Saltar a: navegación, buscar

Paul Verlaine

Paul Marie Verlaine
Información sobre la plantilla
Netsurf17 - Paul Verlaine.png
NombrePaul Marie Verlaine
Nacimiento30 de marzo de 1844
Bandera de Francia Francia
Fallecimiento8 de enero de 1896
París, Bandera de Francia Francia
NacionalidadFrancés
Otros nombresPaul Verlaine
Paul Marie Verlaine. Comúnmente llamado Paul Verlaine. Poeta francés, considerado el maestro del decadentismo y principal precursor del simbolismo,el único poeta francés que merece el epíteto de «impresionista» y, junto con Victor Hugo, el mayor poeta lírico francés del siglo XIX.

Síntesis biográfica

Nacimiento

Verlaine nació el 30 de marzo de 1844, en Metz, hijo de un oficial del ejército. Estudió en el liceo Bonaparte de París.

Trayectoria

De familia perteneciente a la pequeña burguesía, su padre, era capitán de la armada. Hizo sus estudios en París, y llegó a trabajar en el ayuntamiento. Frecuentó los cafés y salones literarios parisinos, y en 1866 colaboró en el primer Parnaso contemporáneo publicando los Poemas saturnianos, influenciados por Baudelaire, aunque ya anunciaban el «esfuerzo hacia la Expresión, hacia la Sensación devuelta» (Carta a Mallarmé del 22 de noviembre de 1866), propósito que desarrollaría en sus mejores obras. En el año 1869, las Fiestas galantes, fantasías evocadoras del siglo XVIII de Watteau,confirmaban esta orientación. En 1870, se casó con Mathilde Mauté, a la que dedicó La Buena Canción.

Considerado el maestro del decadentismo y principal precursor del simbolismo, es, en realidad, el único poeta francés que merece el epíteto de «impresionista» y, junto con Víctor Hugo, el mayor poeta lírico francés del siglo XIX. En 1851 su familia se instaló en París, donde Verlaine trabajó como escribiente en el ayuntamiento (1864).

Publicaciones

En 1866 publicó su primer libro, Poemas saturnianos, que revela la influencia de Baudelaire, al que siguieron Fiestas galantes (1869), en el que describe un universo irreal a lo Watteau, y La buena canción (1870).

En 1881 publicó Cordura, poemario de inspiración religiosa, y en 1883, tras la muerte de Létinois, llevó en Coulommes una vida escandalosa. De este período data la publicación de Los poetas malditos (1884), en que dio a conocer a Rimbaud, Tristan Corbière y Stéphane Mallarmé, y Antaño y ahora (1884).

Obras

  • Poemas para violeta
  • Poemas saturnianos (1866)
  • los heraldos negros(1856)
  • perros hambrientos(1987)
  • Los amigos (1867)
  • Fiestas galantes (1869)
  • La Buena canción (1870)
  • Romanzas sin palabras (1874)
  • Sabiduría (1880)
  • Antaño y hogaño (1884)
  • Amor (1888)
  • Paralelamente (1889)
  • Dedicatorias (1890)
  • Mujeres (1890)
  • Hombres (1891)
  • Sensatez (1891)
  • Canción para ellas (1891)
  • Liturgias íntimas (1892)
  • Elegías (1893)
  • Odas en su honor (1893)
  • En los limbos (1894)
  • Epigramas (1894)
  • Ca (1896)
  • Invectivas (1896)
  • Biblio-sonetos (1913)
  • Obras olvidadas (19261929).

Prosa

  • Los poetas malditos (1884)
  • Louise Leclercq (1886)
  • Memorias de un viudo (1886)
  • Mis hospitales (1891)
  • Mis prisiones (1893)
  • Quince días en Holanda (1893)
  • Veintisiete biografías de poetas y literatos
  • Confesiones (1895)
  • Romanzas sin palabras
  • Carcelariamente.

Influencia

La influencia de Verlaine fue grande entre sus coetáneos y no hizo más que crecer tras su fallecimiento, tanto en Francia como en el resto del mundo. En castellano, el modernismo no puede entenderse sin la figura de Verlaine. La obra de algunos grandes poetas del ámbito hispánico, como Rubén Darío, Manuel Machado, Evelina Riffel o Pablo Neruda, son consecuencia directa o indirecta de la del poeta francés.

Muerte

En sus últimos años fue elegido «Príncipe de los Poetas» (en 1894) y se le otorga una pensión. Prematuramente envejecido, muere el 8 de enero de 1896 en París, a los 51 años.

Hecho curioso

Al día siguiente de su entierro, varios paseantes cuentan un hecho curioso: la estatua de la Poesía, ubicada en la plaza de la Ópera, perdió un brazo, que se rompió junto con la lira que sujetaba, en el momento en que el coche fúnebre de Verlaine pasaba por allí.

Fuente