Saltar a: navegación, buscar

Pedro Batista Fonseca

Pedro Batista Fonseca
Información sobre la plantilla
Pedro Batista Fonseca.JPG
Mártir revolucionario cubano
Nacimiento4 de diciembre de 1938
Bayamo, Granma, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento21 de octubre de 1957
Bayamo, Granma, Bandera de Cuba Cuba
Causa de la muerteAsesinato
Nacionalidadcubana
Otros nombresPerungo
Conocido porPerungo
Pedro Batista Fonseca. Víctima de los Sucesos del 21 de octubre, día en que se cometió uno de los tantos horrendos crímenes de la dictadura que imperaba, que marcó muy hondo en la historia del pueblo bayamés.

Síntesis Biográfica

Inicios

Nació el día 4 de diciembre de 1938 en la ciudad de Bayamo, Granma, Cuba. Pasó los primeros años de infancia en la vivienda marcada con el número 35, situada en la calle Capote de su ciudad natal.

Ya con edad escolar, matricula y estudia en la escuela José Antonio Saco, donde se mantuvo hasta cursar el quinto grado. Lamentablemente no pudo continuar estudios pues su familia no se encontraba en buena situación económica y tuvo que incorporarse el trabajo. Inicialmente empezó a ayudar a su padre en una dulcería de su propiedad.

Labor desempeñada

Al transcurrir algunos años, inicia una nueva vida laboral y política, naciendo en él la fuerza de los sentimientos patrios y el odio a la tiranía, guiados por las ideas martianas y el ejemplo de Fidel, uniéndose Perungo, como le decían sus compañeros, a la lucha revolucionaria.

Formó parte de una célula del Movimiento 26 de julio, la cual era dirigida por el coronel Víctor León. A partir de ese momento comienza a realizar sus actividades de acción y sabotaje en la clandestinidad. Participó en la captación de elementos revolucionarios con vista a engrosar las filas rebeldes junto a otros compañeros, en la panadería la caridad guardaba balas.

Se dedicaba a la preparación y confección de los molotov, los cuales estaban constituidos por una botella con combustible y una mecha. Puso varias bombas en distintos lugares importantes de la ciudad, como el servicentro de la carretera central, el correo, entre otros.

Acerca de su muerte

El 21 de octubre de 1957 se presentaron los esbirros de la dictadura a buscarlo en su casa y lo levaron hacia el cuartel, allí los perros de presa de la tiranía lo torturaron y asesinaron y al día siguiente apareció el cadáver del combatiente revolucionario en la carretera central rumbo a Santiago de Cuba, a pocos Km. de la ciudad de Bayamo en el lugar conocido como la entrada de El Horno de Guisa. De esta forma terminaba la vida de un revolucionario que se caracterizó por su espíritu alegre, su sencillez, su solidaridad y su alto vigor revolucionario.

Testimonios de familiares y amigos

A mi hermano Pedro Batista lo tuvieron preso en el cuartel el anterior mes de septiembre, y por gestiones de varias personas lo dejaron libre. Él quería irse para la Sierra Maestra y unirse a la columna del Comandante Che Guevara, pero primero esperaba conseguir un arma, así como la autorización del Movimiento 26 de Julio.

Cuando los disparos del día 20 en la noche, él se encontraba en la casa. De pronto llegó una patrulla de guardia acompañada de los malignos hermanos Ríos atropellando a todo el mundo y cargaron con Perungo, que era como cariñosamente le llamábamos. Su papá Pedro Batista, después de muchas discusiones se montó en el yeep militar pero al llegar al cuartel lo obligaron a bajarse y no le permitieron entrar al recinto castrense.

Entonces el viejo fue a ver al alcalde Blas Elías que se decía había salvado de las garras de los asesinos a mucha gente. El alcalde le contó que acababa de llegar del cuartel y que el capitán Morejón le afirmó que no tenía a nadie allí preso. Los hermanos Ríos, pasaban por la casa voceando que había que acabar con los mau mau, cayera el que cayera, incluyendo a las mujeres.

En horas avanzadas del día 21 encontraron el cadáver de mi hermano tirado en el callejón de Payares, en la carretera de Santiago de Cuba. Antes de matarlo lo habían torturado brutalmente. Nos obligaron a llevarlo directamente para el cementerio.

  • Testimonio de Roberto Arnaldo Paneque

Perungo Batista junto a otros compañeros, entre ellos Mundo Pacheco, Armando Castro, Víctor León y Elio Guerra, juraron la lucha sostenida contra la tiranía de batista hasta dinamitarla. Junto a Lara tomó parte en varias acciones y mantenía contacto con Vicente Quesada.

Durante la huelga de agosto por el asesinato de Frank País participó en el cierre de comercios. En la panadería La Caridad fabricaba cócteles molotov, así como regaba alcayatas y tiraba cadenas al tendido eléctrico. El soldado Roberto Ríos, Campeón, una vez le dijo que se anduviera tranquilo porque lo estaba velando. Los sicarios realizaron varios registros en su casa sin encontrar nada comprometedor.

Fuentes

  • Archivo Histórico de la ciudad de Bayamo
  • Software Educativo Sucesos del 21 de octubre en Bayamo. Joven Club de Computación Bayamo. 2009