejandro Hernández

La Parroquial Mayor de la HabanaEn el informe al Rey con fecha de 12 de junio de 1570 de la visita pastoral hecha por el Ilmo. Sr. Obispo de Cuba Dr. Juan de Castillo le declara “…que en el pueblo de Guanabacoa reside un clérigo, que vino en la armada de la Florida, pero el cual no tiene licencia de su Majestad.”

Aprovacion de la parroquia

Cuatro años después parece que aún continuaba en el pueblo el citado clérigo, pues el Oidor de la Audiencia de Santo Domingo, Dr. Alonso Cáceres, en el juicio de residencia fechado el 20 de febrero de 1574 hecho contra D. Pedro Menéndez Márquez, sobrino del adelantado de la Florida Pedro Menéndez de Avilés, en el cargo número trece acusa al Teniente Gobernador “… de haber permitido echar derrama (colecta de dinero) en el pueblo de indígenas de Guanabacoa para la paga del clérigo que les dice misa. Lo remito a su Majestad y a los señores de su Real Consejo de Indias.” El cabildo habanero en la sesión celebrada el 20 de enero de 1576 propone y se acuerda pedir un fraile franciscano para que vaya a Guanabacoa a instruir a los indios en la fe católica. No se sabe si llegó a realizarse esta proposición del Ayuntamiento de La Habana. El Convento de San Francisco se había establecido el año anterior en la Capital de la Isla. El Ilmo. Obispo de Cuba Sr. Castillo erige en abril de 1577 la parroquia de Guanabacoa como auxiliar de la Parroquia Mayor de San Cristóbal de La Habana. Obtenida la aprobación del rey de España Felipe II y siendo Sumo Pontífice de La Iglesia católica el Papa Gregorio XIII, se bendice y abre al culto el día 15 de agosto de 1578, festividad de la Asunción de la Santísima Virgen María a los Cielos, el primer templo parroquial de Guanabacoa, situado en la calle Amenidad entre la de los Indios, conocida como Cerería y actualmente por Estrada Palma, y la del Campo Santo, ahora Calixto García.

Elevacion a parroquia independiente

En 1607, el Ilmo. Sr. Obispo Fray Juan de las Cabezas Altamirano, elevó a parroquia independiente de la Parroquial Mayor de La Habana a la de Guanabacoa.

En la relación que el Ilmo. Sr. Obispo Fray Alonso Enríquez de Armendáriz envía el 20 de agosto de 1620 al 
 Rey Felipe III contestando a su carta del 18 de mayo del dicho año, en la que le pedía sobre el obispado de
Cuba, le dice: “…He visitado por mi persona todos los lugares de la Isla en estos ocho años que he estado 
en ella, tres veces…” y continua haciendo descripción de las parroquias comenzando por la de 
 Santiago de Cuba, siguiendo en orden, de oriente a occidente: “… la octava parroquia es la del pueblo de 
Guanabacoa, su cura Francisco de Viera, natural de La Habana, de más de cuarenta años y tiene su 
nombramiento conforme al Real Patronazgo: esta iglesias es de tejas (de las anteriores se había dicho que 
eran de guano). Tiene 170 vecinos (jefes de familia) la mayor parte descendientes de indios, hay algunos
mezclados, pero indios naturales serán hasta cincuenta…”

Aprobacion del proyecto para la construcción del templo parroquial

El Ayuntamiento de Guanabacoa en su sesión del 15 de enero de 1714 aprueba el proyecto para la construcción del actual templo parroquial en el mismo sitio que ocupaba la ermita de Ntra. Sra. De la candelaria por ser ya entonces el lugar más céntrico del pueblo. El edificio se terminó en 1721, bajo la dirección del Arq. Alejandro Hernández. En diciembre de 1750 se termina el altar mayor, el cual es un precioso ejemplo del estilo barroco. Está tallado en madera de cedro y dorado. El terrible Huracán del 10 de octubre de 1846 derriba la torre de la iglesia parroquial y causa otros daños. Se crea una junta parroquial para reparar los daños causado y en 1850 se reconstruye la torre edificando la parte que se había caído en forma octogonal y se le agrega a la fachada del frente en frontón neoclásico. En 1903 los padres franciscanos se hacen cargo de la Parroquia de Guanabacoa. Como queda dicho anteriormente, el edificio actual se construyó entre 1714 y 1721. Originalmente era de una sola nave con crucero y presbiterio, a la que posteriormente se le añadieron las dos naves laterales. Esta iglesia también fue construida totalmente en estilo mudéjar. El techo está hecho por secciones. El de la nave central desde la fachada al primer arco toral del crucero, está formado por un solo alfarje rectangular con tirantes pareados adornados con lacerías. En el crucero de forma cuadrada se destacan los cuatro cuadrales de sus ángulos que son pareados y ornamentados con lacerías, caso muy poco visto, y en el arrocabe una gran profusión de canes, que no tienen ninguna función estructural sino de simples adornos, los que igualmente se multiplican en los brazos del crucero. Llama la atención que los intradós de los dos arcos formeros del crucero tienen modulación gótica, como igualmente son de estilo gótico las dos columnillas que se encuentran a cado lado de la guarnición de la puerta principal, las dos columnas ochavadas que sostienen el coro y los dos arquitos ojivales que están debajo del mismo coro. Si tenemos en cuenta que esta iglesia se construye siendo obispo de Cuba el Ilmo. Sr. Fray Jerónimo Valdés y que cuatro años después el mismo Obispo mandó a construir la bóveda de crucería gótica del presbiterio de la parroquia habanera del Espíritu Santo, nos preguntamos: ¿trabajó en ambas el Arq. Alejandro Hernández, de quien se dice que edificó el templo de La Parroquial de Guanabacoa? Porque son evidentes en ambas esos elementos góticos en un mismo momento, cuando el estilo gótico había sido suplantado por el Renacimiento y el Barroco desde el Siglo XVI, Aunque en América se prolongó por un poco más de tiempo, y tuvo que pasar casi un siglo y medio para que surgiera el neogótico, en el Siglo XIX. La torre, más alta que ahora, y de sección cuadrada en su totalidad, fue derribada por el Huracán de 1846. En 1850 fue reconstruida la parte dañada en forma octogonal y con menos altura. También su fachada fue modificada en esa fecha añadiéndosele el frontón neoclásico y le fue quitado el balcón con tejadillo, que existía sobre la puerta principal. Su retablo de cedro sobredorado hecho en 1750 es uno de los más hermosos de toda Cuba. En él se encuentra la imagen de Ntra. Sra. De la Asunción, La Tutelar, que fue tallada en 1788 y desde entonces expuesta a la veneración de sus devotos.

Fuentes

1 Museo de Guanabacoa